Si desea contactar con la Revista de Foklore puede hacerlo desde la sección de contacto de la Fundación Joaquín Díaz >

Búsqueda por: autor, título, año o número de revista *
* Es válido cualquier término del nombre/apellido del autor, del título del artículo y del número de revista o año.

"LA PASTORADA" DE CALZADILLA DE LA CUEZA (PALENCIA)

PORRO FERNANDEZ, Carlos A.

Publicado en el año 1999 en la Revista de Folklore número 225.

Esta visualización es solo del texto del artículo.
Puede descargarse el artículo completo en formato PDF desde la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes.

Revista de Folklore número 225 en formato PDF >

Los últimos números de la revista están disponibles en el servidor de la Fundación Joaquín Díaz >


Popular y tradicional son dos términos que podrían identificar esta obra de teatro que, representada por los pastores, escenificaba algunos sucesos acerca del nacimiento del Niño de Dios, en diferentes modos, según las épocas, en todo el territorio peninsular. Obras tradicionales porque han estado arraigadas en el mundo rural desde hace cientos de años (entroncando con celebraciones medievales, autos de la natividad y los conocidos "officium pastorum") y populares en tanto en cuanto formaban parte de la diversión del pueblo, unidas a un grupo social determinado como era el de los pastores y en un ambiente de colectividad y arropo vecinal que hacían de la obra un acontecimiento esperado.

El territorio de actuación de una obra tipo que tratamos, de origen leonés, desarrollada a finales del XVII o principios del XVIII (1) y de la que derivarían los numerosos textos conocidos, abarca las provincias de Zamora, Palencia, León y Valladolid principalmente, en el ámbito de las antiguas diócesis de León y Astorga, en dos facies claramente diferenciadas, versiones orientales y occidentales separadas por la rima, la presencia de determinados pasajes, diálogos, romances o villancicos, etc. (2).

El regusto popular de la obra hizo que su representación saliera de estos confines, por lo que conocemos otras representaciones relacionadas con esta obra tipo en Salamanca, Segovia o en alejados pueblos de la Montaña de León, llevadas allí por un aficionado al teatro o debido al cambio de sacerdote en la parroquia, oriundo de la zona centro o sureste de León, área de mayor expansión de la obra. Aunque éstas se conservan muy mermadas de texto y posiblemente sin el apego y tradición que tienen las obras de la zona que estudiamos sí nos hablan de la gran popularidad que llegó a alcanzar la obra.

La Pastorada en la provincia de Palencia estuvo extendida sobre todo en la Tierra de Campos, la zona más occidental de la Vega saldañesa y en la comarca de la Peña, territorios pertenecientes a la antigua diócesis de León. Las localidades de las que tenemos testimonios reales de su representación en este siglo son las siguientes: Saldaña, Fontecha de la Peña, Terradillos de Templarios, Lobera de la Vega, Baños de la Peña, Respenda de la Peña, Santibañez de la Peña, Villambrán de Cea, Pino del Río, Barrios de la Vega y Villaeles de Valdavia. Además de estas localidades, sabemos por referencias de ancianos de la zona que también se representó en varios pueblos de la Tierra de Campos, en Añoza hacia 1915, en Villambroz hacia los años treinta, de igual manera que en Cervatos de la Cueza y Quintanilla, localidades en las que hemos recogido también los textos y canciones. De la pastorada de Añoza apenas si pudimos recopilar de octogenarios y nonagenarios la "Licencia" de entrada en misa y varios ofrecimientos. A buen seguro que en otras localidades cercanas también se representó en algún momento del pasado, bien de manera ocasional o con alguna continuidad, como en el caso de Calzadilla o Terradillos (3).

A pesar del gran desarrollo que alcanzó, hoy en día solamente se representa en Terradillos habitualmente, de la mano de un grupo de entusiastas vecinos que presentan la obra todos los años en diferentes localidades de la provincia, y en su propio pueblo aunque no de manera anual, sino cuando lo creen conveniente. Siguen en cierto modo la costumbre antigua, extendida en muchas localidades, de representar la obra no todos los años sino cuando un particular quería ofrecerla (y ofrecía una cordera) por alguna merced recibida o cuando se juntaba un grupo de vecinos con interés de hacer una actividad lúdica en el pueblo.

