Si desea contactar con la Revista de Foklore puede hacerlo desde la sección de contacto de la Fundación Joaquín Díaz >

Búsqueda por: autor, título, año o número de revista *
* Es válido cualquier término del nombre/apellido del autor, del título del artículo y del número de revista o año.

CANCIONES Y CUENTOS

DIAZ GONZALEZ, Joaquín

Publicado en el año 1982 en la Revista de Folklore número 16.

Esta visualización es solo del texto del artículo.
Puede descargarse el artículo completo en formato PDF desde la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes.

Revista de Folklore número 16 en formato PDF >

Los últimos números de la revista están disponibles en el servidor de la Fundación Joaquín Díaz >


MAYO DE LA VIRGEN

Folía

DAME TU DIVINA GRACIA
PARA DIBUJARTE EL MAYO
EN ESTA TU SANTA CASA
¡MADRE MIA DEL ROSARIO
DAME TU DIVINA GRACIA!

1
A cantarte el Mayo
Reina de los Cielos
a tu santa casa
vienen tus corderos.

2
Para dibujarte
mi talento es corto
y con alegría
venimos nosotros.

3
Es esa cabeza
como una guirnalda
de ramos y flores
coronas y palmas.

4
Tu pelo dorado
brilla como el oro
y el apostolado
te lo adorna todo.

5
Tus cejas Señora
son arcos triunfales
donde cariñosa
nos acojes, Madre.

6
Tus hermosos ojos
luceros brillantes
que alumbran el rostro
de Jesús tu amante.

7
Tienen tus mejillas
color tan supremo
que no hay quien lo iguale
en la tierra y cielo.

8
Tu hermosa nariz
tienen para el vuelo
dos caños de fe
de amparo y consuelo.

9
Tus dientes son perlas
y finos corales
son nuestro refugio
aquí en este valle.

10
Tus hermosos labios
dos santos caminos
por donde marchando
van los peregrinos.

11
Tu barbilla Madre
blanca enacorada
tiene para el vuelo
la gloria guardada.

12
Tu cuello columna
de fino alabastro
que sostiene el templo
de tu pueblo amado.

13
De tus hombros salen
dos ramos hermosos
con ellos sostienes
a Dios Poderoso.

14
Tus manos cruzadas
indican amor
amparo y consuelo
para el pecador.

15
Tus hermosos pechos
fuentes de verdad
que al Rey de los Cielos
le dieron de mamar.

16
Es Reina del Cielo
tu cintura Madre
y en ti la esperamos
Reina, Virgen, Salve.

17
Tus pies pequeñitos
causa admiración
pequeña es la planta
¡qué hermosa es la flor!

18
Ya te he dibujado
todas tus facciones
y ahora falta el Mayo
que te las adorne.

19
Virgen del Rosario
clavel y azucena
Jesús Bendito
por Mayo se queda.

Folía

AURORA, CIPRES Y PALMA
GLORIA DE LOS SERAFINES
CONSUELO DE NUESTRAS ALMAS

MAYO DE LA MUERTE Y PASION

¡OH SEÑOR SACRAMENTADO
DAME TU DIVINA LUZ
PARA CANTAR ESTE MAYO
A NUESTRO PADRE JESUS

1
De treinta y tres años
sufrió su Pasión
consintió morir
por el pecador .

2
Domingo de Ramos
el misterio es
su entrada triunfante
en Jerusalem.

3
En una jumenta
caballero entró
de palmas y ramos
todo se pobló.

4
Fue bien recibido
después celebró
su última cena
con pruebas de amor.

5
Todos se durmieron
y Jesús quedó
y Pedro en el huerto
con él oró.

6
y Jesús pregunta
turba ¿a quién buscais?
Jesús Nazareno
aquí lo tenéis.

7
Noche de tinieblas
noche fría y oscura
Jesús sentenciado
y lleno de amargura.

8
Jesús sentenciado
a muerte cruel
camina al Calvario
cual humilde Yavé.

9
Aunque se caía
y se arrodillaba
las gentes indignas
los que le tiraban.

10
Subía una mujer
con lienzos lavados
a limpiar el rostro
de .Jesús Amado.

11
En sus agonías
pidió de beber
le dieron vinagre
mezclado con hiel.

12 .
Habiendo expirado
el Jesús divino
le pasó el costado
el ciego Longino.

