FUNDACION JOAQUIN DIAZ

Años de publicación:

2014  2013  2012  2011  2010

2009 - 2000

1999 - 1990

1989 - 1980

Ir al buscador >


Revista de Folklore

CANCIONEROS EXTREMEÑOS

GUTIERREZ MACIAS, Valeriano

Revista número: 154     Año: 1993     Páginas en la revista: 144    


Esta visualización es solo del texto del artículo.
Puede descargarse el artículo completo en formato PDF desde la
Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes >

Si la Revista de Folklore 154 todavía no está disponible en la base de datos de la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes,
puede descargarlo desde el propio
servidor de la Fundación Joaquín Díaz >


El rico folklore extremeño, objeto de entusiasmo y admiración por cuantos lo conocen, no podía permanecer disperso en las gentes y publicaciones ocasionales. Se cultiva, amorosamente, y lo guardan como verdadero tesoro las localidades, para ciertas ocasiones y acontecimientos, dándolo a conocer en retablos preciosos.

Siempre ha habido -aunque no muchas- personas selectas que se han encargado de recoger melodías populares y agavillarlas para darles unidad y evitar su pérdida en el olvido. Han sido, y son, espíritus beneméritos, consagrados al mejor y constante servicio de Extremadura y su cultura, cuyos nombres hay que registrar con áureos caracteres, ya que bien lo requieren.

Los cancioneros extremeños, cabe citarlos en sus autores, comprendidos desde el investigador y académico Rafael García-Plata de Osma (1870-1918), con sus "Cantares populares extremeños", hasta Pedro Lahora Escala. Figura una lista que se dio a conocer a un Congreso de Escritores Extremeños, celebrado en la antigua Norba Caesarina en 1980.

Otros han aparecido con posterioridad. Hay que mencionar el "Cancionero popular de Extremadura", contribución al folklore musical de la región, colección, estudio y notas del prestigioso Bonifacio Gil García (1898-1964), comandante músico, académico correspondiente de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, publicado por la Diputación Provincial de Badajoz en varias ediciones.

Demos paso a la "Lírica popular de la Alta Extremadura", entre otros ensayos, del insigne folklorista y musicólogo placentino Manuel García Matos (1912-1974); siendo de destacar el volumen segundo del "Cancionero popular de la provincia de Cáceres", edición original y crítica de Josep Crivillé i Bargalló.

Otro empeño, éste de la Diputación Provincial de Cáceres, es el que concierne al "Cancionero de Cáceres y su provincia", de la fina folklorista Angela Capdevielle (1890-1972), con preludio de Miguel Muñoz de San Pedro, conde de Canilleros y de San Miguel (1899-1972), tan ameno como documentado, según era su estilo; trabajos "Ofrenda" del que fue ágil periodista y diputado provincial de Cáceres Narciso Puig Mejías; "A modo de prólogo", "Angelita y el folklore extremeño", por Rafael García-Plata y Parra, comandante de infantería y escritor, y versos del alto poeta José Antonio Ochaita.

"Nuevo cancionero popular extremeño", del activo e incansable Emilio González Barroso, con prólogo del pianista, concertista, profesor y académico de la Real de Extremadura de las Letras y las Artes, Esteban Sánchez.

"Cancionero arroyano", de las entusiastas Paquita García y Purita Pacheco, con prólogo del poeta y educador de Arroyo de la Luz, Juan Ramos Aparicio.

"Cancionero de La Garganta", del fervoroso cultivador del folklore Pedro Majada Neila, afincado en Salamanca, la "ciudad del saber", con la Universidad Mayor de las Españas.

Y el "Cancionero de Madrigal de la Vera", uno de los pueblos más bonitos de la Alta Extremadura, que es puerta de entrada en ella, del que es autor el periodista y folklorista Pedro Lahora Escala, antes citado.

A todo cuanto llevamos expuesto hay que agregar los cancioneros locales, obra digna de todos los elogios, de los grupos folklóricos -más de cincuenta- que, afortunadamente, existen en no pocas poblaciones de la Alta y Baja Extremadura, dado el fervor que, desde hace tiempo, se siente por los estudios populares y tradicionales y que, constantemente, son exhibidos en diversos actos por quienes pueden considerarse elocuentes voceros extremeños.

No es posible, en un trabajo de esta naturaleza, en esta síntesis, omitir a quien fue historiador, musicólogo y académico C. de la Real de la Historia, Domingo Sánchez Loro (Zorita, 1916 -Salamanca, 1985), de grata memoria, tan interesado por estas cuestiones, a quien debemos "El cantar del limón. Jota de Zorita" (Cáceres, 1953) y "Canciones extremeñas", armonizadas para coros y rondallas, tan interesado siempre por estas cuestiones, quien animaba los congresos de Estudios Extremeños con sus interpretaciones musicales.