Si desea contactar con la Revista de Foklore puede hacerlo desde la sección de contacto de la Fundación Joaquín Díaz >

Búsqueda por: autor, título, año o número de revista *
* Es válido cualquier término del nombre/apellido del autor, del título del artículo y del número de revista o año.

REFRANES ALUSIVOS AL TRABAJO

PANIZO RODRIGUEZ, Juliana

Publicado en el año 1994 en la Revista de Folklore número 163.

Esta visualización es solo del texto del artículo.
Puede descargarse el artículo completo en formato PDF desde la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes.

Revista de Folklore número 163 en formato PDF >

Los últimos números de la revista están disponibles en el servidor de la Fundación Joaquín Díaz >


INTRODUCCION
El Diccionario de la Real Academia define el refrán como «dicho agudo y sentencioso de uso común».

Entre las manifestaciones de sabiduría popular abundan los refranes alusivos a la actividad común del hombre, el trabajo.

Las paremias que insertamos a continuación unas han sido recopiladas en Valladolid y en el partido judicial de Medina de Rioseco y otras proceden de las obras señaladas en la bibliografía.

Destacan, fundamentalmente, los siguientes aspectos:

-La obligatoriedad del trabajo:

En esta vida caduca, el que no trabaja no manduca.
Ha venido de Roma: "que el que no trabaje no coma".
De tejas abajo, cada uno vive de su trabajo.
Como el comer es diario, trabajar diariamente es necesario.
Nace el hombre para trabajar y no para holgar.

-La dignificación de la persona mediante el trabajo:

Manos callosas, manos honrosas.
No es persona baja el que trabaja.
El trabajo dignifica y robustece, el ocio envilece.

-Los frutos del trabajo:

Por mi trabajo me visto y me alhajo.
Bien cena, quien bien trabaja.
En la casa en que se trabaja, no falta grano ni paja.
Quien trabaja en la juventud, tendría que comer en la senectud.
Quien trabaja come y buena ropa se pone.
Por el trabajo llegan arriba los que están abajo.
Quien buen oficio sabe, de buena despensa tiene llave.
Quien oficio tiene su casa mantiene.
Comprar y vender buen camino para enriquecer.

-Los inconvenientes de algunos oficios:

Albañiles y pleitos dejan al hombre sin dinero.
Un día de obra, un mes de escoba.

-El valor de los buenos criados:

El criado antiguo, más que un criado es un amigo.
Quien tiene criado fiel, nunca se deshaga de él.

La carencia de algo donde debería abundar:

En casa del herrero, cuchillo de palo.
No hay sastre bien vestido, ni zapatero bien calzado.

EL TRABAJO

A fuerza de afanes, mantienen los laboriosos a los holgazanes: Indica que algunas personas vagas viven del trabajo de otras.

A la puerta del que sabe trabajar, se asoma el hambre y no se atreve a entrar: Pone de manifiesto que la persona trabajadora siempre tiene algo para comer.

A quien trabaja no le falta su paga: Indica que el trabajo tiene su recompensa económica.

Aunque sólo fuese por el gusto de descansar, todos los hombres deberían trabajar: Pone de manifiesto que tras el trabajo viene el descanso.

Bendita sea la herramienta que pesa, pero alimenta: Significa que los trabajos duros tienen su recompensa.

Bien cena, quien bien trabaja: Significa que el trabajo proporciona bienes materiales.

Bien hilé, pues mis hijos crié: Pone de manifiesto que la persona trabajadora obtiene con sus trabajos los medios necesarios para criar a sus hijos.

Como el comer es diario, trabajar diariamente es necesario: Manifiesta la necesidad de la constancia en el trabajo.

Cuando te sientes a comer, ganado lo has de tener: Manifiesta la obligatoriedad de trabajar para obtener el sustento.

Con el trabajo se compra el descanso. De Dios abajo, cada cual vive de su trabajo. De tejas abajo, cada uno vive de su trabajo: Indican que en esta vida las personas obtienen mediante su trabajo lo necesario para vivir.

