Si desea contactar con la Revista de Foklore puede hacerlo desde la sección de contacto de la Fundación Joaquín Díaz >

Búsqueda por: autor, título, año o número de revista *
* Es válido cualquier término del nombre/apellido del autor, del título del artículo y del número de revista o año.

Editorial

DIAZ GONZALEZ, Joaquín

Publicado en el año 1994 en la Revista de Folklore número 161.

Esta visualización es solo del texto del artículo.
Puede descargarse el artículo completo en formato PDF desde la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes.

Revista de Folklore número 161 en formato PDF >

Los últimos números de la revista están disponibles en el servidor de la Fundación Joaquín Díaz >


Si tuviéramos que realizar un retrato del español de nuestros días tendríamos que pintarlo -apelando al esquematismo, y por tanto a la exageración que ello conlleva- con una moneda en lugar de la cabeza, el cuerpo en forma de televisor y ruedas en vez de piernas: Dinero, imagen y motores potentes son las principales obsesiones del individuo de hoy y todo ello es el resultado de una colonización cultural cuyos efectos ignoramos todavía, siquiera se comiencen a intuir: abandono o rechazo de lo característico, adición a la droga de la novedad, decadencia lingüística, descuido en las obligaciones individuales sociales o políticas que se delegan en instituciones o partidos cada vez más lejanos y menos controlados...

En cualquiera de los programas concurso que abundan en las cadenas de televisión del universo entero, lo único que ya distingue a los concursantes es el acento; por lo demás todos dicen lo mismo y actúan como dirigidos por un mismo cerebro, bajo idénticos impulsos y similares mandatos. A punto de terminar el siglo XX hay que reconocer que las nuevas generaciones apenas se diferencian unas de otras en gustos y aficiones, mostrando sus individuos grandes similitudes pese a haber nacido en lugares aparentemente muy alejados geográfica o culturalmente.

¿Ejerce el individuo de hoy su derecho a un proyecto de existencia personalizado? ¿Puede todavía controlar y corregir el rumbo de la Sociedad o de las instituciones que él mismo creó para protegerse y defender sus derechos? ¿Acaso esas mismas instituciones se han convertido en un lugar inalcanzable donde se está manipulando un futuro a cuyo diseño ya no tiene derecho?