Si desea contactar con la Revista de Foklore puede hacerlo desde la sección de contacto de la Fundación Joaquín Díaz >

Búsqueda por: autor, título, año o número de revista *
* Es válido cualquier término del nombre/apellido del autor, del título del artículo y del número de revista o año.

UNAS NOTAS SOBRE LOS PLIEGOS DE CORDEL EN EXTREMADURA

RODRIGUEZ PASTOR, Juan / FERNANDEZ GONZALEZ, Manuel / GARCIA CONTRERAS, Alicia

Publicado en el año 1998 en la Revista de Folklore número 205.

Esta visualización es solo del texto del artículo.
Puede descargarse el artículo completo en formato PDF desde la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes.

Revista de Folklore número 205 en formato PDF >

Los últimos números de la revista están disponibles en el servidor de la Fundación Joaquín Díaz >


I- INTRODUCCIÓN

Cualquier persona que se acerque a la Literatura de tradición oral terminará topándose, tarde o temprano, con el tema de los romances de ciego. Eso es lo que nos ha pasado a nosotros. Desde hace años venimos acercándonos a este tipo de Literatura, aprovechando también las ventajas que tiene para la enseñanza de la Literatura en la Educación Secundaria y en Bachillerato. De ahí que, muchas veces sin buscarlo, hemos ido hallando algún que otro material de este tipo, material que hemos dejado aparcado en algún cajón.

Sin embargo, el curso pasado, con una ayuda que nos concedió la Caja de Extremadura (ayudas que viene convocando esta entidad desde hace algunos años para realizar trabajos de investigación con los alumnos de enseñanzas medias), dedicamos nuestro esfuerzo, de modo especial, a la recogida de romances y canciones tradicionales en la comarca pacense de la Siberia extremeña. El trabajo obtuvo unos resultados superiores a los que habíamos previsto; así, los veintitrés alumnos participantes consiguieron grabar 352 romances y canciones de todo tipo. Una amplia selección de las mismas (274) fue la que presentamos a la Caja de Extremadura en el trabajo final.

Pero, además de este material grabado magnetofónicamente, apareció también un importante material escrito: hojas sueltas y pliegos de papel. Se trata en todos los casos de hojas y pliegos de colores que fueron comprados por las gentes de la comarca a los ciegos, evidenciando por un lado la gran difusión que obtuvieron estos textos y, por otro, la mezcla entre oralidad y escritura que viene caracterizando a estos romances de ciego. De este material daremos cuenta más detallada en un próximo artículo, porque, en esta ocasión, queremos centrarnos únicamente en dar una breve noticia de aquellos textos escritos referidos a Extremadura, y no sólo los hallados en el trabajo de recogida del curso pasado sino también los que hemos ido encontrando durante los años anteriores.

Así pues, queremos precisar que no reproducimos aquí un importante número de romances de ciego que hemos recogido oralmente, sino sólo los hallados por escrito en hojas sueltas y en pliegos de cordel. Y es que la pervivencia en la oralidad de estos romances de ciego es aún significativa. Romances como "El crimen de Don Benito" o "En Santa Amalia había una joven" mantienen en la memoria de la gente hechos truculentos ocurridos en las poblaciones extremeñas. Eso sí, aclaremos antes de nada que el hecho de que nuestro interés se centre en los textos extremeños, no nos hace olvidar que la mayoría de los romances de ciego que hemos recogido refieren crímenes sucedidos en muy diferentes puntos de la geografía nacional.

Hemos dividido este artículo en dos apartados. En el primero damos noticia de los textos que, aunque no se refieren a Extremadura, fueron impresos en talleres tipográficos extremeños. En el segundo apartado copiamos aquellos textos referidos a cualquier punto de la geografía extremeña, textos que, repetimos, hemos hallado en hojas sueltas y en pliegos de cordel.