LA REPRESENTACIÓN EN CALZADILLA DE LA CUEZA

La pastorada de Calzadilla se representó por última vez en los años sesenta, y con anterioridad a esta fecha sólo se conoce una representación del año 1948, siendo ésta, una representación un tanto escogida ya que hacía muchos años que no se realizaba.

El texto que conservamos y que aquí reproducimos procede de unos folios mecanografiados facilitados hace algunos años ya, en 1987, por el cura párroco de Abastas en esos momentos, don Balbino y que en los años sesenta se encargó de dar vida a la que fue la última representación de la obra en Calzadilla al estar ejerciendo de párroco en dicha localidad. Según testimonios directos del párroco, se conocía por entonces algún manuscrito "muy antiguo", original (imaginamos que no más allá de finales de siglo) lo que nos lleva a plantear realmente la tradicionalidad de una obra representada en el pueblo desde épocas pasadas en períodos de tiempo más bien dilatados. No sería entonces una representación ocasional como en otras localidades que conocemos (4).

El desarrollo teatral de la misma tenía lugar de manera similar o idéntica a como hoy en día se sigue realizando en el cercano pueblo de Terradillos de Templarios, único que mantiene la obra viva en toda la provincia y que la representa por la provincia varias veces en las fechas navideñas. En Calzadilla los participantes de la representación se juntaban en el ayuntamiento e iban camino de la iglesia cantando los temas de "A Belén llegar" interpretando seguidamente "En el reino de Judea" a las puertas de la iglesia, tema con el que se pedía la licencia y se entraba en la iglesia ofreciendo la cordera. A continuación se dirigían a sus lugares de actuación y empezaba la misa del gallo. Concluida ésta, se iniciaba la representación con el primer cántico del ángel al que seguía la sorpresa y admiración del Rabadán.

Los pastores, actores destacados de la obra, se vestían con el indumento antiguo propio de su oficio: zamarras, morrales, leguis, cachavas, mientras que la pastora y la zagala vestían un manteo encarnado de paño del país y una pelerina sobre los hombros. Las cachavas de los pastores iban ese día especialmente decoradas con cintas, flores y lazos de colores dada la fiesta que suponía acudir al Nacimiento (5).

Esta Pastorada puede considerarse como del tipo "oriental", esto es, siguiendo un desarrollo de rima en "eo". El texto mantiene fragmentos idénticos (salvo en pequeñísimos detalles) a los de las representaciones de esta zona, la de Terradillos de Templarios, o la que recogimos en Villambrán de Cea. Similar también, pues dentro de este ámbito oriental se encuentran, a las pastoradas leonesas del Cea y Los Oteros, Mansilla de las Mulas. El apartado de cánticos y villancicos se muestra también variado y con cambios lo que nos habla ya de una cierta tradicionalidad de la obra si la comparamos con las de los pueblos cercanos (6), como en el tema "Vaya la Virgen Soberana" conocido en Valverde Enrique, Quintanilla de los Oteros y Mansilla (León) o "Vamonos yendo" que también se canta en Izagre, o Alcuetas (León) pero que no se recuerda en Terradillos o Villambrán. Ambos villancicos se cantaban al finalizar la representación, siendo este último con el que salían de la iglesia "cascando" las castañuelas. El texto "En el reino de Judea" aparece también en Valverde Enrique y el romance "A Belén llegar", se cantaba en la obra de Villambrán de Cea y también en Terradillos de Templarios aunque no aparezca en los trabajos publicados sobre la misma. La tradición de cantar este tema en Terradillos, de camino a la iglesia la noche de la misa del gallo, se perdió hace algunos años pero sigue fresca en la memoria de los antiguos pastores o actores de la obra aunque no se transcribe en los textos publicados sobre esta obra (7).