13
Dolorosa Madre
que sale a buscarlo
por ver si lo hallaba
y no ha resultado.

14
Le dio vuelta al monte
y encontró en el suelo
la sangre del rostro
del manso cordero.

15
Volviose llorosa
porque no encontró
vivo al hijo amado
de su corazón.

16
Al tercer día
fue resucitado
y subió a los cielos
y allí está sentado.

17
Pidiendo la gloria
con suma alegría
buscando al Cordero
van las tres Marías.

18
Son las tres Marías
las que al mundo llenan
Marta y Salomé
y la Magdalena.

19
Tres son las palabras
las que voy a explicar
que os servís cristianos
cuando vais a orar .

20
Veis al sacerdote
al pie del altar
figura Jesús
que fue al huerto a orar.

21
Lo veis revestido
y puesta la estola
figura Jesús
atado con soga.

22
En el cáliz consume
su divina sangre
recibe las almas
y el cielo nos abre.

23
Se acabó el dibujo
de Dios nuestro Padre
se queda de Mayo
su adorada Madre.

Folía

HUMILDE Y MANSO CORDERO
RUEGALE AL ETERNO PADRE
QUE NOS VEAMOS EN EL CIELO


MAYO DE LA SANTA CRUZ

¡OH, SEÑOR SACRAMENTADO
DAME TU DIVINA LUZ
PARA CANTAR ESTE MAYO
A LA SANTISIMA CRUZ
OH, SEÑOR SACRAMENTADO!

1
Vayamos devotos
con gran devoción
a oir el dibujo
que formó el Señor.

2
Pues este dibujo
al que este madero
desde pequeñito
adoró el Cordero.

3
Pues en su niñez
formó aquí esta cruz
siendo un carpintero
el Niño Jesús.

4
La toman sus hombros
humilde el Señor
contempla los pasos
que hay en su Pasión.

5
La abraza y la besa
muy regocijado
se contempla en ella
ser crucificado.

6
Pues mientras yo viva
serás mi recreo
en todas fatigas
mi amparo y consuelo.

7
En aquel madero
después de clavado
entre dos ladrones
fue crucificado.

8
A vistas del pueblo
con grande agonía
por la sed tan grande
de beber pedía.

9
y por hacer bofa
le dan a beber
un poco vinagre
mezclado con hiel.

10
Pendiente en la Cruz
oid Nuestro Señor
al dorado imán
de mi corazón.

11
Por salvar al hombre
y a la Redención
y al género humano
murió el Redentor.

12
En aquel instante
que el Señor murió
todos los reflejos
el sol los perdió.

13
Cruz santa y bendita
os dejo de Mayo
a Jesús Bendito
vuestro Esposo Amado.

Folía

DONDE MURIO EL REDENTOR
HERMANO DE LOS JUDIOS
POR SALVAR AL PECADOR
¡ADIOS y ADIOS CRUZ BENDITA!

CANTOS DE MAYO

A la señora...
que mayo la hemos de echar,
la echaremos a...
por esposo y por galán.

Que ella dice que le quiere
y él dice que tanto más
y queda por entendido
que la tiene que enramar.

Con tomillos de cantueso
y retamas del retamar
y si no tiene bastante
que busque quien la dé más.

(Se cantaba el día 1 de mayo)

Comienzo en nombre de Dios
por mi maya la primera
que no diga a la mañana
que no me he acordado de ella.

(Se cantaba el día de San Isidro}

Cantó: Valentín del Valle, 61 años, natural de Valdemanco (Madrid).
Todos los mayos recopilados por José Fraile Gil, en Almedina (Ciudad Real).

RAMO AL CRISTO DE LA VERA CRUZ

A las puertas de este templo
llegamos con sumisión
las casadas de este pueblo
guiadas de devoción.

Antes de entrar en la iglesia
como casa .del Señor
necesitamos licencia
de nuestro amado pastor.

A la señora justicia
humildes se lo pedimos
a todos en general
y hasta los más tiernos niños.

Licencia ya la tenemos,
del párroco y la justicia
que conociendo el objeto
también se muestra propicia.

