Si desea contactar con la Revista de Foklore puede hacerlo desde la sección de contacto de la Fundación Joaquín Díaz >

Búsqueda por: autor, título, año o número de revista *
* Es válido cualquier término del nombre/apellido del autor, del título del artículo y del número de revista o año.

EL LENGUAJE DE LAS FLORES y ALGUNOS REFRANES ALUSIVOS A LAS ROSAS

PANIZO RODRIGUEZ, Juliana

Publicado en el año 1999 en la Revista de Folklore número 217.

Esta visualización es solo del texto del artículo.
Puede descargarse el artículo completo en formato PDF desde la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes.

Revista de Folklore número 217 en formato PDF >

Los últimos números de la revista están disponibles en el servidor de la Fundación Joaquín Díaz >


¿Cómo vive esa rosa que has prendido junto a tu corazón? Nunca hasta ahora contemplé en la tierra sobre el volcán la flor.

(Gustavo Adolfo Bécquer, 1836-1870)

Las flores tienen su lenguaje propio que es toda una tradición. La costumbre de expresar pensamientos y sentimientos por medio de las flores procede de Oriente. Pero esta tradición se ha ido perdiendo en los tiempos modernos y sólo nos quedan ciertas formas que nos hacen compañía en los momentos más importantes de nuestra vida: la rosa para la persona amada, el ramo de azahar para la novia, la corona dedicada a los difuntos....y, sin embargo, ¡qué poco sabemos de su lenguaje! Pretendemos, con este artículo, contribuir al conocimiento del significado de algunas de las flores más usuales en Castilla y León.

Adelfa: Amor filial
Alhelí blanco: Simplicidad
Alhelí encarnado: Belleza duradera
Alhelí morado: Modestia y hermosura
Amapola: Sueño
Azalea blanca: Romance
Azalea rosada: Amor a la naturaleza
Azucena: Inocencia, majestad
Azucena silvestre: Delicadeza, simplicidad
Boca de dragón blanca: No te fíes
Boca de dragón encarnada: Reconciliación
Botón de azucena: Perdón
Botón de rosa blanca: Corazón que no ha amado
Botón de rosa rosada: Corazón que no ha amado
Cala: Esquivez
Camelia blanca: Hermosura perfecta
Camelia disciplinada: Encantos, melancolía
Camelia encarnada: Reconocimiento
Camelia rosada: Grandeza del alma
Campanilla azul: Compadéceme
Campanilla blanca: Perseverancia
Capuchina: Patriotismo
Clavel amarillo: Desdén
Clavel blanco: Amor ardiente, ingenuidad, talento
Clavel disciplinado grande: Pureza de sentimientos
Clavel disciplinado pequeño: Súplica
Clavel doble: Amor ardiente
Clavel rojo: Amor vivo y puro
Clavel rosado: Preferencia
Clavel seco: Desprecio
Clavelón: Celos
Clavelina blanca: Espero tu promesa
Clavelina de China: Aversión, repugnancia
Clavelina roja: Ligereza
Crisantemo amarillo: Amor frágil
Crisantemo blanco: Verdad
Crisantemo rojo: Yo amo
Dalia amarilla: Unión recíproca
Dalia encarnada: Tus ojos abrasan
Dalia matizada: Mirada engañosa
Dalia morada: Ten piedad de mí
Dalia rosada: Delicadeza
Dondiego de día: Coquetería
Dondiego de noche: Timidez
Espuela de caballero doble: Guerra
Espuela de caballero sencilla: Ligereza
Flor de azahar: Virginidad
Flor de lis: Belleza atractiva
Hiedra: Amistad
Hortensia: Eres de una frialdad
Jacinto: Afecto
Jacinto azul: Constancia
Jacinto blanco: Hermosura discreta
Jazmín amarillo: Desengaño
Jazmín blanco: Amabilidad
Lavanda: Desconfianza
Lila amarilla: Falsedad
Lila blanca: Inocencia
Lila común: Primer amor
Lila silvestre: Humildad
Lirio azul: Belleza caprichosa
Lirio blanco: Dulzura, pureza
Lirio encarnado: Quien espera, desespera
Lirio silvestre: Vuelta a la felicidad
Loto, flor de: Enfado amoroso
Madreselva: Amor fraternal
Magnolia: Amor a la naturaleza, simpatía
Malva real doble: Fecundidad
Malva real sencilla: Dulzura Malvavisco: Caridad
Margarita grande amarilla: ¿Me amas?
Margarita grande blanca: Olvido lo pasado
Margarita pequeña amarilla: Lo pensaré
Margarita pequeña blanca: Inocencia
Mimosa: Sensibilidad
Minutisa: Valentía
Narciso: Egoísmo, vanidad
Nardo: Cita, voluptuosidad
Nenúfar: Pureza de corazón
Orquídea: Belleza
Pensamiento: Recuerdos
Pensamientos silvestres: Amor platónico
Petunia blanca: Persuasión
Petunia morada: Fragilidad
Petunia pequeña: Temo pero espero
Rosa amarilla: Celos, infidelidad
Rosa blanca: Sigilo
Rosa blanca deshojada: Votos de castidad
Rosa blanca marchita: Antes morir que perder la inocencia
Vellosilla: Acuérdate de mí
Violeta: Lealtad
Violeta blanca: Promesas
Violeta doble: Amistad recíproca
Violeta olorosa: Modestia, candor

La Real Academia define el refrán como "un dicho agudo y sentencioso de uso común". No son muchas las paremias alusivas a las rosas, pero he recopilado algunas que ponen de manifiesto los siguientes aspectos:

ASPECTOS POSITIVOS DE LA ROSA

Las flores de mayo alegran el ánimo. La rosa a la fea hace hermosa. Quien rosales plantó, en buenos olores la renta cobró. Quien no agradece una rosa, no agradecerá ninguna cosa. Entre espinas nace la rosa y no es espinosa, sino olorosa.