PASTORADA DE CALZADILLA DE LA CUEZA

- Ida para la iglesia

A Belén camina
la Virgen María,
San José su esposo
va en su compañía.
A Belén camina
quisiera yo ver
un hombre de noche
con una mujer.
Y fueron andando
y luego encontraron
a dos pasajeros
y les preguntaron
si para Belén
hay algo que errar.
- Caminen, señores,
si es preciso andar
que antes de las doce
a Belén llegar.
- Dama más hermosa,
cara más florida,
-dice el uno al otro,
no la vi en mi vida.
- Dama más hermosa
nunca se verá
caminen, señores,
si han de caminar,
antes de las doce
a Belén llegar.
Y fueron andando
y se aposentaron
en un portalito
muy mal preparado.
- ¡Esposo del alma!
aquí nos quedamos,
amparo del cielo
alguno tengamos.

-Entrada en la iglesia

En el reino de Judea,
en el portal de Belén (8)
se celebra el nacimiento
de Jesús de Nazaret.
Vamos a Belén pastores
que cerca va la partida,
que la gente es cariñosa,
posada no faltaría.
Parece que raya el alba,
parece que viene el día,
el alba que va rayando
con la claridad del día.
Y para entrar en el templo
es necesario tener,
licencia del señor cura
de la justicia también.
La licencia la tenemos
que nos la han podido dar,
para entrar en el templo
al Niño Dios adorar.
Apártense, los señores,
y la noble compañía,
dejen entrar los pastores
a ver la Virgen María.
Venid, pastores, venid,
y venid con alegría,
para llegar a Belén
a tomar agua bendita.
Agua bendita tomamos,
con mucha la devoción,
por los pecados veniales
que nos les perdone Dios.
Por las montañas del cielo
bajaba un pastor divino,
a dar agua a su ganado
por las orillas del río.
Ya preparan las fuentes
ya se coronan los ríos,
ya balaban las ovejas
ya brincan los corderillos.
El sol con rubias madejas,
cubrió el campo de oro fino,
la luna de que lo vio,
echó perlas al rocío.
¡Viva el Cordero de Dios!,
¡viva la gran fe de Cristo!,
gloria al Todopoderoso,
gloria al Padre, gloria al Hijo,
gloria al Espíritu Santo,
por los siglos de los siglos.
En el portal de Belén
ponen lumbre los pastores,
para calentar al Niño,
que ha nacido entre las flores.
En el portal de Belén,
hay una carpintería,
que por bajo de los bancos,
hay más ángeles que astillas.
En el portal de Belén,
perlas se están derramando,
no son perlas de perder,
el Niño de Dios llorando.
En el portal de Belén,
hay una fuente que mana,
donde se lava la Virgen,
las manos por la mañana.
La Virgen lava pañales,
y los tiende en el romero
y los ángeles la cantan:
"GLORIA IN EXCELSIS DEO".
La cordera que traemos
la venimos a ofrecer
a la Virgen del Remedio
y al glorioso San José.
Al que nos dio la cordera
gracias le debemos dar,
y que el Niño se la premie
en el reino celestial.
Adiós, castísimo esposo,
adiós, padre putativo
del que nació de una Virgen
del que vino a redimirnos.
Y a tu Santísimo Hijo,
le rogamos y pedimos
que nos dé su santa gloria,
por los siglos de los siglos.


(Luego de haber entrado en la iglesia y concluidos los cánticos anteriores, se dividen y cada uno va a ocupar el puesto de su destino, permaneciendo en silencio hasta que el ángel, terminada la misa, les canta el alerta, anunciándoles el Nacimiento del Niño Dios).

(Empieza a cantar el ángel)

Angel.-

Alerta, alerta, pastores, alerta, alerta al momento que el Niño de Dios ha nacido y es para nuestro remedio. Marchad a Belén, pastores, aprisa, luego y corriendo, que allí hallaréis al Niño, en unas pajas envuelto, que allí hallaréis al Niño, en unas pajas envuelto.