Dios el trabajo ama y aborrece la vagancia: Pone de manifiesto el valor del trabajo.

El burro que más trabaja, más rota tiene la albarda: Indica que a pesar de trabajar mucho, algunas personas no obtienen de su trabajo los frutos esperados.

En casa del pobre, el que no trabaja no come: Indica la obligatoriedad del trabajo sobre todo en casa de las personas que carecen de recursos económicos.

En la casa en que se trabaja, no falta grano ni paja: Significa que la persona .trabajadora tiene, al menos, lo necesario para vivir, el pan y la lumbre.

En esta vida caduca, el que no trabaja no manduca: Pone de manifiesto la obligatoriedad del trabajo.

El hombre para trabajar y el ave para volar: Refrán que indica el oficio de cada uno.

El trabajo nunca dejes, aunque no ganes lo que mereces: Indica la invitación a la constancia en el trabajo, aunque no se obtenga la recompensa debida.

Trabajar y orar son a la par: Indica la necesidad de practicar ambas acciones.

El trabajo dignifica y robustece, y el ocio envilece: Indica los efectos de estas acciones.

El trabajar y el comer, su medio han de tener.

El trabajo y la economía es la mejor lotería: La laboriosidad y el ahorro son fuentes de riqueza, ya que son dos cosas seguras, mientras que el juego de la lotería es hijo de la casualidad.

El gran trabajo, todas las cosas vence: La perseverancia es indispensable para conseguir lo que se desea.

Es virtud el trabajar, como también el guardar: Refrán que invita al trabajo y al ahorro.

¡Ha venido de Roma: «Que el que no trabaje no coma»!: Refrán que pone de manifiesto la obligatoriedad del trabajo.

Hermanos, cada cual come con sus manos: Pone de manifiesto la obligatoriedad del trabajo para todas las personas con el fin de lograr lo necesario para el sustento.

La araña nació para hilar, y el hombre para trabajar: Indica la ocupación fundamental del hombre.

La comida no cae del cielo, hay que ganarla en este miserable suelo: Pone de manifiesto la necesidad del trabajo para conseguir el alimento.

Manos callosas, manos honrosas: Pone de manifiesto que el trabajo dignifica a la persona.

Más se ama lo que con trabajo se gana.

Menos trabajo hay en vivir bien que mal: Porque el que obra bien tiene la conciencia tranquila.

Nace el hombre para trabajar y no para holgar: Indica la obligación de trabajar que tiene el hombre.

No hay mejor lotería que trabajar noche y día: Pone de manifiesto el gran valor del trabajo.

No es persona baja el que trabaja: Indica que el trabajo dignifica al hombre.

Para medrar sin hurtar, lo mejor es trabajar: Indica la necesidad del trabajo para mejorar la situación económica.

Por el trabajo llegan arriba los que están abajo: Pone de manifiesto que por el trabajo se mejora de fortuna.

Por mi trabajo me visto y me alhajo: Pone de manifiesto los frutos del trabajo.

Pues de mozo trabajaste, come de lo que ahorraste: Indica que el que trabaja en la juventud tiene para sustentarse en la ancianidad.

Quien bien trabaja, bien come y su casa alhaja.

Quien destruye a quien trabaja, merece pronta mortaja.

Quien del trabajo huye, su porvenir destruye.

Quien trabaja en la juventud, tendrá que comer en la senectud.

Quien quiera ser rico, trabaje desde chico: Indica la necesidad de trabajar desde la infancia.

Quien trabaja come, y buena ropa se pone.

Quien trabaja, suma; quien huelga, resta: Indica que quien trabaja aumenta su economía, y lo contrario sucede al que no lo hace.

Trabajar desde la cuna hasta la sepultura: Pone de manifiesto la obligatoriedad del trabajo en todas las edades.

Trabaja, Juan y comerás pan: Pone de manifiesto la necesidad del trabajo para conseguir el sustento.

Trabajando nadie engorda.

Trabajar para medrar: Pone de manifiesto la necesidad del trabajo para ascender de fortuna.

Trabajar para manducar: Indica la necesidad del trabajo para obtener comida.