PARALELISMO ENTRE EL AMOR y LAS FLORES

Doncella sin amores, jardín sin flores. Mujer que no cuida flores, no puede entender de amores. Música y flores llaman amores. Música y flores galas de amores. Rosales y amores, mientras tiene raíces dan flores. Toma flores, mis amores, pues amigo eres de flores.

MES APROPIADO PARA FLORECER

Abril encapulla las rosas y mayo las luce abiertas y hermosas. En abril, flores, olores y predicadores. ¡Entra mayo y sale abril: cuán floridito le vi venir!

INSENSIBILIDAD DE ALGUNAS PERSONAS ANTE LAS ROSAS

Dale de comer rosas al burro y te pagará con un rebuzno. De mujer que no ama las rosas no te enamores. Flores y pajarillos que cantan, bestia es quien no los ama.

CADUCIDAD DE LAS FLORES

Apenas amanece, la rosa florece, mas luego perece. Las flores y la ocasión son de corta duración. No hay flor que no pierda su olor. Pompa vana: hoy hojas marchitas, lo que ayer rosa galana. Toda rosa pierde su aroma.

ASPECTOS NEGATIVOS DE LA ROSA

Bien oliera la rosa, si no fuera espinosa. Junto a la rosa acecha escondida la espina alevosa. No hay rosa sin espinas.

REFRANES ALUSIVOS A LAS ROSAS

Abril encapulla las rosas y mayo las luce abiertas y hermosas.
Abril trae las flores y mayo se lleva los honores.
Apenas amanece, la rosa florece mas luego perece.
Ayer fresca rosa puesta en el florero, y hoy marchita en el estercolero.
Bien sabe la rosa en qué mano posa; el clavel, en la mano de Isabel, y la clavelina en la mano de Catalina.
Bien sabe la rosa en qué mano posa: en el hombre loco y mujer hermosa.
Bien sabe la rosa en qué mano posa: en el hombre discreto y en la mujer hermosa.
Bien te oliera, rosa, si no fueras espinosa.
Coge las flores del buen tiempo, que pronto llegará tu invierno.
Como la rosa es la dicha humana: luce hoy, muere mañana.
¿Cómo os va de amores? Como a mayo con sus flores; si a él le va bien, a mí también.
Con la flor viene el olor y con el fruto, el sabor.
Dale de comer rosas al burro y te pagará con un rebuzno.
De mujer que no ama las flores, no te enamores.
De tal flor, tal olor.
De un capullo se espera una rosa; de una rosa, maldita la cosa.
Dios se llevará las espinas y traerá las flores.
Doncella manoseada, flor ajada.
Doncella sin amores, jardín sin flores.
El cerdo no sueña con rosas, sino con bellotas.
El tiempo cura las rosas y trae las cosas.
En abril, flores, olores y predicadores.
En marzo el verdor, en abril la flor.
En moda y en flor, lo que siente mejor.
Entra mayo y sale abril: ¡cuán floridito le vi venir!.
Entre espinas es la rosa.
("Es" en lugar de "nace”).
Entre espinas nace la rosa, y no es espinosa sino olorosa.
Flor sin olor le falta lo mejor.
Flor y fruto, rara vez verás juntos.
Flores y pajarillos que cantan, bestia es quien no los ama.
Junto a la rosa acecha escondida la espina alevosa.
La abeja no se para en la flor vieja.
La primavera, que cante o que llore, no viene nunca sin flores, ni el verano sin calores, ni el otoño sin racimos, ni el invierno sin nieves o fríos.
La rosa a la fea hace hermosa.
La rosa en su tiempo se abre.
La rosa más hermosa suele ser la más espinosa.
Las flores de mayo alegran el ánimo.
Las flores y la ocasión, son de corta duración.
Mujer que no cuida flores, no puede entender de amores.
Música y flores llaman amores.
Música y flores, galas de amores.
No hay flor que no pierda su olor.
No hay rosa sin espina.
No son todos ruiseñores los que cantan entre las flores.
No todo el año hay rosas.
Pompa vana: hoy hojas marchitas lo que ayer rosa galana.
Quien a su pro bien atina, sabe coger la rosa y dejar la espina.
Quien quiere la rosa, aunque le punce, no se enoja.
Quien no agradece una rosa, no agradecerá ninguna cosa.
Quien rosales plantó, en buenos olores la renta cobró.
Quien siembra espinas no espera recoger clavelinas.
Rosales y amores, mientras tienen raíces dan flores.
Rosa que muchos huelen, su fragancia pierde.
Si fuera rosa florecerá y si fuera espina ella punzará.
Toda flor pierde su aroma Toma flores, mis amores, pues sois amigo de olores.

____________

BIBLIOGRAFIA

El lenguaje de las flores, ilustrado por Kate Greenaway.
Traducido por Rita Schnitzer, Barcelona, 1982.