Si desea contactar con la Revista de Foklore puede hacerlo desde la sección de contacto de la Fundación Joaquín Díaz >

Búsqueda por: autor, título, año o número de revista *
* Es válido cualquier término del nombre/apellido del autor, del título del artículo y del número de revista o año.

Editorial

DIAZ GONZALEZ, Joaquín

Publicado en el año 1998 en la Revista de Folklore número 211.

Esta visualización es solo del texto del artículo.
Puede descargarse el artículo completo en formato PDF desde la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes.

Revista de Folklore número 211 en formato PDF >

Los últimos números de la revista están disponibles en el servidor de la Fundación Joaquín Díaz >


Sin los objetos, los conceptos de espacio y de tiempo perderían buena parte de su significación. Sin embargo, hemos de reconocer que el tiempo de los objetos no se rige por las mismas normas que el nuestro y sus horas abarcan cuadrantes fantásticos presididos por las palabras "ayer", "ahora ", "mañana" o "nunca" y más parecidos al aparato perfeccionado por Tycbo Brabe que a las esferas de los modernos cronómetros. A veces ese tiempo se acerca al de las personas y nos roza, dejándonos la sensación de que alguna parte de nuestro cuerpo ha entrado en contacto con aquella materia, ajustándonos a sus volúmenes o dejándonos percibir sus formas con la mirada o con el tacto. La impresión es real pero precaria y, a lo sumo, el arrimo se prolonga basta abarcar una parte más o menos larga de nuestra vida. Antes o después de ella, sin embargo, los objetos permanecen y extienden su existencia basta abrazar edades incomprensibles para nuestra modesta y limitada percepción. Como nosotros, esas piezas tienen una duración y se avienen a que creemos sobre ellas necesidades, mitos, beneficios y hasta afectos, estando entre las primeras y los últimos la posibilidad de contemplarlas en museos, bajo fórmulas expositivas más adecuadas a su tamaño que a su uso aunque siempre quepa la posibilidad de suplir esa carencia con una contextualización apropiada que al menos nos aproxime a su significado.