Trabajar para la vejez, discrección es.

Tras el trabajo viene el dinero y el descanso: Pone de manifiesto los frutos del trabajo.

OFICIOS

Aquel oficio es bueno, que da de comer a su dueño.

Bien está la puerta en su quicio, y el hombre en su oficio: Indica que cada cosa y cada persona deben estar en el lugar que les corresponda.

El oficio quita vicio: Pone de manifiesto la utilidad del trabajo.

Mas vale oficio que renta, los bienes se pierden y el oficio queda: Refrán que pondera el valor del trabajo.

Quien buen oficio sabe, de buena despensa tiene la llave: Indica que un buen oficio proporciona a la persona abundancia de bienes.

Quien sabe buen oficio manual, lleva consigo caudal. Quien oficio sabe ejercer, no se quedará sin comer.

Quien oficio sabe, no morirá de hambre.

Quien oficio tiene, su casa mantiene.

Quien sabe algún arte, come en cualquier parte.

Quien tiene oficio, tiene beneficio.

Oficio que no da de comer a su amo, no vale dos ochavos.

ALBAÑILES

Albañiles, médicos o huéspedes vea yo en casa de quien mal me quiere: Ya que los tres originan grandes gastos.

Albañiles y pleitos dejan al hombre sin dinero.

Al albañil, no le pongas la mesa hasta que le veas venir: Indica que el albañil suele aplazar las fechas de comienzo de una obra.

Cuanto más crece la obra, más mengua la bolsa.

De los albañiles y de las suegras, a cien leguas: Porque ambos suelen ser perjudiciales.

Meter en tu casa albañiles, sólo si te sobran miles: Porque en las obras se suele gastar mucho dinero.

«Tente mientras se cobra», dice el albañil que chapuza la obra.

Un día de obra, un mes de escoba: Indica que los albañiles suelen manchar mucho el lugar donde trabajan.

CARPINTEROS

Buena madera, buen oficial espera.

Canteros y carpinteros, mucho que hacer y pocos dineros: Pone de manifiesto que ambos trabajos son poco pagados.

Cartabón y escuadra, uno sin otro no vale nada: Indica que ambos utensilios se complementan.

Mal carpintero, buen virutero; Significa que los malos carpinteros estropean mucha madera.

Ni sin yunque el herrero, ni sin banco el carpintero; Significa que ambos elementos son imprescindibles.

COMERCIANTES

Bien comprar y bien vender, eso es saber.

Con buen vendedor, se vende bien hasta lo peor.

Comprando al por mayor y vendiendo al por menor, el pobre se hace señor.

Comprar y vender, buen camino para enriquecer.

En mala tienda, no hay quien compre ni venda: Pone de manifiesto la mala venta de los productos de inferior calidad.

Haz barato y venderás por cuatro: Significa que lo barato se vende más.

Nadie abre tienda para hacer amigos, sino para hacer dinero: Pone de manifiesto que el objetivo de una tienda es obtener dinero.

Orejas de mercader, oir, callar y ver para bien vender: Significa que los comerciantes deben tener paciencia para vender.

Perder y ganar, todo es comerciar: Ya que en los negocios unas veces se gana y otras se pierde.

Pesa justo y vende bueno y caro, y tendrás buen mercado.

Pesa justo y vende caro, y serás honrado.

Quien a vender va al mercado, si lleva de todo vende algo.

Quien compra al necesitado y vende al recién heredado dos veces hace buen mercado.

Quien tiene tienda, que atienda; y si no, quite la tienda: Indica que es necesaria la permanencia en la tienda para vender.

Quien vende, alaba sus géneros; quien compra; los echa por los suelos.

Tendero, abarata, y tendrás mucha plata: Indica que se obtienen más beneficios vendiendo barato.

Vender en casa y comprar en feria: Pone de manifiesto que en ambos casos se obtiene mayor ganancia.

CRIADOS

Al buen criado nunca le falta amo.

Al criado fiel, pagarle bien, y si además es buen trabajador, pagarle mejor: Indica que se debe pagar la fidelidad y el trabajo bien realizado.

