Si desea contactar con la Revista de Foklore puede hacerlo desde la sección de contacto de la Fundación Joaquín Díaz >

Búsqueda por: autor, título, año o número de revista *
* Es válido cualquier término del nombre/apellido del autor, del título del artículo y del número de revista o año.

FORMULAS DE JURAMENTO EN EL QUIJOTE

PANIZO RODRIGUEZ, Juliana

Publicado en el año 1992 en la Revista de Folklore número 141.

Esta visualización es solo del texto del artículo.
Puede descargarse el artículo completo en formato PDF desde la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes.

Revista de Folklore número 141 en formato PDF >

Los últimos números de la revista están disponibles en el servidor de la Fundación Joaquín Díaz >


br>

DEFINICION DE JURAMENTO

Para la Real Academia Española juramento es "la afirmación o negación de una cosa, poniendo por testigo a Dios, o en sí mismo o en sus criaturas. Voto o reniego.

Voto: Juramento o execración en demostración de ira.

Reniego: Blasfemia contra Dios, la Virgen o los Santos; fig. y fam. Maldición o dicho injurioso contra otro" (1).

De un modo similar define María Moliner (2) el
juramento: "Frase con que se jura algo. Blasfemia o maldición; expresión proferida con ira contra las cosas sagradas o expresando un deseo insensato o brutal".

Define jurar como verbo utilizado para asegurar o prometer algo solemnemente y que implica poner a Dios por testigo o garante de lo que se dice o promete.

ORIGEN DEL JURAMENTO

El origen del juramento según Pellisé (3) es el siguiente: El juramento no lo introdujo Dios, sino el hombre, unas veces exigiéndolo y otras presentándolo espontáneamente para garantía de veracidad o fidelidad. La ley mosaica vino posteriormente diciendo: "Temerás al Señor tu Dios, y a él sólo servirás; y cuando hayas de jurar lo has de hacer por su nombre" (4).

En los pueblos antiguos, el juramento es una aseveración por la que se desea uno a sí mismo un mal o desgracia, en caso de no decir la verdad o de no cumplir lo que promete (5).

En la Biblia se presta juramento antes de un juicio, en la celebración de un tratado o alianza, por ejemplo en la alianza entre Abraham y Abimelec: "Por tanto jura por Dios que no has de engañar ni a mí, ni a mis sucesores, ni a mi linaje, sino que me tratarás a mí y a este país en que has habitado como extranjero con la misma bondad con que yo te he tratado a ti. Respondió Abraham: Te lo juro".

Se presta también juramento en la conversación ordinaria y en las promesas (7): "Para tomarte juramento por el Señor, Dios del cielo y de la tierra, que no casarás a mi hijo con mujer de las hijas de los cananeos, entre las cuales habito".

El juramento se hace ante los hombres, pues intenta confirmar entre ellos la verdad de lo que se afirma o dar mayor fuerza de garantía de cumplimiento a una promesa.

CLASES DE JURAMENTO

Pellizé (8) por razón de la materia divide el juramento en asertorio y promisorio. Juramento asertorio es aquel con que se afirma o niega la verdad de alguna cosa pasada o presente; y el promisorio, el que se hace para asegurar cosas futuras.

Por razón de lo invocado es inmediato si se invoca a Dios, o mediato si se invoca a una criatura en cuanto que es reflejo de Dios, por ejemplo, por el cielo, por los evangelios, por los santos.

Por razón de lo invocado nosotros dividiremos los juramentos en: religiosos si ponen por testigo a Dios, a la Virgen, a los santos o a objetos relacionados con la religión y no religiosos.

Por razón de la forma es invocatorio o imprecatorio según que aduce a Dios como testigo o como vengador de la materia o del incumplimiento.

Por razón del modo en que se hace, el juramento es solemne o simple, según vaya o no acompañado de solemnidad exterior, mediante fórmulas y ceremonias.

FORMULAS DE JURAMENTO

La fórmula usual de juramento según García de Diego (9) lleva la preposición por: "por los clavos de Cristo". En la lengua primitiva se usaba par: "par San Esidre", Cid, 3140. En la lengua posterior se halla para y por: "para el padre verdadero" Hita, 963.

Juramentos religiosos

Las fórmulas de juramento que integran este apartado son: Juro a Dios, por el Omnipotente Dios juro, por el Dios que me crió, por la pasión de Dios, en Dios y en mi ánima, en Dios y en mi conciencia, por Dios, por un sólo Dios, pardiez, vive Dios, vive el Señor, vive el Dador, voto a Dios, hago juramento al creador de todas las cosas y a los santos cuatro evangelios donde más largamente están escritos, por el santo más bendito, sean testigos los cielos, prometo y juro como católica cristiana, juro, juro como católico cristiano y por el hábito de San Pedro que visto.

