Si desea contactar con la Revista de Foklore puede hacerlo desde la sección de contacto de la Fundación Joaquín Díaz >

Búsqueda por: autor, título, año o número de revista *
* Es válido cualquier término del nombre/apellido del autor, del título del artículo y del número de revista o año.

Editorial

DIAZ GONZALEZ, Joaquín

Publicado en el año 1998 en la Revista de Folklore número 206.

Esta visualización es solo del texto del artículo.
Puede descargarse el artículo completo en formato PDF desde la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes.

Revista de Folklore número 206 en formato PDF >

Los últimos números de la revista están disponibles en el servidor de la Fundación Joaquín Díaz >


Algunas formas del culto a la diosa griega Deméter y algunas otras de la liturgia debida a la diosa romana Ceres, ambas protectoras de la agricultura realizada sobre tierra cultivada por el hombre, se han mantenido milagrosamente -arraigadas y cristianizadas- hasta nuestros días. Llama la atención el hecho de que en muchos pueblos españoles se sigan encendiendo hogueras en el campo en los días anteriores a la navidad -habitualmente entre Santa Lucía y Santo Tomás, 13 y 20 de diciembre, respectivamente-, costumbre que ha sobrevivido el paso de los siglos unida al acto colectivo y reconfortante de una merienda al aire libre. No es ajeno, sin embargo, a esta supervivencia, el hecho de que la antigua fiesta de la expectación o anunciación se celebrara en los primeros siglos -así lo sabemos por el concilio de Toledo del año 656 y por otros textos, no todos ellos "canónicos"- el día 18 de diciembre, y que seguramente había sido situada precisamente en esa época para asimilar de forma inteligente y no traumática algunas tradiciones paganas entre las que sin duda se encontrarían las hogueras votivas a la Madre Tierra. Desde el momento en que la anunciación a María (Dei Mater) pasó definitivamente a celebrarse el 25 de marzo, la costumbre se acomodó en otra fecha del santoral cercana a la octava de navidad, según las devociones o la oportunidad de cada lugar.