Somos conscientes de que este trabajo es una pequeña aportación al tema. En Extremadura contamos con valiosas aportaciones como la de Antonio Rodríguez-Moñino, quien se refirió a los pliegos de cordel en varios de sus eruditos trabajos, por ejemplo, en su "Diccionario geográfico popular de Extremadura", publicado en la Revista de Estudios Extremeños. También Bonifacio Gil García recogió en su Cancionero popular de Extremadura una docena de romances de ciego; e, incluso. Julio Caro Baroja recogió en su antología de Romances de ciego uno referido a Extremadura: "Rosaura la de Trujillo" (1980, pp. 64-71).

II - TEXTOS IMPRESOS EN EXTREMADURA

a) ALMENDRALEJO

1- "LA NIÑA PERDIDA Y LA VIRGEN DE LA ESPERANZA. Nuevo y verdadero romance en el que se declara la pérdida de una niña de tres años de edad, en la romería de la Virgen de la Esperanza, valle de la Almena, provincia de Asturias, y habiendo transcurrido 17 años vino a encontrarla un hermano suyo en Ultramar en las montañas, y la trajo en clase de novia, sin conocerse; llegaron a casa de sus padres el 15 de abril de este presente año, con lo demás que manifiesta el papel".

El texto se encuentra en un pliego de cuatro páginas o "planas" en cuarta, con un dibujo inicial de la Virgen de la Esperanza encima del globo terráqueo. Al final hay otro dibujo en el que dos ángeles sujetan una corona, en cuyo centro se lee: "FINIS".

Como pie de imprenta aparece: "Almendralejo.- Tipografía de Los Carballares, Becerro, número 8”. El pliego se localizó en la localidad de Fuenlabrada de los Montes. De este romance hemos recogido oralmente un par de versiones.

b) BADAJOZ

2.- "NUEVA RELACIÓN en que se refiere el castigo que ha enviado la Divina Providencia en un pueblo de la provincia de Cartajena (sic) y sus inmediaciones, llamado Espinal de la Sierra, el día 7 de enero de 1885, por medio de una serpiente horrorosa, y del modo que se valieron seis militares para darla muerte, por milagro de la Virgen del Carmen, resultando tener seis varas de larga por cuatro y cuarta de circunferencia, con lo demás que verá el curioso lector".

Pliego de cuatro páginas en cuarta. Al principio una imagen de la Virgen del Carmen. Al final se añade este párrafo: "Se llama el castigo de Dios, porque fallecieron 123 personas en la Iglesia, de la juventud que estaban divirtiéndose como en las calles, y se vende este papel para escarmiento de todo el género humano. Se gana 200 días de indulgencias llevando consigo el santísimo retrato de la Virgen del Carmen".

Pie de imprenta: "BADAJOZ.- Tip. LA INDUSTRIA, Aduana, 4". Se localizó el pliego en Fuenlabrada de los Montes.

3.- "VERSOS MEMORABLES a consecuencia de la grande tempestad ocurrida la noche de S. Calixto, memorable que fue en el 14 de octubre de 1879".

Pliego de cuatro páginas en cuarta. Al principio una imagen de Santa Bárbara. Pie de imprenta: "Impreso en Murcia, reimpreso en Zafra, en Badajoz y en Llerena". Se localizó en Fuenlabrada de los Montes.

c) CASTUERA

4.- "LOS PAJARITOS DE SAN ANTONIO". Hoja suelta con dos páginas en cuarta. Pie de imprenta: "Imp. Rodríguez y Fernández.- Castuera". De esta conocida canción hemos recogido diversas versiones oralmente. Se localizó la hoja en Castilblanco.

d) HORNACHOS

5.- "SEGUNDA PARTE. En la que se da cuenta y refiere la carta que dejó escrita y cómo Pedro Carreño le mandó hacer la caja y la despedida que le hecho (sic) el día de su entierro".

Hoja suelta con dos páginas en cuarta, ya que falta una hoja. Pie de imprenta: "Imp. Valdés. Hornachos". De este conocido romance hemos recogido oralmente numerosas versiones. Se localizó la hoja en Villarta de los Montes.

e) LLERENA

6.- "SALVE EN VERSO DEDICADA A NUESTRA SEÑORA DEL CARMEN. Compuesta por un capitán marino por haberle sacado con bien de una espantosa tempestad el día 20 de octubre de 1884".

