Si desea contactar con la Revista de Foklore puede hacerlo desde la sección de contacto de la Fundación Joaquín Díaz >

Búsqueda por: autor, título, año o número de revista *
* Es válido cualquier término del nombre/apellido del autor, del título del artículo y del número de revista o año.

REFRANES ALUSIVOS AL MATRIMONIO

PANIZO RODRIGUEZ, Juliana

Publicado en el año 1990 en la Revista de Folklore número 116.

Esta visualización es solo del texto del artículo.
Puede descargarse el artículo completo en formato PDF desde la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes.

Revista de Folklore número 116 en formato PDF >

Los últimos números de la revista están disponibles en el servidor de la Fundación Joaquín Díaz >


Para Rodríguez Marín el refrán es un dicho popular, sentencioso y breve de verdad comprobada, generalmente simbólico, y expuesto en forma poética, que contiene una regla de conducta u otra enseñanza.

Sobre su carácter popular Martínez Kleiser afirma: “Es el pueblo quien crea los refranes, pero detrás del anonimato abstracto, fueron fecundados en la mayoría de los casos por la intuición, la experiencia, el ingenio, la fe, la honradez, la cultura y la virtud, hasta congelar frases concretas y vibrantes al correr de las generaciones. Lo que sabe y lo que ignora, lo que piensa y lo que heredó pensado, lo que duda, lo que afirma y lo que niega, vienen a diseñarnos su perfecto autorretrato moral.

Los refranes tienen un cuerpo y un alma; un alma externa y un espíritu que la vivifica ambos están hechos a imagen y semejanza de su creador y contienen todas las múltiples facetas de su complejo viviente” (1).

Una de estas facetas de la vida del hombre la constituye el matrimonio, por ello abundan los refranes alusivos a dicho término.

El Diccionario de la Rea Academia nos ofrece dos acepciones del matrimonio: “Unión del hombre y la mujer concertada mediante determinados ritos o formalidades legales. Sacramento por el cual hombre y mujer se ligan perpetuamente con arreglo a las prescripciones de la Iglesia” (2).

Los refranes que inserto a continuación algunos los he recopilado en Valladolid y pueblos de la provincia y otros proceden de las obras señaladas en la bibliografía. La edad de los informantes oscila entre los treinta y los ochenta y cuatro años.

Unos señalan aspectos positivos del matrimonio como: «Compañía de dos, compañía de Dios», «Dos que se aman, con el corazón se hablan», «La mujer buena, de la casa vacía hace llena», «No hay boda sin canto, ni muerte sin llanto», «No hay boda, bautizo y duelo sin pastel relleno»,

Otros hacen alusión a aspectos negativos: "Bueno es ser casado, si no tuviera cuidado"

«Matrimonios por amores, causan muchos sinsabores», «Te casaste, te encerraste», «Celoso marido, reposo perdido», «Del que mucho cela a su mujer, guárdate como de Licifer», «El hombre celoso, hace de la pulga, un oso».

Ponen de manifiesto, también, la necesidad de la libre elección: «Cásate, niña, a gusto, y vivirás muchos años, que el enojo de un padre no llega a un año», la responsabilidad: «antes de que te cases, mira bien lo que haces, que no es nudo que así desates», «Matrimonio bien avenido, la mujer junto al marido», y lo fortuito del matrimonio: «Matrimonio y mortaja, del cielo baja», «Todo en el mundo es ventura, nacimiento, matrimonio y sepultura».

A

A boda ni bautizo, no vayas sin ser llamado.

Antes de que te cases mira bien lo que haces, que no es nudo que así desates.

A la boda del herrero, cada cual con su dinero.

A la boda de Don García, lleva pan en la capilla. (Señala que no debemos confiar en otro, aunque sea rico).

Aquella es bien casada, que ni tiene suegra ni cuñada.

A la mujer casada. El marido le basta.

Al puerco, y al yerno y a la nuera enseñarles la puerta.

A fuego y a boda, va la aldea toda.

A las romerías y a las bodas, von las locas todas.

Aquel que celos no tiene, no tiene amor verdadero.

Amores queridos, han de ser reñidos.

Amor loco, si ella es mucho y tú eres poco.

A tu mujer, por lo que valga; no por lo que traiga.

A muerto marido, amigo venido.

Algo tendría el matrimonio, cuando necesita bendición de cura.

Al marido, amarle como a amigo y temerle como a enemigo.

B

Baile que en burla empieza, acaba en boda.

Baja novia, la cabeza, si entrar en la iglesia quieres. (Señala que la que se casa debe ir acostumbrándose a la obediencia).

Boda de avaro no enriquece el mercado. (Porque no gasta mucho en el festejo).

Boda sin borracho, es un milagro.

Bodas largas, barajas nuevas. (No suelen celebrarse las que se alargan demasiado).