A quien bien te sirve, más de lo que te pide: Pone de manifiesto que se deben pagar con generosidad los buenos servicios.

Con buenas palabras, el siervo a su amo manda.

Criado obediente, de su amo se hace pariente.

De buenos criados es conllevar las penas de sus amos.

El buen criado, con ningún dinero está bien pagado.

El buen criado no echa en la calle las faltas de sus amos: Alaba la discreción del buen criado.

El buen criado vive y muere en la casa de su amo.

El criado antiguo, más que un criado es un amigo.

El que ha sido cocinero antes que fraile, ya sabe lo que pasa en la cocina: Indica lo difícil que es engañarle quien ha ejercido por sí mismo aquello de que se trata.

El vestido del criado dice quién es su amo.

Quien sirve a buen señor, alcanza buen galardón.

Quien sirve y no pide, pierde lo que sirve: Indica que todo trabajo debe tener su recompensa.

Quien tiene criado fiel, nunca se deshaga de él.

No es criado quien se sirve a si mismo: Indica que no debe mirarse como deshonroso el carácter de servidumbre.

No hay dicha mayor que servir a buen señor.

No sé que haga: si ponerme a servir, o buscar criada: Usase en los casos en que hallándose perplejo, no se atreve uno a tomar una determinación.

No sirvas a quien sirvió, ni pidas a quien pidió, ni mandes a quien mandó.

Salir a uno la criada respondona: Significa verse increpado y confundido por la misma persona a quien creía tener supeditada.

San Juan de los cuidados, cuando los mozos dejan a sus amos y ellos toman nuevos criados.

San Juan y San Miguel pasados, tanto manda el mozo como el amo: Porque se aproximan las cosechas de pan y de vino y son necesarios los criados.

Sé mozo bien mandado, y comerás a la mesa con tu amo. Sirve a señor noble, aunque sea pobre.

Sirve a un rico empobrecido, y no sirvas a un pobre enriquecido.

HERREROS

De herrero a herrero no pasa dinero.

El herrero, mal verano y buen invierno: Porque durante el invierno es cuando más trabaja el herrero.

El perro del herrero, duerme a las martilladas y despierta a las dentelladas: Se despierta cuando oye comer.

En casa del herrero, asador de palo, o madero: Indica que las personas a veces carecen de los utensilios que ellas fabrican.

En casa del herrero badil de madero: Indica la carencia de algo donde debería abundar.

En casa del herrero cuchillo de palo.

En casa del herrero todos aprenden a machacar el hierro.

Machacando, machacando el herrero va afinando: Significa que con la práctica se adquiere mayor perfección.

Machacar en hierro frío, tiempo y trabajo perdido: Porque el hierro tiene que estar caliente para trabajar con él.

Ni herrería sin fragua, ni viento sin agua.

Ni sin yunque el herrero, ni sin banco el carpintero: Indica que ambos utensilios son necesarios para las personas citadas.

Nunca perro en casa de herrero: Porque se asusta con los martillazos.

Quien deja al herrero y va al herrerón, gasta su dinero y quema su carbón: Herrerón es el mal herrero.

Sopla, herrero, ganarás más dinero.

LABRADORES

A quien bien siega, y mal ata, para buen segador, algo le falta: Pone de manifiesto que es necesario saber atar las gavillas.

A quien siega alto, despídalo el amo: Porque no aprovecha la paja.

Buen segador, nunca se olvida de la hoz.

De las cosas del campo, más entiende el gañán que el sabio: Indica que cada uno entiende las cosas de su oficio.

Dice la viña al viñador: «Pues con amor te doy mis racimos, cuídame con amor».

Dijo el cebadal a su amo: «O me siegas pronto, o me desgrano».

El buen segador no le teme al sol.

El caudal de la labranza, siempre rico de esperanza: Porque depende del tiempo.

El que siembra y cría, tanto gana de noche como de día.

En agosto, trilla el perezoso: Porque la trilla debe realizarse en julio.