"SEGUNDA PARTE. Castigo que ha sufrido un joven de 18 años por blasfemar contra Dios y haber castigado a su madre el día 20 de mayo de este presente año". Pliego de cuatro páginas en cuarta. Al principio hay un dibujo de la Virgen del Carmen y otro de un barco. Pie de imprenta: "LLERENA.- Imp. y taller de encuadernaciones de D. Francisco Monroy". De este pliego hemos hallado dos ejemplares, localizados ambos en Fuenlabrada de los Montes.

7-. “CANCIONES MÍSTICAS para implorar el perdón de nuestras culpas por la intercesión de María Santísima del Pilar".

"ORACIÓN A S. GERÓNIMO por las benditas Animas del Purgatorio ".

Pliego de cuatro páginas en cuarta. En la primera página hay una imagen de la Virgen del Pilar. En la tercera una imagen de San Gerónimo. Pie de imprenta: "LLERENA.- Imp. y taller de encuademaciones de D. Francisco Monroy". Se localizó en Fuenlabrada de los Montes.

8.- "HORROROSA TRONADA que ha caído en Navarra en la provincia de Pamplona, en el pueblo de Puerto de Ebro, por castigo de haber quemado una ermita de la Virgen del Pilar, causando muchos estragos y muertes los rayos, centellas, mangos de fuego y piedras, que cayeron por espacio de dos horas, en este presente año, como puede ver el lector".

Pliego de cuatro páginas en cuarta. Al principio hay una imagen de la Virgen del Pilar. Al final se añade este párrafo: "Este papel es repartido por doce hombres y dos mujeres por toda España, para que en todas las casas lo tomen, pues no vale más que cinco céntimos, para que todo el mundo se entere del milagro que ha hecho Nuestra Señora del Pilar con un caballero labrador. Todas estas estampas están bendecidas por el Excmo. e Ilmo. Sr. Arzobispo de Sevilla, y todas las personas que le lleven consigo, se les conceden cuarenta días de indulgencias teniendo la devoción de rezar una salve. Vale cinco céntimos y es una limosna que se hace para la Virgen".

Pie de imprenta: "LLERENA.- Tip. de Monroy". Se localizó el pliego en Fuenlabrada de los Montes.

9.- Véase el n.° 3.

f) PLASENCIA

10.- "EL NIÑO QUE HABLO A LAS TRES HORAS DE NACER. Papel que da cuenta de lo ocurrido en el pueblo de Viator, provincia de Almería, en este presente año con María del Carmen Gallardo que ha dado a luz, un niño que a las tres horas de nacer habló cinco palabras defendiendo a su madre, obra de la Divina Providencia, donde se deja comprender que ha nacido para sabio, porque adivina los años que ha de vivir, las trampas que le debía a su madre un hermano de su padre y un particular del mismo pueblo, con lo demás que verá el curioso lector".

Pliego de cuatro páginas en cuarta. Al principio una imagen de la Virgen del Carmen; y, al final, una gran cruz. Pie de imprenta: "Reimpreso en Plasencia.- Imp., Lib. y Enc. de José Hontiveros". Localizado en Fuenlabrada de los Montes.

g) VILLANUEVA DE LA SERENA

11.- "LA DAMA CASIMIRA. SEGUNDA PARTE” Una hoja suelta, en cuarta. Pie de imprenta: "Imprenta y Fabrica de bolsas de Pedro Parejo.- Villanueva de la Serena". Se localizó esta hoja en Fuenlabrada de los Montes.

h) ZAFRA 12.- "Horroroso parricidio y ASESINATO ejecutados por Luis Quintana y su querida María Gracia, en 25 de febrero de 1909, en el pueblo de Hornos, provincia de Jaén".