Bebe de río por turbia que vaya, come carnero por caro que valga, casa con doncella por años que haya.

Bien o mal, casado me han.

Bueno es ser casado, si no tuviese cuidado.

C

Casar, que bien, que mal. (El estado natural del hombre es el matrtmonio).

Casar y compadrear, cada uno con su igual.

Casados que se separan, fuego eterno se preparan.

Casamientos de parientes, tienen mil inconvenientes.

Casamiento santo: él, sin capa, y ella, sin manto. (Se dice de los que se casan y carecen de recursos económicos).

Cásate, niña, a gusto, y vivirás muchos años, que el enojo de un padre no llega a un año.

Casa a tu hijo con tu igual, y no dirán de tí mal.

Casada y arrepentida y no monja metida.

Casamiento, es igualdad, hasta en la edad.

Casado por amores, casado con dolores.

Casarás y amansarás. (Porque este estado obliga a meditar y rehuir las locuras de la juventud).

Caída, casamiento y catarro, tres ces que mandan al viejo a mascar barro.

Celosillo es mi marido y yo me río, porque cuando él va, yo he venido.

Celoso marido, reposo perdido.

Celos y envidia quitan al hombre la vida.

Como los novios de Hornachuelos, que él lloraba por no llevarla y ella por no ir con el.

Comed, marido, pan y cebolla, que porque sois ruin no os pongo olla.

Compañía de dos, compañía de Dios.

Con la mujer y el dinero no te burles, compañero.

Cuando teniendo qué comer ayuna el suegro, se ríe el diablo a la par que las nueras y los yernos.

Cuando fueras a la boda, deja puesta la olla.

D

-De tu mujer y de tu amigo experto, no creas sino lo que supieres cierto.

-De tal bodón, tal pastelón.

-Después de María casada, tengan las otras malas hadas.

-De unas bodas, nacen otras.

-Del que mucho cela a su mujer, guárdate como de Lucifer.

-Donde acaba el novio, empieza el marido.

-Dos que se aman, con el corazón se hablan.

-Dos que duermen en el mismo colchón se hacen de la misma condición.

-Donde hay celos, hay amor.

E

-El que fuera va a casar, o va engañado o va a engañar.

-El novio y la novia se quieren casar y no tienen dinero para convidar.

-En la boda, quien menos come es la novia.

-El que se casa se entierra.

-El que se casa, por todo pasa.

-El que no sirva para casado, que no engañe a su mujer.

-En martes ni te cases ni te embarques.

-En Toledo, no te cases compañero.

-El casado, casa quiere.

-El amor y los celos son compañeros.

-El casamiento y el caldo, pelando. (Es decir en caliente)

-El marido a su mujer dele cuanto ha menester.

-Esto de mi casamiento es cosa de cuento: cuanto más se trata más se desbarata.

H

-Hay bodas. bodorrios y bodas de todos los demonios.

-Hombre celoso, hace de la pulga un oso.

-Hombre que no ama no vale nada.

I

Ir a la guerra ni casar, no se debe aconsejar

L

-La mujer del tahur, nunca se alegre, que lo que un día gana ciento lo pierde.

-La primer mujer, escoba. y la segunda, señora.

-La mujer del ciego, ¿parra quién se afeita?

-La mujer del escudero, grande bolsa y poco dinero.

-La mujer compuesta, quita el marido de otra puerta.

-La mujer buena, de la casa vacía hace llena.

-La mujer artera, el marido por delantera. (La mujer astuta se excusa con el marido para hacer lo que quiera).

-La mujer del viñadero, bien otoño y mal invierno. (Da a entender que la mujer dispone de dinero, cuando lo gana el marido).

-La que tenga marido tonto, guárdele el primer pronto.

-La mujer celosa al marido enoja.

-La más hermosa de todas como las otras hace bodas.

-La boda de Gil, ocho danzantes y sin tamboril. (Se dice de las fiestas y actos en los que no hay cosas aparentes).

-La que no baila, de la boda se salga.

-Los casamientos y las riñas, deprisa. (Porque si se piensan no se hacen).

-Lo de mi casamiento parece cosa de cuento: mientras más se trata más se desbarata.

-Lo que no viene a la boda, no viene a toda hora. (Denota que lo que prometen los suegros, si no lo dan antes de la boda después habrá más dificultad).

-Los celos a veces, despiertan a quien duerme.

M

-Matrimonio ni señorío no quieren furia ni brío. (Denota que el casamiento se ha de hacer a gusto de los contrayentes).

-Matrimonios por amores, causan muchos sinsabores.

-Matrimonio bien avenido, la mujer junto al marido.

-Matrimonio y mortaja del cielo baja.

-Marrano y mujer, acertar y no escoger

-Más vale un mal marido que buen querido.

-Marido llevad la artesa y yo llevaré el cedazo que pesa como el diablo.