Labrador con mucha astronomía, en eso se le va el día: Pone de manifiesto que es conveniente trabajar y no estar sólo pendiente del tiempo.

Labrador chuchero, nunca buen apero: El labrador que se dedica a la caza, abandona las faenas del campo.

Labrador pobre, labra tu tierra; que Dios dará que eches en ella: Invita a confiar en la providencia.

Labrador que estime su fama, no le salga el sol estando en la cama: Indica que las faenas del campo deben comenzarse a primera hora de la mañana.

Labrador que no embasura, poco dura: Pondera lo ventajoso que es el abono para las tierras.

Labrador, trabaja y suda que Dios te ayuda: Significa que Dios premia a los labradores que trabajan.

Labrador y ganadero, labrador por entero: Indica que ambas actividades son complementarias.

Labradores nuevos, mal para los senderos: Indica que los que no saben bien una cosa por falta de práctica estropean lo que cogen entre sus manos, hasta que se ponen al corriente.

Las buenas labores son honra de los labradores: Alaba las faenas agrícolas bien realizadas.

La faena de la trilla ocupa al de la aldea y al de la villa.

Lo que es trillar mojado y aventar sin aire, sólo el que lo pasó, lo sabe: Indica la gran dificultad que supone trabajar en esas condiciones.

Más vale ser buen labrador que mal estudiantón.

Mientras el labrador duerme, su trigo crece.

Por los pobres agricultores, son ricos los señores.

Quien cría una viña, con ella se encariña, como si criara una niña.

Quien mucho mira a la luna, no siembra cosa ninguna: Refrán contra los ociosos.

Quien no trilla en Julio, no trilla a su gusto: Porque ésa es la época más apropiada.

Quien poca tierra labra y bien la cultiva, que ponga al granero vigas: Porque la cosecha será abundante.

Quien una viña tiene, como una novia la quiere.

Segando, baja la mano, que la mies no es sólo el grano: Porque es necesario recoger también la paja.

Siembra y cría, y habrás alegría: Porque obtendrás bastantes beneficios.

Todo labrador es estrellero siempre están mirando al cielo: Debido a que las cosechas dependen del tiempo.

Ve a la era, y en Dios la espera: Significa que el labrador trabaje y confíe en Dios.

PASTORES

A la oveja perdida que bala, el pastor va a buscarla.

Con buen sol, cualquiera es pastor.

Con el veranillo, cualquier pastorcillo; con el aguanieve, busca quien las lleve: Porque en el verano es fácil cuidar a las ovejas, pero cuando llueve sucede lo contrario.

Cuando al pastor se le muere la oveja, paga con la pelleja: Porque obtiene la piel del animal muerto.

Cuando llueve y hace sol, come migas el pastor.

Cuando llueve y hace sol, deja el perro a su pastor.

Cuando llueve y hace sol, son las bodas del pastor: Significa que el pastor está alegre porque habrá hierba.

Cuando llueve y hace sol, alegre está el pastor: Porque habrá hierba.

Cuando llueve y hace sol, baila el perro y el pastor: Porque habrá pastos para las ovejas.

De la cuenta que da el pastor, sólo el monte sabe el error.

El buen pastor da la vida por sus ovejas: Las personas de buen corazón se sacrifican por sus subordinados.

El hijo del pastor no se cría sin dolor: Debido a que siempre hay pérdidas en el ganado.

El pastor come la oveja y viste la pelleja

El pastor descuidado, mala cuenta da del ganado.

El pastor dormido y el ganado en el trigo.

El pastor ha de ser hijo de la oveja: El pastor ha de nacer en el oficio.

El pastor muy descuidado el que no siente el lobo en su ganado: Reprende a los pastores que no cuidan bien de sus ovejas.

Ganado mal guardado, más es del lobo que del amo.

Grullas abajo, pastor con trabajo; grullas arriba, pastor con buena vida: Porque indican que hace malo o bueno.

La mujer del pastor se peina a la oración, y la del hortelano por la mañana temprano.

La mujer del pastor a la noche se compón: Porque los pastores se pasan el día en el campo.