Juro a dios

¿Yo no caballero? Juro a Dios tan mientes como cristiano. (1ª pt., p. 206).

Por el Omnipotente Dios juro

"Por el Omnipotente Dios juro -dijo a esta sazón don Quijote- que la vuestra grandeza ha dado en el punto" (1ª pt., p. 22).

Por la pasión de Dios

"No lo haré otra vez, señor mío; por la pasión de Dios que no lo haré otra vez, y yo prometo de tener de aquí adelante más cuidado con el hato" (1ª.pt.,p.114).

En Dios y en mi ánima

"Por no pagalle la soldada que le debo, y en Dios y en mi ánima que miente". En esta fórmula de juramento se omite el verbo, quiere decir "juro por Dios y por la salvación de mi alma" (1ª pt., p. 116, 2ª pt., pp. 43,144).

En Dios y en mi conciencia

"En Dios y en mi conciencia respondió el diablo- que no miraba en ello" (2ª pt., pp. 315, 195).

Por Dios

"Sosiéguese vuestra merced; que por Dios que me burlo" (2ª pt., pp. 152,81,190,317,258,259, 299).

Por un solo Dios

"Vaya vuestra merced -dijo Sancho- y vuelva presto, -por un solo Dios; que ya no lo puedo llevar al estar aquí sepultado en vida y me estoy muriendo de miedo" (2ª pt., p. 16).

Par Dios

"Par Dios -dijo Sancho que vuesa merced debe de ser menguado" (2ª pt., pp. 75, 94, 150, 214, 214, 226, 271, 290, 318).

Pardiez

"Pardiez, yo no me pienso moler por quitar las barbas a nadie" (2ª. pt., pp. 61, 142, 165, 225, 292).

Por mí y para delante de Dios

"Por mí -dijo el barbero- doy la palabra, para aquí y para delante de Dios, de no decir lo que vuesa merced dijere a rey ni a Roque, ni a hombre terrenal, juramento que aprendí del romance del cura que en él avisó al rey del ladrón que le había robado las cien doblas y la su mula la andariega" (2ª. pt., p. 30).

¡Vive Dios!

"¡Vive Dios, que es gran milagro éste! ¡Las barbas le he derribado y arrancado del rostro, como si las quitara aposta!" (1ª. pt., pp. 99,259,292).

¡Vive el Señor!

"También vos, Sancho, sois de la cofradía de vuestro amo? ¡Vive el Señor!, que voy viendo que le habéis de tener compañía en la jaula y que habéis de quedar tan encantado como él, por lo que os toca de su humor y de su caballería!" (1ª pt., p. 226; 2ª pt., p. 273).

Vive el Dador

"¡Vive el Dador, que es moza de chapa, hecha y derecha y de pelo en pecho!" (2ª pt., p. 206).

El término Dador se atribuye siempre a Dios según Covarrubias.

Voto a Rus

¡Voto a Rus! es uno de tantos juramentos eufemísticos como andaban en boca de gentes, para no profanar el nombre de Dios mentándolo, y aún para no caer en pena.

¡Voto a Rus! -dijo Sancho- no dé yo un ardite porque me digan lo que por mí ha pasado. (2ª pt., p.144).

Hago juramento al creador y a los evangelios

Hago juramento al Creador de todas las cosas y a los Santos cuatro Evangelios, donde más largamente están escritos, de hacer la vida que hizo el grande Marqués de Mantua cuando juró de vengar la muerte de su sobrino Valdovinos, que fue de no comer pan á manteles ni con su mujer folgar, y otras cosas que, aunque de ellas no me acuerdo, las doy aquí por expresadas, hasta tomar entera venganza del que tal desaguisado me fizo" (1ª pt., p. 237-7).

Juro por el santo más bendito

"Desde aquí juro por el santo más bendito de no salir desta sierra sino para Capuchino" (1ª pt., p.259).

Sean testigos desta verdad los cielos

"Si ni reparas más en eso, bellísima Dorotea -dijo el desleal caballero-, ves aquí te doy la mano de serlo tuyo-, y sean testigos desta verdad los cielos, a quien ninguna cosa se esconde, a esta imagen de Nuestra Señora que aquí tienes" (1ª pt., p.62).

Prometo y juro como católica cristiana

Carta de Teresa a Sancho

"Tu carta recibí, Sancho mío de mi alma, y yo te prometo y juro como católica cristiana que no faltaron dos dedos para volverme loca de contento" (2ª pt., p. 302)

"Entra Cide Hamete, coronista desta grande historia, con estas palabras en este capítulo: "Juro como católico cristiano..."