-Marido tras del lar, dolor de ijar.

-Marido muerto, siete a la puerta.

-Más vale casarse que abrasarse.

-Mi marido es tamborilero; Dios me lo dio y así lo quiero.

-Mientras novia, reina; cuando mujer esclava.

-Mi marido es tonto, y yo vivaracha: cuando yo salto, él se agacha.

-Mi marido va a la mar; chirlos mirlos va a buscar.

-Mujer dicharachera, poco casadera.

-Mujer moza y viuda, poco dura.

-Mujer celosa, mujer contenciosa.

-Muéstrame tu mujer, decirte he qué marido tien.

N

-Ni boda sin canto, ni muerte sin llanto.

-Ni boda pobre ni mortuorio rico.

-Ni mujer de otro, ni coces de potro.

-Ni novia sin cejas, ni boda sin quejas.

-Ni cabalgues en potro, ni mujer alabes a otro.

-Ni patos a la carretera, ni bueyes a volar, ni moza con vieio casar.

-Ni chocolate recocido, ni mujer de otro marido.

-Ni berza recalentada, ni mujer vuelta a casar.

-No compres asno de recuero ni te cases con hija de mesonero.

-No trates a tu mujer, como a burra de alquiler.

-No es nada, sino que han muerto a vuestro marido.

-Novia mojada, novia apaleada.

-No firmes sin leer, ni te cases sin ver.

-No hay boda sin doña toda. (Se dice de las señoras que aparecen en todas las fiestas)

-No hay boda, bautizo y duelo sin pastel relleno. (En esos acontecimientos se come mejor).

O

-¡Oh suerte injusta! al rico se le muere la mujer y al pobre la burra.

P

-Para regalo de boda, manda lo que en tu casa estorba.

-Para torear y casarse hay que arrimarse. Pan de trigo, para contigo; pan de centeno, para tus nueras y yernos.

-Padrino de boda y alcalde de aldea, séalo el que quiera.

-Pensaba el viejo ser eterno, y afanábase juntando para nueras y yernos.

-Pensé que no tenía marido y comime la olla.

-Pera y nuera buena, la que no suena.

-Piedra rodada no es buena para cimiento, ni mujer que muchos aman lo es para casamiento.

-Por borrachera más o menos, ninguno pierde casamiento.

Q

-Quien te visita en la boda y no en la enfermedad, no es amigo de verdad.

-Quedarse compuesta y sin novio.

-Quien hace casa o se casa, la bolsa le queda rasa.

-Quien quiere tañer en muchas bodas, no puede cumplir con todas.

-Quien bien baila, de boda en boda se anda.

-Quien mala mujer cobra, siervo se torna.

-Quien mal casa, tarde enviuda.

-Quien se ensaña en la boda, piérdela toda. (Censura a los aguafiestas).

-Quien ama la casada, la vida trae emprestada.

-Quien lejos se va a casar, o va engañado o va a engañar.

-Quien celos tiene, al sol se parece. (Porque el sol levanta que suelen obscurecerlo).

-Quien con mujer celosa casó, en vida el purgatorio pasó.

S

-Sacar la novia por el vicario. Conseguir el novio que el juez saque a la novia de la casa de sus padres, porque éstos se oponen).

-Ser como los casados de Hornachuelos, ella fea y él más feo.

-Si quieres ver a tu marido gordito, tras de la sopa échale un traguito.

-Si tu mujer quiere que te tires de un tejado abajo, pídele a Dios que sea bajo.

-Si de ésta escapo y no muero. nunca más bodas al cielo.

-Si sermón sin Agustino, ni boda sin tamborino.

-Si a Galicia vas, casado de ella saldrás.

-Si de novio es tan mezquino, ¿qué será cuando marido?

-Sobre el sembrar y el casar, no quieras consejo dar.

T

-Tardar en componerse más que una novia

-Te casaste, te enterraste.

-Todo en el mundo es ventura, nacimiento, matrimonio y sepultura.

(1) MARTINEZ KLEISER, L: “Etudio preliminar” en Refranero general ideológico español. Madrid, 1953, p. XVIII.

(2) REAL ACADEMIA ESPAÑOLA: Diccionario de la Lengua Española, 2ª ed., T. II. Madrid, 1984, pág. 886.


BIBLIOGRAFIA:

REAL AGADEMIA ESPAÑOLA: Diccionario de la Lengua Española, 18 ed. Madrid, 1956.

RODRIGUEZ MARIN, F.: Más de 21.000 refranes castellanos no contenidos en la copiosa colección del Maestro Gonzalo Correas. Madrid, 1926.

MARTINEZ KLEISER, L.: Refranero general ideológico español. Madrid, 1953.

PANIIZO RODRIGUEZ, J.: Los Refranes. Valladolid, 1987.