Pliego de cuatro páginas en cuarta, con un dibujo de la Virgen del Carmen en la primera página. El romance aparece firmado "Por Lorenzo María Expósito". Como pie de imprenta se lee "Tip. De E. Hernández García. Zatra (sic)", por lo que nos queda la duda de si se refería o no a la localidad pacense de Zafra. Se localizó en Fuenlabrada de los Montes.

13.-Véase el n.°3.

III.- TEXTOS REFERIDOS A EXTREMADURA

1.- ALBURQUERQUE Nuevo y verdadero ejemplar que manifiesta el crimen cometido por María Baldó Hernández, la cual sacrificó a sus tres hijos ignominiosamente

Crímenes hay en la tierra,
Virgen Santa del Carmelo,
que estremece el corazón
de los seres más perversos.

Hay criaturas desgraciadas
que compadecer debemos
porque con fieros instintos
para delinquir nacieron.

En la historia que relato
aparece uno de aquellos
cuyos crímenes espantan
en nuestros pasados tiempos.

La capital de Badajoz.
aplaudida y celebrada,
en su provincia hay un pueblo
el cual Alburquerque se llama.

Donde María Baldó
pues fue nacida y criada,
de veinte años se casó,
en Villar del Rey fue avecinada.

El cielo le dio tres hijos,
los mismos que ella criaba
con esmerado recato
muy queridos en su casa.

Estando en este sosiego
le ha arrebatado la parca
al pobre de su marido,
aquí mi pluma se para.

Se aturde mi pensamiento,
se enmudecen mis palabras
al tener que referir
la crueldad más inhumana
que recan (¿ rezan ?) nuestros anales
ni en la historia se hallan,
ni habrán visto los nacidos
desde que España es España.

Esta María Baldó,
de la misma que se trata,
se enamoró de un casado
para su mayor desgracia,
y vean lo que acarrea
una vida depravada,
ante dos enamorados
con su vida relajada,
seguían sus relaciones
con aflicción extremada.

El enemigo cruel
que de dar vueltas no para,
tendió sus redes malignas
y originó esta desgracia.
En uno de aquellos días
que María fue por agua,
se ha encontrado una vecina
la cual Josefa se llama.

Dándole las buenas tardes
le declara estas palabras:
-Antonio me dijo ayer
que muy de veras te ama,
y si no tuvieras hijos,
mucho mejor lo pasaras,
se juntaría contigo
y a su mujer la dejara.

Aquí comenzó María
a cavilar con qué maña
daría muerte a sus tres hijos
sin que nadie se enterara.

Aquí madres de familia,
las que con fuerza extremada
adoran tanto sus hijos,
escuchad en esta plana.

Que hasta el reptil venenoso
que en su caverna se halla
por alimentar a sus hijos
se desalienta y se mata.

Y esta María Baldó,
siendo racional y humana,
por el amor al querido
fue su sangre devorada.

Cogiendo al niño pequeño
una muy fresca mañana
con halagos amorosos
de su casa lo sacaba.

Con dirección hacia el río
que Guadiana se le llama,
la inocente criatura
a su madre suplicaba.

Decía le diera pan,
la misma que contestaba:
-Ahora te voy a dar
Que jamás tendrás ya ganas.

En esto llegar al río
por la mano lo tomaba,
-Aquí mueres inocente,
sin tener culpa de nada.

Y sin otras cosas más
arrojó al niño a la balsa.
Se volvió para su casa
contenta como unas pascuas,
meditando nuevamente
matar los dos que quedaban.

Al otro niño mediano
diariamente lo encerraba
en la cuadra con los cerdos
para que lo devoraran.

Pero la majestad suprema,
la que de todo se encarga,
no permitió ni así quiso
que al niño molestara.

Pero la villana madre
a su hijo le pegaba
con un palo en la cabeza
que difunto lo dejaba.

Al momento lo enterró
en el corral de su casa
en un montón de basura,
y con ella lo tapaba.

¿Habrá madre más infame?
¿Habrá madre más villana?
Ni las fieras campesinas
cometen tales hazañas.

Así pasó algunos días
y los vecinos notaban
la falta de aquellos niños
que por el pueblo no andaban.