(Se levanta el Rabadán con aire asombrado al oir las voces del ángel que le despiertan de su sueño y repite estas palabras:)

Rabadán.-

¡Jesús, Jesús!, ¡Señor, qué prodigio!, ¡Jesús, Jesús, Señor qué portento!, ¿qué voces son las que a mí, estando en un profundo sueño, me despiertan y me dicen que a Belén baje corriendo? Parece la voz de un ángel, lo es, no puede menos, más ya desapareció y qué tristeza es la que tengo. ¿Qué haré en este caso?: llamaré a mis compañeros y les contaré el suceso, pero me será muy difícil persuadirles a hacerlo, volveré pues a echar, haré que duermo y no duermo y si vuelve a repetir, yo les llamaré con tiempo.

Ángel.-

Repite el Alerta, alerta, pastores...

(En esto el Rabadán, mejor orientado que la vez anterior, se levanta deprisa queriendo advertir el suceso a sus compañeros que permanecen dormidos, lo que le impide Juan Lorenzo al oir estas palabras)

Rabadán.-

Arriba, arriba los mis amigos; arriba, arriba mis compañeros, gozaréis de mis delicias, quiero quitaros el sueño que os priva de gozar de un grandísimo misterio.

Juan Lorenzo.-

Déjame dormir, Rabadán, déjame de chichiribeos, que, si dormir no me dejas, armaremos paloteo y veremos quién de los dos es más majo, grandísimo majadero. (Golpean sus cayados).

Rabadán.-

Al oir las palabras del airoso Juan Lorenzo ya se volvió a deslumhrar aquel brillante lucero; volvereme, pues, a echar, haré que duermo y no duermo y si vuelve a repetir la dulce voz su soneto usaré de alguna industria para que mis compañeros gocen de estas delicias y admiren estos portentos.

(Se prepara para volverse a echar y no lo efectúa repitiendo estas palabras:)

¿Dije que acostarme? ya digo que no me acuesto, a llamarles voy deprisa despertándoles del sueño, llamándoles por su nombre de esta suerte, diciendo: Tente arriba Chamorro, levántate Juan Lorenzo, ponte en pie Zagalón, abre los ojos Zagaleto, Antón; Pascual, Pastor y Blas iros haciendo lo mismo, y tú también Zagalín deja también de dormir.

Zagalín.-

(Contesta) pa lo que he dormido...

Rabadán.-

No queréis ver y gozar de lo que yo veo y gozo.

Todos.-

Sí.

Rabadán.-

Pues saber que en aquellas alturas, en aquel encumbrado cerro un paraninfo celeste que por dos veces su soneto me ha dejado confuso y suspenso, sin duda aquí se encierra un grandísimo misterio.

Juan Lorenzo.-

Qué sonada, ni qué soneto ¿faltaré yo a mis cantinas cuando de hambre estoy muerto? Vamos a hacer unas migas para alimentar al contento que la música sí gusta, pero es después del cuerpo bien compuesto. Y tú también Zagalón, que le tienes casi yerto de hambre y necesidad, vente conmigo al momento haremos unas miguillas bien compuestas con sebo.

Zagalón.-

Tienes razón, Juan Lorenzo, que como dice el adagio "de la panza sale la danza". Y tú ¿en qué piensas Zagaleto?

Zagaleto.-

En almorzar con vosotros las migas que aquesto es bueno.

Juan Lorenzo.-

Bato, comer migas a menudo que el viejecillo tiene el diente agudo.

Chamorro.-

La longaniza está buena con los demás enredos, tras de las migas se van los dedos.

Zagalón.-

Las migas no están blandas, el Niño es tierno y no podrá comerlas.

Antón.-

La bota ande, para que el viejecillo no se empalague (pausa). (Se pasan la bota).

Zagaleto.-

Compañeros, ¿tienes pan?

