Si desea contactar con la Revista de Foklore puede hacerlo desde la sección de contacto de la Fundación Joaquín Díaz >

Búsqueda por: autor, título, año o número de revista *
* Es válido cualquier término del nombre/apellido del autor, del título del artículo y del número de revista o año.

CANCIONES Y CUENTOS

DIAZ GONZALEZ, Joaquín

Publicado en el año 1982 en la Revista de Folklore número 14.

Esta visualización es solo del texto del artículo.
Puede descargarse el artículo completo en formato PDF desde la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes.

Revista de Folklore número 14 en formato PDF >

Los últimos números de la revista están disponibles en el servidor de la Fundación Joaquín Díaz >


Pues érase una vez una niña que se perdió en el bosque y la encontró un ogro de esos que se comen a las niñas y la llevó a una casa donde había muchas escaleras. La niña llevaba un perrito que se llamaba "Gos", y le dijo:

-jMira, tú te desnudas y cuando estés desnuda subes para arriba y te como!

y la niña empezó a desnudarse y empezaba el ogro:

-iMaría!, ¿subes o bajo?

-Espérate hombre, que me estoy quitando el vestido que me regaló la mía madre.

y mientras decía al perrito:

-¡Perrito "Gos", asómate a la ventana a ver si viene la luz del día, el Espíritu Santo, la Virgen María!

Y el perrito decía:

-Ni viene la luz del día, ni el Espíritu Santo, ni la Virgen María.

Y así y otra vez, empezaba el ogro:

-jMaría!, ¿subes o bajo?

-Espérate hombre, que me estoy quitando la camisa que me dio la mía madre.

¡Perrito "Gos", asómate a la ventana a ver si viene la luz del día, el Espíritu Santo, la Virgen María!

Y el perrito decía:

-Ni viene la luz del día, ni el Espíritu Santo, ni la Virgen María.

Y el ogro estaba desesperado:

-¡María!, ¿subes o bajo?

-Espérate hombre que me estoy quitando los zapatos que me dio la mía madre.

¡Perrito "Gos", asómate a la ventana a ver si viene la luz del día, el Espíritu Santo, la Virgen María!

Y ya dice el perrito:

-¡Ya viene la luz del día, el Espíritu Santo y la Virgen María!

Y la niña, toda contenta, se asomó a la ventana y el Espíritu Santo y la Virgen María la cogieron y se la llevaron al perrito y a ella, y entonces el ogro empezó a gritar:

-¡María!, ¿subes o bajo? y como la niña ya no le contestaba, el ogro, todo enfadao, bajó las escaleras corriendo, tanto quiso correr, que ¡Plaff! , se cayó y se mató. Ya la niña y al perrito, la Virgen María la llevó a su casa... y, ¡colorín, colorado, este cuento ha terminado!

Recogido por Antonio Lorenzo Vélez y María Luisa García a Celia Sánchez, natural de Belmontejo (Cuenca).

CANCIQN DE LA BARAJA

Para cantar la baraja,
a todos pido atención.
Los dolores de María,
y de Cristo la pasión.

En el as yo considero,
yo considero en el as,
un Dios, todopoderoso
que en El no pudo haber más.

En el dos yo considero
aquella pura belleza,
que siendo el Verbo Encarnado
tuvo dos naturalezas.

En el tres yo considero,
y siempre considerando
las tres personas distintas
de la Trinidad Sagrada.

En el cuarto considero
fe, esperanza y caridad
y también las buenas obras
que al cielo nos llevarán.

En el cinco considero,
y siempre considerando,
Las cinco llagas de Cristo
de pies, manos y costado.

En el seis yo considero
aquella infeliz mujer,
de la fruta prohibida
a Adán le dio de comer .

En el caballo contemplo
desnudo y avergonzado,
cuando Longines le dio
la lanzada en el costado.

En el rey yo considero
hombre de tanto poder
que siendo Rey del cielo y tierra,
tanto quiso padecer .

Jugadores de baraja
que siempre queréis ganar ,
las cartas que sos he dicho
que sos podéis acordar .

Los que jugais a los naipes
jugar de diversos modos.
Quien nos ha juntado aquí
nos junte en la gloria a todos.