Pero nadie se creía,
y ninguno sospechaba
en el grande sacrificio
que esa infame ejecutaba.

Otro niño de seis años,
último que le quedaba,
en compañía del querido
se salieron de su casa.

Con dirección a la Rambla,
tras el Calvario se halla,
muy capaz, para ocultar
el proyecto que formaba
con ese inocente niño
que en su compañía llevaba.

Jugando por el camino,
como cosa de la infancia,
llegaron por fin al sitio
estas almas tan malvadas.

Con su pequeño escaldillo (¿escardillo?)
estuvo haciendo la zanja;
coge la madre a su hijo,
de pies y manos le ata.

Y aquel inocente niño
lamentándose exclamaba:
-Madre, qué va usted a hacer,
por qué las manos me ata,
ya sabe usted que soy bueno,
hago lo que usted me manda.

Sin tocarle el corazón
del niño con estas palabras
allí lo enterraron vivo,
¡quién vio acción tan inhumana!
Y en otra segunda parte
daremos fin a esta plana.

DESCUBRIMIENTO DEL CRIMEN

Segunda parte

Se marcharon para el pueblo
declarando estas palabras:

-Ya estamos solos y libres
ya no hay quien lo impida.

Gozaremos nuestro amor
con la libertad sobrada,
pero sabemos que Dios
nunca quiere ocultar nada.

Dispuso se descubriera
y le sentencia la Sala
para educación y ejemplo
de la creación humana.

A los ocho días del caso,
miércoles por la mañana,
una nube se formó
la misma que derramaba
la lluvia sobre la tierra
con una fuerza extremada
hasta tanto que descubrió
el sitio en que el niño estaba.

Pasó un pastor por allí
y al punto se aproximaba,
pero cuando vio la cabeza
de aquella criatura humana
se fue al pueblo al momento
y dio cuenta de lo que pasaba.

Reunida la autoridad
con dos parejas de guardias
detrás del acusador
se dirigieron a la Rambla
que está detrás del Calvario.

Llegan al sitio y se pasman,
han sacado una criatura;
según el juez ordenaba
se lo llevaron al pueblo
donde fue depositada.

Como el vulgo de la gente
ya hacía días que notaba
la falta de aquellos niños
que por perdidos se daban.

Sospecharon desde luego
que María se encontraba
llorando por sus tres hijos
para que nadie la culpara.

El juez la mandó prender
y a la cárcel la llevaron
la toman declaración
y ninguna comprobaba.

La hicieron tener su hijo
mientras que la retrataban,
hasta que por último ella
confesó la verdad clara
diciendo las ignominias
que ya arriba se delatan.

El juez la mandó encerrar
y de hierro la cargaban,
y formaron la sumaria
y han levantado la causa,
que sufra garrote vil
en una pública plaza.

El tal Antonio Contreras,
por ser cómplice en el delito,
ha salido sentenciado
a veinte años de presidio.

-En este lóbrego calabozo
entre cadenas y grillos
me condenan los fiscales
a veinte años de presidio.

Esto se me emplea bien
con la vida no pagaba
sólo por meterme yo
en cosas que no me importaban.

Cuando supo mi mujer
los pasos que yo tenía,
la infeliz me aconsejaba
y yo menos la quería.

Cuando me hallaba engreído
con Josefa y con María,
abandoné a mi mujer
ni a mis hijos los quería.

Muchos nos aconsejaban
tanto a mí como a María
nuestra gran perdición
y nuestra cosa perdida.

Todo esto nos buscó
Josefa Gómez Murillo.
María subió al cadalso
y yo moriré en presidio.

A los casados encargo
que me tengan en memoria;
que vivan con sus mujeres
y no se emboben en otras.

Igualmente a las mujeres
que vivan con sus maridos
y siempre tengan presente
lo que a mí me ha sucedido.

La sacan del calabozo
para meterla en capilla,
delante de un crucifijo
se ha postrado de rodillas.

¡Oh, gran Dios del alto cielo!
-de esta manera decía-
por llevarme de un consejo
me encuentro en esta capilla.