Juan Lorenzo.-

Quítate de pan ni pana, que estamos ahora en eso, come migas. Rabadán ahora que tienes tiempo y veremos en qué para lo que tú estabas diciendo.

(En esto todos en derredor de la lumbre preparando sus migas en el caldero, vuelve por tercera vez el ángel a anunciarles el nacimiento con sus cánticos).

Angel.-

Alerta, alerta, pastores...

(Oído el cántico quedan todos completamente seguros de lo que el Rabadán les ha dicho).

Chamorro.-

Ahora sí que yo lo oigo.

Zagalón.-

Ahora sí que yo lo veo.

Juan Lorenzo.-

Ahora sí que al Rabadán a juntos pies yo le creo (dando un salto).

Zagaleto.-

Yo ya no quiero almorzar.

Pastor.-

Yo, ni menos pensar en ello (dando una patada al caldero y echándolo a rodar por el suelo).

Juan Lorenzo.-

Yo me muero por saber y averiguar el suceso, más para hallar esta dicha ¿qué haremos en esto? ¿Quién quedará en el ganado aunque a suertes lo echemos?

Chamorro.-

Ir unos y quedar otros, porque si arrastrados del prodigio y del deseo dejamos al ganado solo, ¿quién detiene al lobo feroz? Ir unos y quedar otros.

Zagalón.-

Y ¿quién querrá quedarse aunque a suertes lo echemos? ¿Qué corazón sufriría el no ir y estarnos quedo? y para no errarla, ¿qué haremos, Juan Lorenzo?

Juan Lorenzo.-

Ea pues, en reparos no andemos, vamos a Belén y veamos al Verbo; esta palabra hecha carne a quien el Padre y el Espíritu Santo, patente le han hecho.

Piérdase el ganado, piérdase la hacienda, con que hallemos a Dios no es menester hacienda, ¡ea!, ¡ea! pastores y zagales a prisa, a prisa, sacudid la pereza y con alas en los pies vamos a ver el verbo.

(¡Ojo!, el Rabadán cuando termina el ángel de cantar el último "alerta", éste marcha a guardarse detrás del portal de Belén, le sigue en su busca donde está establecido el Portal de Belén y ambos invitan a los pastores con los cánticos siguientes:)

Rabadán.-

(Hablando) Pastores y zagales de estos montes...
(Cantando) Venid, venid, conmigo veréis la maravilla veréis la maravilla, que jamás habréis visto.

(Los pastores en espera y bien colocados contestan marchando con paso lento y acompañamiento de sus cayadas que con orgullo llevarán bien adornadas, con los siguientes cánticos:)

Vamos, vamos, allá, alegres y festivos
y en tanto que lleguemos refiere lo que has visto.

Rabadán y pastoras.-

Venid hacia Belén y en un portal pajizo
hallaréis tres personas de rostro peregrino.

Todos.-

Vamos, vamos, allá...

Rabadán y pastoras.-

Una zagala hermosa más blanca que el armiño
en un portal oscuro dio a luz hermoso niño.

Todos.-

Vamos, vamos, allá...

Rabadán y pastoras.-

En pesebre le tienen prodigio de prodigios
cuantos le ven, le adoran aquel divino hechizo.

Todos.-

Vamos, vamos, allá...

Rabadán y pastoras.-

Compendio de hermosura es el recién nacido
las gracias y virtudes en él se han reunido.

Todos.-

Vamos, vamos, allá...

Rabadán y pastoras.-

Venid, pues, y veréis que amante y compasivo
recibe a los que le miran postrados y rendidos.

Todos.-

Vamos, vamos, allá...

Rabadán y pastoras.-

Un venerable anciano de humildes atavíos
parece ser el padre del niño que ha nacido.

Todos.-

Vamos, vamos, allá...

Rabadán y pastores.-

Absorto de alegría y lleno de cariño
mira el tierno infante, amor tan excesivo.

Todos.-

Vamos, vamos, allá...

