Si desea contactar con la Revista de Foklore puede hacerlo desde la sección de contacto de la Fundación Joaquín Díaz >

Búsqueda por: autor, título, año o número de revista *
* Es válido cualquier término del nombre/apellido del autor, del título del artículo y del número de revista o año.

EL ULTIMO HABITANTE DE MORADILLO DEL CASTILLO (Burgos)

ORTEGA LOPEZ, Manuel

Publicado en el año 1991 en la Revista de Folklore número 131.

Esta visualización es solo del texto del artículo.
Puede descargarse el artículo completo en formato PDF desde la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes.

Revista de Folklore número 131 en formato PDF >

Los últimos números de la revista están disponibles en el servidor de la Fundación Joaquín Díaz >


Siguiendo la nacional Burgos-Santander, tras pasar el Páramo de Masa, en el pueblo de Tubilla del Agua, se encuentra el ramal que conduce a Santa Coloma del Rudrón; son doce Kms. de carretera, a la vera del río Rudrón, por un valle que contrasta con la paramera. El siguiente pueblo, Moradillo, está a unos dos Kms. de Santa Coloma, en la altura más elevada del valle.

El nombre de Moradillo parece que indica el diminutivo de muro, siendo fortaleza natural la peña que recibe el nombre de Peña del Castillo.

Fue cabeza de alfoz pero, sin embargo, no se han encontrado restos de edificación, aunque sí circulan leyendas -como en muchos pueblos de España- de misteriosas entradas a la Peña del Castillo donde los niños de antes encontraban monedas, instrumentos, etc...; mi hermano y yo de adolescentes, pico en mano, buscamos, en vano, confirmar la tradición oral.

En la Carta de arras del Cid (1704) se habla de Moradillo como uno de los lugares que donó el Campeador a su mujer; Menéndez Pidal dudó entre Moradillo de Sedano y del Castillo aunque parece que se inclinaba por el nuestro.

Son muchos y profundos los recuerdos de la niñez que conservo de la aldea, los largos veranos vacacionales que pasábamos en convivencia con el campesino de estas tierras.

Hemos visto desintegrarse la pequeña comunidad (La Junta Vecinal fue disuelta por decreto ministerial el 12 de diciembre de 1975). Hoy es lugar de veraneo, de "puentes" y de fines de semana.

Zacarías, Carías, como le llamábamos, fue el último habitante del pueblo. Era labrador y también tuvo cabras. Yo le recuerdo cantando, porque se le requería para tal menester por la comunidad; incluso él contaba que de más joven llegó a marcharse andando a Burgos a participar en un concurso de cante.

Cuando le preguntábamos por sus canciones, no distinguía entre las oídas y aprendidas, y las que él componía.

Recuerdo haberle escuchado Marzas, romances de ciego, otras que decía que eran suyas, y que la gente del pueblo conocía de habérselas oído cantar muchas veces.

La pésima grabación que ha llegado hasta hoy es un auténtico milagro; se grabó un poco por azar y está mezclada con grabaciones de muchas veladas posteriores en casa de mi tía.

A Carías también le gustaba tocar las campanas y conocía diferentes maneras.

Desde luego, sus costumbres, lenguaje y forma de vida eran muy peculiares en un mundo que empezaba a cambiar rápidamente. Murió en Marzo de 1978.

CUENTECILLO FOLKLORICO

Un labrador escondió su dinero dentro de un nogal, y una de las veces que fue a verlo, lo echó en falta; ingeniosamente empezó a cantar por el pueblo:

"Cuatro mil reales tengo
al pie de un nogal
y otros cuatro mil
que voy a llevar."

El avaricioso ladrón volvió a dejar lo robado pensando cogerlo todo, y el labrador recuperó su dinero.

COMPOSICION PROPIA

"Y esto de los forestales
se aprovechan del terreno,
como no tienen vergüenza
todo el terreno y es de ellos.
Y en el pueblo Moradillo
dicen que sobra terreno;
cuando vayan los bueyes
al corral de "Cuevalobos"
y allí echaréis en falta
y echaréis falta al terreno;
cuando suba la llamada
hay que estar como un guarda,
cuando suba la llamada
se terminen las parladas.
Que produzca más un palo
que la ganadería
se morirán abuelos
nietos y "to" la familia
y no valdrá nunca nada
ni "pa" ponerse a la sombra.