Devoré mi propia sangre
y me veo aborrecida
de Dios y de todo el mundo
y aun de mi misma familia.

No hay mujer más fementida,
nadie me tenga dolor,
la madre que mata un hijo
no tiene perdón de Dios.

Las siete acaban de dar
en el reloj, lance fuerte,
esto me anuncia la muerte,
corazón no hay que temblar.

Para pagar mi delito,
pues la muerte no la siento,
a vista de todo el mundo
para que sirva de escarmiento.

Puesta en cruz. y arrodillada
meditando en mi agonía,
perdonadme, padre mío,
pues me encuentro arrepentida.

Ya han tocado las ocho,
al patíbulo la sacan
y puesta al lado de la argolla
en altas voces gritaba:

-Mirad, madres de familia,
recordad bien mi desgracia,
no llevarse de consejos
ni hacerse caso de nada.

Perdonadme, hermanos
que ya la hora es llegada,
y redadme un padrenuestro
por la salvación de mi alma.

Al decir su único hijo,
al tornillo le dan vuelta,
María quedó cadáver,
el Señor la tenga en cuenta.

Ahora pidamos a Dios
y a la majestad sagrada
nos libre de un mal pensamiento
y una hora tan menguada.

Efectuada la sentencia
el 29 de abril de 1909.

Es propiedad de José Martínez y Ramírez.

ALMADÉN (Provincia de Ciudad Real). Imprenta y
librería.- Surtido de romances, historias, novelas, silabarios, etc. de Eulogio Gallego.

(Pliego de cuatro páginas en cuarta. Al principio un dibujo de la Virgen del Carmen. Se localizó el pliego en Fuenlabrada de los Montes).

2.- ALMENDRALEJO

EL CRIMEN DE ALMENDRALEJO

Primera Parte

¡Oh Virgen de la piedad!
te suplico protección
para esplicar (sic) el suceso
que en Almendralejo ocurrió.

En dicho pueblo habitaba
una viuda con seis hijos
que por la gente del pueblo
todos eran muy queridos.

El más pequeño de ellos
veintisiete años contaba
y el oficio que tenía
era tallador de banca.

Estando un día tallando
a las seis de la mañana
se le presentó "Toruro"
y le ha entregado una carta.

José Gil se levantó,
que así el mozo se llamaba,
cinco pesetas le dio
por saber de qué trataba.

En la carta le decía
que era una cita de amor,
a eso de las dos y media
le espera en el pozo Airón.

En lo que acobija (sic) el mundo
no se ha visto ni se ve
otro crimen como este
de dos hombres y una mujer.

SEGUNDA PARTE

Han sido los criminales
estos que voy a nombrar:
Ángel Sierra de la Iglesia
y José Canseco Pardal.

María Sierra González.
autora de todo el drama
que hacía cuatro años
que buscaba la venganza.

Por fin lograron su intento
escribiendo una carta,
el papel quería volar
y los tinteros brotaban.

Al saberse la noticia
en aquel pueblo tranquilo
los vecinos aclamaban:
¡que mueran los asesinos!

¡Qué orrible (sic) cuadro era aquel!
que José Gil presentaba,
los médicos le contaron
treinta y siete puñaladas.

Sus miembros se los cortaron
y en el pantalón los prenden,
y sacándole la lengua
le traspasaron las sienes.

Con un punzón que llevaban
los malvados criminales
le cortaban las muñecas
y él aclamaba a su madre.

Después de acabar el crimen
el Sierra se marchó a casa,
José Canseco se fue
a por madera a Solana.

Pensando que con aquello
él su delito ocultaba,
pero Dios que todo lo puede,
una sorpresa le aguarda.

La Guardia Civil escondida
tras de un poste le esperaba
y cogiendo al criminal
a la cárcel lo llevaban.