Por el hábito de San Pedro

"Deme vuestra grandeza las manos señor Don Quijote de la Mancha, que por el hábito de San Pedro que visto, aunque no tengo otras órdenes que las cuatro primeras que es vuesa merced uno de los más famosos caballeros andantes que ha habido, ni aún habrá, en toda la redondez de la tierra" (2ª pt., p. 67).

Juramentos no religiosos

Pertenecen a este apartado las siguientes fórmulas: ¡Voto a!, juro a mi, juro por todas las Órdenes de caballería que hay en el mundo, juro por la orden de caballería que profeso, juro, juro por la orden de caballería, juro a fe de caballero andante, por la ley de caballería, juro por la fe de caballero y de cristiano, por la fe de hombre de bien, por el siglo de todos mis pasados los Panzas, por vida de mi padre, pesiá a, cuerpo de, y para mis barbas.

¡Voto!

"Ya os he dicho, hermano, que no me mentéis ni por pienso más eso de los batanes -dijo Don Quijote-; que voto..., y no digo más" (2ª pt., p. 164; 1ª pt., p. 310).

Voto á tal

"Voto á tal-respondieron-, y por el nacimiento de quien vuesa merced quisiere juro, señor Don Quijote de la Mancha, que yo soy su escudero Sancho Panza, y que nunca me he muerto en todos los días de mi vida" (2ª pt., p. 15).

"Voto á tal que no nos movemos ni andamos al paso de una hormiga" (2ª pt., pp. 213, 214, 202, 226,256,277,280).

Voto á Jupiter

"¿Vos bueno? -dijo el loco-. Agora bien, ello dirá; -andad con Dios; pero yo os voto á Júpiter cuya majestad yo represento en la tierra, que por sólo este pecado que hoy comete Sevilla en sacaros de esta casa y en teneros por cuerdo, tengo de hacer un mal castigo en ella, que quede memoria del por todos los siglos de los siglos: amén" (2ª pt., p. 37).


¡Voto al sol!

"Quíteseme luego de delante; si no voto al sol, que tome un garrotazo, y que á garrotazos, comenzando por él no me ha de quedar médico en toda la península" (2ª. pt., p. 190).

Juro por la orden de caballería

"No niego, hermano Andrés -respondió el labrador-; y hacedme placer de veniros conmigo; que yo juro por todas las órdenes de caballería que hay en el mundo de pagaros, como tengo dicho, un real sobre todo" (1ª. pt., p. 119)

Don Quijote jura:

"Miren vuestras mercedes con qué cara, podía decir este escudero- que esta es bacía, y no el yelmo que yo he dicho; y juro por la orden de caballería que profeso que este yelmo fue el mismo que yo le quité, sin haber añadido en él ni quitado cosa alguna" (1ª. pt., p. 166).

Juro a fe de caballero andante

"Mas yo te juro, Sancho Panza, a fe de caballero andante, que antes que pasen dos días, si la fortuna no ordena otra cosa, la tengo de tener en mi poder" (1ª. pt., p. 13).

Por la orden de caballería y por la profesión de caballero andante

"Y juro -añadió don Quijote- por la orden de caballería que recibí, que aunque indigno y pecador, y por la profesión de caballero andante, que si en esto, señor, me complacéis, he de serviros con las veras á que me obliga al ser quien sois, ora remediando vuestra desgracia, si tiene otro remedio, ora ayudándoos a llorarla, como os he prometido" (2ª pt., p. 261).

Por la ley de caballería

"Amohinóse mucho desto el ventero y amenazole que si no le pagaba, que lo cobraría de modo que le pesase. A lo cual Sancho respondió que, por la ley de caballería, que su amo había recibido no pagaría un solo cornado, aunque le costase la vida;" (2ª pt., p. 63).

Juro por la fe de caballero y de cristiano

"Que yo os juro por la fe de caballero y de cristiano de no desampararos hasta veros en poder de don Fernando" (1ª pt., p. 82)

Por la fe de hombre de bien y por el siglo de todos mis pasados los Panzas

"Dice, pues, la historia que así como Sancho vio desmayada a la Dolorida, dijo -Por la fe de hombre de bien juro y por el siglo de todos mis pasados Panzas, que jamás he oido ni visto, ni mi amo me ha contado, ni en su pensamiento ha cabido semejante aventura como ésta" (2ª pt., p. 54).

Por la fe de hombre de bien

¡Ea!, digo, ministros, cumplid mi mandamiento; si no por la fe de hombre de bien que habéis de ver para lo que nacistes" (2ª pt., p. 293).