Entremos pues compañeras,
entremos con devoción
implorando la clemencia
del que todo lo creó.

Tomemos agua bendita
que nos sirva de salud
para llegar con acierto
al Cristo de la Vera Cruz.

Postrémonos de rodillas
ante esta imagen- sagrada
que todo el pueblo venera
con la efusión de su alma.

Apártense las señoras
no nos impidan el paso
dejen pasar las casadas
que van a ofrecer el ramo.

La misión que a Vos traemos
es urgente y necesaria
regad Señor nuestros campos
con el agua deseada.

Agua pedimos, Señor;
agua pedimos, Dios mío
para regar nuestros campos
con el copioso rocío.

Nos aquejan y rodean
bien veis Señor cuántos males;
la lluvia nos escasea
con contrarios temporales.

Bien conocemos Señor
que nuestros pecados son
la causa de nuestros males
ya Vos pedimos perdón.

Cristo de la Vera Cruz
hazlo por las criaturas
que se van a morir de hambre
por causa de la sequía.

A los pobrecitos niños
que a sus madres piden pan
éstas no tienen que darles:
a los cielos clamarán.

Al verles la pobre madre
que no tiene que darles:
triste y llorando derrama
muchas lágrimas de sangre.

Anda el pobre labrador
trabajando noche y día
y si no viene la lluvia
se secan las semillas.

Ven sus tierras agostadas
sin producir las semillas
viendo que le falta el agua
por lo que todos suspiran.

Los pobres van por las puertas
muchas limosnas pidiendo
muchos no les quieren dar
porque el año están temiendo.

Los hijos les piden pan
muchas lágrimas vertiendo
hijos míos no lloréis
que el Señor dará el remedio.

La blasfemia y la impiedad
y profanación de fiestas
son consecuencias funestas
de nuestra calamidad.

Por eso Dios nos castiga
con temporales tan malos
y con tan grande sequía
en este presente año.

Cristo de la Vera Cruz
que sois la suma bondad
mostradnos Señor clemencia
y nuestros campos regad.

Si nuestros pecados son
la causa de ruines años
perdón pedimos Señor
muy contritos y humillados.

El llanto del parvulito
oye dulce Redentor
y del anciano contrito
percibe su clamor .

No desechéis nuestras preces
las súplicas y plegarias
que afligidos os dirigen
estas humildes cristianas.

Nos daréis ciento por uno
en nuestros frutos sembrados
con vuestra divina .gracia
que con ansia suspiramos.

Cristo de la Vera Cruz
compadeceos Dios mío
de la culpa de los padres
que van apagar los niños.

Criaturas inocentes
que en el pecho de la madre
lloran pues los pobrecitos
porque alimento no sale.

Agua pedimos Dios mío
agua si la merecemos,
se nos secan las cebadas
los trigos y los servendos.

Cristo de la Vera Cruz
todo lo podéis hacer
estar el cielo estrellado
y comenzar a llover.

En prueba de este favor
oh dulce Jesús amado
os ofrecemos gustosas
este pequeñito ramo.

Recibidle padre amado
recibidle por piedad
os lo ofrecemos de veras
aunque es poca cantidad.

Adiós Cristo soberano
adiós dueño idolatrado
échanos la bendición
y borrad nuestros pecados.

A Vos pedimos Señora
como nuestra medianera
que nos conserves los frutos
y nos libres de una piedra.

Adiós purísima virgen
madre del Verbo encarnado
échanos la bendición
que postrados esperamos. ,:'

Adiós padre bondadoso
adiós Virgen y adiós santos
adiós ministros de Dios
adiós jóvenes y ancianos.
¡Viva el Cristo de la Vera Cruz!

Recogido en Quintanilla de los Oteros por José Luis Alonso Ponga.


CUENTO DE SAYAGO

Había una chica que la rondaba un chico y no se vengaba de ganarla, y le dijo que no se "lo" daba si no le daba dinero. Y luego el hombre, pues no era tonto tampoco -también estudió-, le estropeó un caldero de la abuela de la muchacha, lo metió en un saco y se lo puso a la cabecera. Y ella, desque vio el saco, dijo:

-Pues hoy me paga bien...

Pues la muchacha se le dejó.