FIN

(Cuatro páginas en cuarta. En la primera hay un dibujo de San José con el Niño y los títulos de dos romances: "Horrible tragedia ocurrida en el pueblo de Osa de Montiel (Albacete). Original de J. Tom" y "Horrible crimen en Almendralejo provincia de Badajoz". El crimen de Almendralejo aparece escrito en la cuarta página. Se localizó en Herrera del Duque).

3.- VALDECABALLEROS

HORROROSO CRIMEN

Sucedió en el término de Valdecaballeros, provincia de Badajoz, el día 10 de septiembre

Primera parte

Glorioso San Agustín,
seca la pluma de la Iglesia,
alcanza del Ser Supremo
alumbre mi torpe lengua
para poder explicar
una acción, la más perversa
que se ha visto y no se ha oído
en todos los que se encuentran.

En término de Valdecaballeros,
cerca de San Simón,
han cometido este crimen
que causa admiración.
El día diez de septiembre,
qué día tan desgraciado!
salió Francisca de Cañamero
con dirección a su ganado.

Al dar vista a una cuesta
cerca de San Simón,
el criminal asesino
tras de una mata salió.
Yendo Francisca Martín
caballera en su yegua
este criminal malvado,
de un empujón, la tumbó a tierra.

Estuvieron peleando
más de dos horas y media,
y de un golpe que la dio
se apoderó de ella.
-Entrégate tú Francisca,
que solos estamos los dos
los desprecios que me has hecho
ahora me cobraré yo.

—No lo permita el Rey del cíelo
y la Reina soberana
que este negro asesino
no toque nada mi alma.
Este criminal malvado
tiene muy mal corazón,
a la pobre la Francisca
¡cuánto tormento la dio!

Mira si sería malo
y de mala condición,
que con un hacha en mano
el casco la desprendió.
La agarró por los cabellos
por el monte la arrastró
este criminal malvado
la lengua se la cortó.

Vaya un crimen tan horrendo
un criminal tan traidor,
que le ha sacado los ojos,
las orejas le cortó.
Este criminal malvado
tiene muy mal corazón,
que a unos treinta y cinco metros
del camino, la arrastró.

Después de ejecutar el crimen
a su pueblo se marchaba
con las alboreás en la mano,
como si no hubiera hecho nada.
Esta Francisca Martín
a su esposo tenía dicho
que si alguno la mataba
le echara la culpa al Niño.

Cuatro días estuvieron
buscándola con anhelo
a la pobre la Francisca,
y se la encontró su suegro.
Entonces el pobre anciano
ha comenzado a llorar,
y a su hijo le decía:

-Francisca es asesiná (sic).
La pobre de la Francisca
en Valdecaballeros está enterra (sic),
allí la hicieron la autopsia
por medio de un criminal.

Esta Francisca Martín
era una mujer muy buena,
un criminal la asesinó
cerca de la Zarzuela.

SEGUNDA PARTE

¡Qué lástima Francisca,
quince meses ha estado
con su esposo Leocadio,
un criminal se la ha matado!
Todo el pueblo de Cañamero
llora por esta infeliz;
que maten al criminal,
porque siempre ha tenido mal vivir.

De la muerte de esta inocente
todos nos debemos de acordar,
Dios la haya recogido su alma
y maten al criminal
Le digo a todos presentes
que la recen por favor,
la muerte que ha tenido esta Francisca
entre la Zarzuela y San Simón.

Fue la Guardia Civil
en casa del criminal,
le preguntó a su mujer:
-Su marido, ¿dónde está?
-Mi marido no está en casa,
se ha ido a Logrosán,
que debemos una cabra
y la ha ido a pagan

Entonces la Guardia Civil
con mucho cariño y agrado:
-Saque usted la ropa y el hacha
con que el crimen ha ejecutado.
Entonces el criminal
de una habitación salió,
la Guardia Civil le pregunta
y él nada contestó.

Le pusieron las esposas
y atado de pies y manos
en la cárcel de Cañamero
prisionero le dejaron.
Al otro día siguiente
a Herrera se lo llevan
y le meten en la cárcel
que cumpla su condena.

Le toman declaración,
este criminal malvado
no ha mudado de color.
Este Niño criminal
no tiene perdón de Dios
que una noche en silencio
de la cárcel se escapó.