(Grabación)

Si volvían los antiguos,
y el escenario que han hecho,
si volvían los antiguos
les metían en presidio;
nos llevaron el oro,
y también la plata
y ahora nos llevan el terreno,
luego nos dejarán sin nada.
Y luego nos ha de pasar
como los andaluces,
y a dormir en los "vanos"
y encima de un tablero.
Ya la feria Rubarreros
ya no se puede pasar,
porque han plantado los pinos,
y en mitad del camino;
y en La Lastra de Sargentes
no ha agarrado un pino,
porque no hay tierra en los hoyos
porque no hay más que "morillo"
y la tierra la ha llevado,
y se la ha llevado el viento"
"Y es, cierto"

SEGUIDILLAS

"Y a José Peña Serna,
rico hacendado,
Sargentes de La Lora,
timo le han dado,
y una linda señora
desde la acera,
a Pepe le saluda
con triste ojera;
del bolsillo de la dama
casi entreabierto,
sacaba la señora
y uno de "a ciento"
y Pepe al verle las puntas
al "señorito",
advierte a la señora
que tenga ojito;
en este mundo dice
la gente mala,
la persona honrada
pronto la cala, ¡Y es cierto";
y entonces la amiguita
con triste acento,
al frágil campesino
le cuenta un cuento,
hija "d'un inginiero"
con hidalguía
sin pagar los obreros
que "sustenía",
"l'aconsejola" un cura
en la confesión
para salvar su vida
restitución,
habla luego de sumas,
todas de oro,
"pardillo" quiere hallarse
con un tesoro,
diez mil duros le ofrece
sin garantía,
cinco mil pesetas
Pepe ponía;
y el "encantao" aldeano
con ansia ciega,
alquila pronto un auto
y al pueblo lo "allega";
tomó luego la plaza
de la damita,
de caudales le entrega
y una cajita,
con los diez mil durejos
más los mil suyos
despídese "Juan Lanas"
"hiciendo" arrullos,
contento con la música
los violines;
la tienda "La Lancia"
compró un "longines",
dentro un señor "mu" grave
y un "pulicía"
mirando los relojes
"s'entretenía",
y en seguida dio cuenta
del "desaguiso",
cansado el aldeano
verle no quiso;
fue a pagar el "reló"
pero a traición
la caja contenía
sólo algodón,
llora el "probecillo"
con amargura,
que se comió un bollo
sin levadura,
y tú lector amado
en este robo
a ella la llaman lista,
y al otro bobo". "Se terminó".

LAS MOCITAS DE HOY

"Las mocitas de hoy en día
se las puede criticar,
porque se llenan de polvos
de pintura y algo más;
cuando va a la romería,
y esto es un disparate,
que no van como mujeres
que van como escaparates;
y en los dedos las sortijas,
y en el pescuezo collares,
y en el pecho "anfileres"
con piedras muy relumbrantes;
también llevan "güen" escote
con calados y puntillas,
si no lo traen más abajo
por librarse del que digan;
y las madres alcahuetas
de que sus hijas presuman,
les dicen a sus maridos,
y el dinero va que ahuma '¡Y es cierto!
Y el dinero va que ahuma:
"tenemos que comprar trigo,
pero más falta le hace
a la muchacha un abrigo";
Y aquí para casarse
más sirve la vanidad;
lo primero es el abrigo
para poder engañar".
(Fragmento)

CRIMEN DE SASAMON

"Que baje Teodora Herrera
y la suegra le contesta
"de ninguna las maneras".

"Los dos años primeros
que vinieron de casados,
no se notó nada en ellos
que vivían como santos."

"...Siete puñaladas le dio
y en el vientre con soberbia
pero al ver que se movía
la segunda con más fuerza"
(Fragmentos)

NANA
"Y en tu casa llora un niño
y tú casada no eres,
y el niño llamaba padre
y tú marido no tienes;

Y en tu casa ha entrado un perro,
anda niña, échale fuera,
y en mi vida he visto yo
perro con sotana negra."
(Fragmento)

COPLAS

-"La sortija de mi dedo
me la regaló un sargento,
por eso la llamo yo
sortija de regimiento.

(Estribillo )

-Por aquellas lejanas tierras
por aquellas bonitas flores
por aquellas lejanas tierras
se pasean mis amores.

-Tengo ganas de que llegue
nuestra señora (de) San Roque,
para estrenar un vestido
que me le hicieron anoche.

-Le cortaron sin tijeras
le cosieron "en sin hilo",
y entre cuatro "picoteras"
lo cosieron bien cumplido.

(Estribillo )

-Por aquellas lejanas tierras
por aquellas bonitas flores
por aquellas lejanas tierras
se pasean mis amores.

-Aunque tu padre me dé
el "borro" y la "tinada",
no me he de casar contigo
morros de sartén quemada.

-Aunque tu padre me dé
la mula y el macho rojo,
no me he de casar contigo
porque eres tuerta de un ojo.

-Y eres como el gallo inglés,
a todos les haces cara,
pero a mí no me lo has de hacer
morros de sartén quemada.