(Terminados estos cánticos, sale el ángel con la espada y la luz y canta el:)

"GLORIA A DIOS EN LAS ALTURAS
Y PAZ EN LAS CRIATURAS
DE MI BUENA VOLUNTAD"

Rabadán.—

Oigan mis compañeros los cánticos sonoros que repite el ángel.

Angel

"GLORIA A DIOS EN LAS ALTURAS
Y PAZ EN LAS CRIATURAS
DE MI BUENA VOLUNTAD"

Pastor.-

¡Qué melodía experimenta el alma mía!

Rabadán.- (Cantando)

¿Quién es ese tierno Niño
que entre tanto desaliño
descubre su majestad?

Juan Lorenzo.- (Cantando)

¿Quién es esa doncella
tan modesta como bella
y llena de urbanidad?

Ángel.-

El Niño es Dios encarnado
que al mortal esclavizado
vino a darle libertad.
No tiene en la tierra padre
y la doncella es su madre
sin perder su virginidad.

Chamorro.-

Caso pasmoso.

Juan Lorenzo.-

Gran maravilla.

Angel.-

Conmigo al Niño adorar.

Rabadán.-

Mil veces enhorabuena vengáis Divino Niño al mundo con vuestra presencia divina a librarnos y rescatarnos de nuestras culpas y pecados, y a vos Virgen María Santísima os damos la enhorabuena por vuestro felicísimo alumbramiento.

Angel.-

"ET VERBUN CARO FACTO EST".

Hoy pastor de cielo y tierra de las almas dulce imán los pastores a tus plantas obsequio os quieren dar.

Hoy el cielo os previno
buen pastor, amante y fino,
en ti Niño celestial.
Y su madre, peregrina,
es la pastora divina
que a los hombres guardará.

Rabadán.-

Hoy pastor del alma mía
¿dónde haces tu melodía?
que te quiero ir a buscar.

Angel.-

Sal al campo y verás las huellas
del ganado que por ellas
a quien buscas, hallarás.

Rabadán.-

Ven pastora del condado
caminemos hacia el prado
las ovejas a pastar.
Y veremos con amores
si las plantas y las flores
sus pimpollos brotan ya.

Todos.-
Brotan ya.

Pastora.-

Vamos, pues, pastor amado,
que las flores han brotado
con hermosa amenidad.

Zagala.-

De la tórtola amorosa
ya se oyó su voz. preciosa
y la tierra fruto da.

Todos.-

Fruto da.

Ángel.- (Pregunta)

Pastores y zagales, ¿traéis algo que ofrecer al Niño?

Todos.- (Contestan): Sí

- Ofrecimiento

Angel.-

Una manzana bella,
Niño aquí tienes, Niño aquí tienes,
que por una manzana bella, sí, sí
sé yo que vienes, sé yo que vienes.
Y no lo extrañes, y no lo extrañes,
que por ella te ves, sí, sí,
en este lance, en este lance.

Todos.-

Hay que eres lindo, hay que eres bello,
hay que eres bello, tan de mi gusto, sí, sí,
tan de mi afecto, tan de mi afecto.

Rabadán.-

Una rosquilla blanca,
Niño aquí tienes. Niño aquí tienes
que por una rosquilla, sí, sí
sé yo que vienes, sé yo que vienes.
Y es cosa clara, y es cosa clara,
que a los recién nacidos, sí, sí,
jamás amarga, jamás amarga.

Todos.-

Hay que eres lindo, hay que eres bello...

Juan Lorenzo.-

Nueces con gran silencio
Niño aquí tienes. Niño aquí tienes,
porque no sea el ruido, sí, sí
más que las nueces, más que las nueces.
Cascarlas quiero, cascarlas quiero,
pues si el Niño no puede, sí, sí,
yo he de hacerlo, yo he de hacerlo.

Todos.-

Hay que eres lindo...

Chamorro.-

Toma pasas, mi Niño,
pues que tal me amas, pues que tal me amas
que aunque yo poco sea, sí, sí,
por todo pasas, por todo pasas.
Fuerza te agrade, fuerza te agrade,
fruto de cuyo fruto, sí, sí,
será tu padre, será tu padre.