Aquí mi pluma se para
ya no puede escribir más,
le pondremos al corriente
de que salga el Juicio Oral.

(Pie de página ilegible, por el mal estado del original. Hay un dibujo de una cruz con el siguiente pie: "A la pobre de Francisca Martín, asesinada brutalmente por J. Morales "El Niño" el 10 de septiembre". Este texto fue publicado por la Asociación Cultural "La Alforja" en la revista Gamonita, n.° O, Castilblanco, 1990).

4.- ZALAMEA DE LA SERENA

VERSOS EN OBSEQUIO DEL SANTÍSIMO CRISTO DE ZALAMEA

¡Oh cristiano, que atento me escuchas!
de este santo Cristo te voy a explicar
los prodigios y milagros que obra
que ninguna pluma puede enumerar:
con gran voluntad,
colocad en el pecho la estampa
de este Crucifijo, y os consolará.

Este Cristo es de Zalamea,
veneraban antes en la parroquial;
y por ser muy antigua y su efigie
de aquella iglesia lo mandan mudar
al santo hospital
de los pobres, y el hospitalero
una lamparita le puso alumbrar.

En Llerena un hombre hechizado
triste y afligido en su enfermedad,
implorando el auxilio y amparo,
de este santo Cristo, la salud le da,
oíd y escuchad,
que el aceite de la lamparita
terribles hechizos le hizo arrojar.

Una enferma se hallaba en la cama
ya ciega y tullida, y al Cristo ofreció
darle un paño junto con diez reales
y el divino Cristo buena la dejó,
y pronto quedó
libre y sana de todos sus males;
atended cristianos lo que sucedió.

Otra enferma la encontró en la calle
la preguntó afable, y ella respondió:
no de valde (sic) me ha curado el Cristo,
diez reales y un paño a mí me costó;
y al punto se halló
tan enferma como antes estaba
que este Crucifijo así lo permitió.

Otro hombre que sembrando había
el trigo en la tierra, al Cristo ofreció
la cosecha que saque partirla,
y esta portentosa maravilla obró,
tened atención,
que en brevísimo tiempo este trigo
espigado y seco el hombre encontró.

Un devoto y su mujer vivían
dentro Zalamea, con gran devoción
si algún ciego pasa por la calle
al punto le manda rezar la oración
de este gran Señor;
y el demonio envidioso por esto
un falso testigo contra ellos movió.

Lleve todo cristiano la estampa
de este santo Cristo con grande fervor
arma fuerte contra los demonios
que siempre tentando van al pecador
digan con amor,
viva, viva, la gran Fe de Cristo
y vivamos todos en gracia de Dios.

FIN

MADRID.- Imp. Universal de F. Hernández, calle del Oso,21.

(Hoja suelta con dos páginas en cuarta. En la primera página hay un dibujo del Cristo crucificado, la representación de cuatro milagros y diversos exvotos. Al pie del grabado se lee: "EL SANTÍSIMO CRISTO DE ZALAMEA. Hay concedidos 100 días de indulgencias". Se localizó la hoja en Fuenlabrada de los Montes).

____________

BIBLIOGRAFÍA

CARO BAROJA, Julio: Romances de ciego, Taurus, Madrid, 1979.

CARO BAROJA, Julio: Ensayo sobre la literatura de cordel, Istmo, Madrid, 1990.

DÍAZ VIANA, LUIS: "El proceso de la literatura de cordel", Revista de Folklore, n.° 85, Valladolid, 1988, pp. 28-36.

GIL GARCÍA, Bonifacio: Cancionero popular de Extremadura, dos vols., Diputación provincial, Badajoz, 1956.

LORENZO VELEZ, Antonio: "Una aproximación a la literatura de cordel", Revista de Folklore, Valladolid, 1982, pp. 146

RODRIGUEZ-MOÑINO, Antonio: "Diccionario geográfico popular de Extremadura", Revista de Estudios Extremeños, Badajoz, 1960-1964.