Informante: Gerardo Alegre, 75 años; lugar de nacimiento y localidad en la que se ha recogido el tema: Barcial de la Loma (Valladolid). Fecha de recopilación: 4-1.1982. Recopilador: Juliana Panizo Rodríguez.

CRIA CUERVOS Y TE SACARAN LOS OJOS

Refrán con el que damos a entender el error que supone favorecer a alguien que no sabrá agradecernos las molestias y el esfuerzo que hemos tomado por él. Por costumbre de modificar estas sentencias, sobre todo en su segunda oración, para provocar hilaridad en quien lo escucha, hemos oido a veces el "Cría cuervos... y tendrás muchos".

Cobarruvias dice 1: "Cría el cuervo y sacarte ha el ojo", y compara el proverbio con el latino "Ale luporum catulos", añadiendo: "El mal nacido pocas veces deja responder a sus progenitores".

En Correas 2 aparece: "Cría el cuervo y sacarte ha el ojo". Solía decirse el corvo para guardar consonancia".

El "Entremés de refranes" 3 atribuido primeramente a Cervantes y después a Quiñones de Benavente, pone en boca del galán Pedraza el siguiente parlamento: "He gastado con Vm. mis blanquillas, que no me ha quedado estaca en pared; y cuando pensé que Vm. se moría por mí, como gavilán por rábanos me da con la puerta en los ojos. Que mujer, viento y ventura, presto se muda...".

En el "Diccionario de refranes catalanes y castellanos" publicado en Barcelona en 1831 por D.J.A.X.Y.F., se emparenta nuestro adagio con el " Feu plers a bestas vos tirarán cossas".

José María Iribarren transcribe en su obra "El por qué de los dichos" 4, una anécdota contada por Vicente Vega en el Diccionario de anécdotas: "Entre las muchas cosas que se cuentan, dícese que, en cierta ocasión, el célebre condestable de Castilla don Alvaro de Luna, encontrándose de caza, acompañado de varios nobles, hubo de fijar su atención en un pobre hombre falto de vista, pues en lugar de los ojos. presentaba dos horribles cicatrices que habían desfigurado por completo su rostro.

-¿Has estado en alguna guerra? -preguntó don Alvaro al viejo.

-Señor, mis heridas no las recibí en combate alguno, me las hizo un desagradecido...

-iQué miserable!... -exclamó el de Luna-. ¿ y quién fue el mal nacido ?

-Tres años ha, criaba yo un cuervo que había recogido pequeñito en el monte, y le traté con mucho cariño; poco a poco fue haciéndose grande, grande... Un día que le daba de comer saltó a mis ojos, y por muy pronto que me quise defender fue inútil: Quedé ciego.

Don Alvaro socorrió largamente a aquel desdichado. y con amarga ironía dijo a sus compañeros de caza:

-Ya habéis oido, caballeros: criad cuervos para que luego os saquen los ojos".

Vicente Vega se pregunta si esta anécdota será el origen del célebre dicho; Iribarren no lo cree y nosotros, sinceramente, tampoco.

Por último, J. A. Pérez Rioja comenta 5: "Muy contraria significación tiene el cuervo en el Cristianismo: por su plumaje negro y el supuesto hábito de devorar los ojos y el cerebro de los muertos y su preferencia por la carne corrompida, el cuervo es símbolo del diablo, al que le han asociado algunos padres de la Iglesia: el "pagano" le llama por ejemplo San Agustín. Tal vez de esa creencia proceda el refrán Cría cuervos y te sacarán los ojos".

_____

(1) Sebastián de Cobarruvias: Tesoro de la Lengua Castellana y española. Ediciones Turner. Madrid ,1979.

(2) Vocabulario de refranes y frases proverbiales: Gonzalo Correas. Anotado por Louis Combet. Bordeaux, 1967.

(3) Publicado por José M. Sbarbi en su Refranero General Español, tomo VII, 1878, Madrid. Reedición de Ediciones Atlas, Madrid, 1980.

(4) José María lribarren: El por Qué de los dichos: Aguilar, 1955.

(5) J. A. Pérez Rioja: Diccionario de símbolos y mitos. Tecnos, Madrid, 1962.