Todos.-

Hay que eres lindo...

Pastor.-

Miel virgen traigo a mi Niño
porque pretendo, porque pretendo,
que a la miel se aficione, sí, sí,
mi dulce dueño, mi dulce dueño.
Y es cosa clara, y es cosa clara,
que a los recién nacidos, sí, sí
jamás amarga, jamás amarga.

Todos.-

Hay que eres lindo...

Zagalón.-

Toma la mi zurrona
y el mi caldero, y el mi caldero
para hacer unas migas, sí, sí
manso cordero, manso cordero.

Todos.-

Hay que eres lindo...

Zagaleto.-

Toma la mi zamarra,
Niño precioso. Niño precioso
para mullir la cama, sí, sí,
y hacer reposo y hacer reposo.

Todos.-

Hay que eres lindo...

Antón.-

Del turrón de Alicante
yo darte quiero, yo darte quiero
por estar aliñado, sí, sí,
con gran esmero, con gran esmero.
Y su dulzura y su dulzura
espero que me alcance, sí, sí,
buena ventura, buena ventura.

Todos.-

Hay que eres lindo...

PascuaL-

Un pero muy hermoso
yo darte quiero, yo darte quiero
porque bien sé que el Niño, sí, sí
no tiene pero, no tiene pero.
Y por victoria, y por victoria
espero que me lleves, sí, sí
a esa tu gloria, a esa tu gloria.

Todos.-

Hay que eres lindo...

Blas.-

De avellanas un puño
traigo a tu gracia, traigo a tu gracia,
por ser hijo de un ave, sí, sí,
que es cosa llana, que es cosa llana.
Y en ave llena, y en ave llena,
nos libres del pecado, sí, sí,
de Adán y Eva, de Adán y Eva.

Todos.-

Hay que eres lindo...

Pastora.-

Recibe Niño hermoso,
de esta pastora, de esta pastora
un poquito de queso, sí, sí
que traigo ahora, que traigo ahora.
Te lo he quedado, te lo he quedado,
por ser el más querido, sí, sí,
y el más amado, y el más amado.

Todos.-
Hay que eres lindo...

Zagala.-
Recibe Niño bello,
de esta zagala, de esta zagala,
un poquito de manteca, sí, sí,
para chuparla, para chuparla.
Te he de regalar, te he de regalar,
por ser hijo de Virgen, sí, sí,
y virginal, y virginal.

Todos.-

Hay que eres lindo...

Zagalín.-

A la Virgen la ofrezco,
yo esta cordera, yo esta cordera,
la mejor que ha criado, sí, sí,
la primavera, la primavera.
Tuya es la cordera, tuya es la cordera,
por ella te pedimos, sí, sí,
la gloria eterna, la gloria eterna.
Para que no se pierda
esta cordera, esta cordera,
venga su mayordomo, sí, sí,
a recogerla, a recogerla.

Todos.-

La cordera no es muy grande
ni tampoco muy pequeña
la lana que tiene es poca
la poca que tiene es buena,
que en echándola a la rueca
se hilará como una seda.
Levántese el mayordomo
si está por ahí sentado,
y recoja a la cordera
y la lleve a su ganado.
Se la entregue a buen pastor
que sepa dar cuenta de ella.
Por si acaso se le pierde
que dé otra tal y tan buena.
Por si acaso se le muere
que pague con la pelleja.
Levántese el mayordomo
no se haga tan perezoso
y recoja la cordera
y la lleve a su reposo.

(Aquí se levanta el mayordomo y recoge a la cordera). Continúan cantando: Rabadán, Pastora y Zagala.

Esta noche los pastores
logramos el mayor bien
de adorar a Jesús Niño
en el portal de Belén.

Todos.-

Mírale, mírale, pastorcito,
mírale, mírale, mírale,
hay que lindo y que bello
qué divino Niño es (9).