Juro

"Mira, Sancho, que por el mismo que denantes juraste te juro -dijo don Quijote- que tienes el más corto entendimiento que tiene ni tuvo escudero en el mundo" (2ª. pt., p. 293).

"Mira si tenemos ya reino que mandar y reina con quien casar".

"Eso juro yo, dijo Sancho" (1ª pt., pp. 116,325, 117; 2ª pt., pp. 101, 137).

Por vida de mi padre

"Por vida de mi padre -dijo Sancho oyendo la carta-, que es la más alta cosa que jamás he oido. ¡Pesia ami! (2ª pt., p. 314).

¡Pesia tal!

¡Ah, pesia tal-replicó Sancho-" (2ª pt., p. 238).

¿Qué tengo de dormir pesia a mí -respondió
Sancho" (2ª pt., p. 50).

¡Cuerpo de!

"Ahí está el toque, ¡cuerpo de mi padre! replicó
Sancho" (2ª pt., p. 62).

"¿Hanse de llevar ellos la fama de las que acaban, y hemos de llevar nosotros el trabajo? ¡Cuerpo de mí! (2ª pt., p. 61).

"¡Cuerpo del mundo, Señor Bachiller! si hay de cometer, y tiempos de retirar, y no ha de ser todo!" (2ª pt., p. 91).

"¡Oh, cuerpo de mí! -dijo Sancho- que va vuesa merced muy errado en esa cuenta" (2ª pt., pp. 200, 22, 81, 155).

Para mis barbas

"¡Para mis barbas! -dijo Sancho-, si no hace muy bien Pentapolín, que lo tengo de ayudar en cuanto pudiere" (2ª pt., p. 79).

Y ¡Para mis barbas, sigue no es bueno el rucio!" (2ª pt., p. 172).

Se jura por lo que se adora o se estima: Por Dios, por la vida, por la salud, por las personas amadas, etc., y por las barbas propias que eran cosa de mucho aprecio.

Son también abundantes las alusiones a juramentos sin la fórmula explícita.

"No hará tal -replicó don Quijote-; hasta que yo se lo mande para que me tenga respeto, y con que él me lo jure por la ley de caballería que ha recibido le dejaré ir libre, y aseguraré la paga" (1ª pt., pp. 118, 123).

"Porque osaré jurar á vuestra excelencia que en mi vida he subido sobre bestia más reposada ni de mayor paso que clavileño" (2ª pt. , pp. 132, 158, 139, 148, 167, 170, 183, 187, 209, 224, 275, 305).

El Quijote es una de las obras fundamentales de nuestra Literatura, caracterizada por su gran riqueza expresiva puesta de manifiesto en las ciento seis fórmulas de juramento documentadas en él.

Entre los juramentos religiosos destacan los que ponen por testigo a Dios y entre los no religiosos los que aluden a la orden de caballería.

Aparecen las fórmulas juro, por, omitiendo juro y en menor proporción par, para, vive, voto, cuerpo de, pesia.

____________
NOTAS

(1) REAL ACADEMIA ESPAÑOLA: Diccionario de la Lengua Española, Madrid, Espasa-Calpe, 1984, 20 ed., vol. 1º, p. 804

(2) MOLINER, M.: Diccionario del uso del español, Madrid, Gredos, 1967, p. 201.

(3) PELLISE PRATS, B.: Nueva enciclopedia jurídica, Barcelona, Francisco Seix, Tomo XIV, 1971, pp. 378-390.

(4) Deuteronomio, 6, 14 en Sagrada Biblia, ed. de Serafín de Ausejo, Barcelona, Herder, 1966, p.208.

(5) Números, 5,21, Job 31,5 y Salmo 95,11.

(6) Génesis 22, 23-24. También en Samuel 20, 12-17.

(7) Génesis 24-3; y en Jeremías 12, 16.

(8) op. cit. pp 379-380.

(9) GARCIA DE DIEGO, V.: Gramática histórica española,
Madrid, Gredos, 3ª ed.,1970, p. 384.

BIBLIOGRAFÍA

ALONSO, M.: Enciclopedia del idioma, Madrid, Aguilar, 1958.

BEINHAUER, W.: El español coloquial, Madrid, Gredos, 2ª ed., 1973.

REAL ACADEMIA DE LA HISTORIA: Las siete Partidas del Rey don Alfonso el Sabio, (cotejadas con varios códices antiguos, Madrid, Atlas, 1972).

REAL ACADEMIA ESPAÑOLA: Esbozo de una nueva gramática de la lengua española, Madrid, Espasa-Calpe, 1979.

CERVANTES, Miguel de: Don Quijote de la Mancha, 7 vols., edición y notas de Francisco Rodríguez Marín, Madrid, Espasa-Calpe, 1911, 1912, 1964, 1962.