La oveja del pastor, siempre para dos: Indica que algunas personas alaban excesivamente lo que tienen.

Los tiempos hacen de los reyes pastores y de los pastores reyes: significa que los cambios de fortuna son frecuentes.

«Mi padre las guardará», dijo el cabrerillo holgazán.

No es mal pastor el que conoce la roña: Porque se preocupa de las enfermedades del ganado.

No todo el que lleva zamarra es pastor.

Pastor que quiera bien a su amo, guárdese de los rocíos de abril y mayo.

Por San Pedro cada pastor con su rebañuelo: Porque en esta época ya se han ajustado los pastores.

Riñen los pastores, y se descubren los quesos: Cuando dos personas regañan salen a relucir todas las faltas que estaban encubiertas.

Si el pastor se duerme, la ovejilla se pierde: El descuidar las obligaciones es motivo, a veces, de muchos males.

Si quieres hacer burla del año, sé porquero en invierno y pastor en verano: Porque estas épocas es en las que menos se trabaja.

SASTRES

Al sastre pobre, la aguja que se doble: Para que no se rompa al coser y no tenga que comprar otra.

Como el sastre del campillo, que cosía de balde y ponía la aguja y el hilo: Hay personas a las que se sirve de balde y exigen además que los gastos extraordinarios corran por cuenta del que les dispensa el favor.

Corta, cortador y compón, cosedor.

Corta mucho y largo y no te verás amargo.

Cuando el sastre hilvana y deshilvana, cosiendo está de mala gana.

Cuenta de sastre, desastre: Pone de manifiesto que las facturas de los sastres suelen ser elevadas.

El sastre es tan honrado como cualquier magistrado: La moralidad de una persona no tiene nada que ver con su profesión.

En todas las artes hay engaños a pares, y en la del sastre a centenares.

Entre sastres no se pagan hechuras: Indica la buena correspondencia que suele haber entre las personas de un mismo empleo.

Los enemigos del cuerpo son tres: sastre, casero y mujer.

Manos de sastre no ensucian la tela.

No es mal sastre el que conoce el paño: Indica que una persona se acredita de hábil en alguna materia.

Nudo que el sastre no dio, puntada que perdió.

Quien no hace y deshace no es buen sastre.

Ruin tijera hace boquituerto al sastre.

Tasar y retasar, y bien la cuenta echar, antes de cortar.

Trabajé sin medir, y ahora trabajo en añadir.

Un sastre, un barbero y un zapatero, tres personas distintas y ninguno es verdadero: Significa lo poco que son de fiar estas personas.

ZAPATEROS

Cazadores, sastres y zapateros los más embusteros. Compostura de zapatos y sombrero teñido, dinero perdido: El intentar ahorrar con las composturas y los tintes es inútil por lo poco que duran.

El zapatero juzgue de su oficio y deje el ajeno: Indica que cada persona debe juzgar lo que entiende.

La semana del zapatero tiene dos días menos: Se refiere al domingo y al lunes, porque antes esos días no trabajaban.

Lunes, huelgan los zapateros, viernes los pasteleros.

No cambies de zapatero, mientras le debas dinero.

No hay sastre bien vestido, ni zapatero bien calzado.

Otro se calce el zapato que yo me descalzo: Deseo que
manifiesta uno de que a otro aproveche lo que él desecha.

Zapatero remendón, ya en el oficio lleva el don.

Zapatero amigo, las suelas quemadas y el hilo podrido.

Zapatero remendón, suela vieja y almidón.

Zapateros y sastres que no fueran embusteros, no serían sastres ni zapateros: Porque ambos no suelen terminar los encargos en la fecha señalada.

Van a misa los zapateros, ruegan a Dios que mueran los carneros: Para obtener la piel y trabajar con ella.

____________
BIBLIOGRAFIA

BERGUA,J.: Refranero español, Madrid. 1977.

ISCLA ROVIRA, L.: Refranero de la vida humana, Madrid, 1989.

SBARBI, J. M.: Gran diccionario de refranes de la Lengua Española, Buenos Aires, 1943.