Y luego, tocaba al baile la muchacha y decía:

Ese que anda en el baile
tiene cara de ladrón,
que el dinero que me ha dado
todo ha sido de latón.

Y contestaba él:

" Dixiste no me lo dabas
si no te daba dineiro;
tú te quedaste sin virgo
y tu abuela sin caldeiro.

Recogió Alberto Jambrina Leal en Villardiegua de la Ribera (Zamora), de Sinforosa Velasco, 79 años.


PONERSE HECHO EN BASILISCO

Hasta nuestros días llega la fama de tan terrible ser, fabuloso reptil que aparece en leyendas clásicas y medievales a través de toda Europa y cuya mirada y alientos son fatales para quien los recibe. Las definiciones acerca de su forma externa varían según la imaginación o circunstancias de quienes la describen; en general se le considera producto de un huevo, puesto por un gallo viejo -generalmente de siete años- que es incubado entre el estiércol o materias venenosas. Su hálito contagia personas, animales y plantas, hasta el extremo que se supone que él creó el desierto y en él vive; algunos viajeros, sin embargo, se atrevían a cruzar las grandes extensiones arenosas acompañados por un gallo, pues se decía que su canto mataba al mitológico animal. Otros decían que el olor de la comadreja acababa con él. Había quienes, en fin, confiaban la seguridad de su viaje a un simple espejo, pues sabían que si el basilisco se miraba en él caía fulminado.

Covarrubias dice: "Críase en los desiertos de Africa, tiene en la cabeza cierta crestilla con tres puntas en forma de diadema y algunas manchas blancas sembradas por el cuerpo; no es mayor que un palmo; con su silvo ahuyenta a las demás serpientes y con su vista y resuello mata. Llamóse régulo, o por la diadema que tiene en la cabeza, o por la excelencia de su veneno e imperio que tiene en todas las demás serpientes ponzoñosas".

La mitología acerca del animalillo es abundante, basada sobre todo en descripciones de la Biblia, de Plinio, de Lucano, de Aulo Gelio, de Marsilio Ficino, de Galeno y de muchos otros.

Quevedo, con su fina ironía, glosa en estos versos su opinión sobre el terrible animal:

Si está vivo quien te vio,
toda tu historia es mentira,
pues, si no murió, te ignora,
y si murió, no lo afirma (1).

Algo más crédulo, al menos en lo que respecta a una de las partes de la ficción se muestra el padre Feijoo al escribir en la sección de Historia Natural de su "Teatro Crítico Universal": "Es verdad que el gallo en su última vejez pone un huevo, pero falso que este huevo sea de tan malas consecuencias. .."

Alejandro Guichot, en una de sus colaboraciones para la revista "El Folklore Andaluz", dice: "Debe matarse al gallo antes de los siete años, pues en esta edad pone un huevo, lo empolla, saca un basilisco y muere en el acto". Después añade esta adivinanza:

No tengo ni tuve madre
yo mismo maté a mi padre
y soy de condición tal,
que tiene pena de la vida
el que yo llego a mirar (2).

El Diccionario de Autoridades (3) le imagina de esta forma: "Tiene la cabeza sumamente aguda y sobre ella una mancha blanca a modo de corona de tres puntas, los ojos son muy encendidos y roxos. El cuerpo es pequeño, y el color de él tira a negro, salpicado de manchas blancas, la cola es larga y delgada y de ordinario la trae enroscada" .

El doctor Castillo de Lucas en un trabajo sobre el Basilisco escribe: "Ningún naturalista serio ha comprobado que el gallo ponga un huevo. Lo más probable es que esta falsa idea haya surgido al ver al gallo viejo, aislado y acurrucado en el estercolero, y haber allí un huevo de culebra, de los que frecuentemente ponen estos ofidios y de los que germinan con la fermentación de la basura" (4) .

_____

(1) F. de Quevedo: El Parnaso Español. Musa VI, romance XXIII.

(2) El Folklore Andaluz. Reedición del Excmo. Ayuntamiento de Sevilla, 1981.

(3) Diccionario de Autoridades. Reedición Ed. Gredos, Madrid.

(4) Boletín del Consejo General de Col. de Médicos, núm. 80, 1954, Madrid.