Rabadán, Pastora y Zagala.-

Fuimos a ver esta noche
un nacimiento en Belén
y en él se encontraba un Niño
junto a la Virgen y San José.

Todos.-
Mírale, mírale,...

Rabadán, Pastora y Zagala.-

Cómo se llama este Niño
que hoy ha nacido en Belén;
el ángel fue, él nos dijo
que se llamaba Enmanuel.

Todos.-

Mírale, mírale,...

Rabadán, Pastora y Zagala.-

Una voz nos llevó a verlo
que según cantó después
sin duda alguna lo era
el Arcángel San Gabriel.

- Despedida

Quédate con Dios María
Madre del Divino Niño
échanos tu bendición
pues somos también tus hijos.

Todos.-

Vaya la Virgen Soberana...
Quédate con Dios María
la del rostro cristalino
échanos tu bendición
que nos vamos de camino.

Todos.-

Vaya la Virgen Soberana...
Quédate con Dios María
con tu dorado clavel
hasta la misa primera
que nos volvamos a ver.

Todos.-

Vaya la Virgen Soberana...

A.M.D.G.etB.M.V.

SE FINISSONS

- Despedidas (10)

Vaya, la Virgen Soberana,
que ya, ya venimos a verla,
toquen, toquen las castañuelas.

¿Qué es aquello que reluce
que está en el altar mayor?,
es el hijo de la Virgen,
le ha parido sin dolor.

Vaya, la Virgen Soberana...

Vamonos, vamonos, vamonos "diendo"
vamonos, vamonos, vamonos "diendo"
que ya es muy tarde y nos rendirá el sueño,
que ya es muy tarde y nos rendirá el sueño.

Y el perejil que cría mi huerto
hace buen fabe la carne al puchero.

Vamonos, vamonos, vamonos "diendo"
vamonos, vamonos, vamonos "diendo"
que la "cornita" la dejé pariendo,
que la "cornita" la dejé pariendo.

Darle quisiera zurrón y caldero
para hacer migas a José del huerto (11).

Vamonos, vamonos, vamonos "diendo"
vamonos, vamonos, vamonos "diendo"
que la "cornita " ya ha traído melgos
que la "cornita " ya ha traído melgos.

(Este tema se cantaba cuando se salía de la iglesia).

____________

NOTAS

(1) ALONSO PONGA, J. L: Religiosidad popular navideña en Castilla y León: manifestaciones de carácter dramático, Junta de Castilla y León, Consejería de Educación y Cultura, 1986, pp. 130 y 131; TRAPERO, M.: La pastorada leonesa. Una pervivencia del teatro medieval, Soc. Española de Musicología, Madrid, 1982.



(2) DÍAZ, J. y ALONSO PONGA, J. L.: Autos de Navidad, Santiago García editor, León, 1983, p. 39.

(3) Esta "Licencia de la entrada" la grabamos en diferentes ocasiones entre 1988 y la actualidad a Evarista Pajares que baila ahora los 94 años. Esta misma mujer fue entrevistada ya por Joaquín Díaz en 1978 quien incluyó alguno de los temas de la pastorada en el Cancionero de Palencia, Diputación Provincial de Palencia, 1983, p. 137.

(4) Nos referimos a localidades en las que se hizo la obra una o dos veces solamente y por lo general traída por vecinos de otros pueblos en los que sí tenía tradición la obra. El éxito de la representación haría que se representase en el pueblo con posterioridad o no. Sería el caso de Añoza, en donde conocemos una única representación de pastorada efectuada en este siglo hacia 1910-15, según los testimonios de algunos vecinos que recordaban haberla visto de pequeños. No sabemos tampoco a ciencia cierta si fue una obra que dejó de hacerse de manera continuada a finales del XIX en el pueblo o fue traída por un vecino o por el propio párroco en ese año de 1915.

(5) Este tipo de indumento se ha conservado perfectamente en la representación de Terradillos, guardando en la vestimenta hasta el mínimo detalle del antiguo traje pastoril.

(6) Pero en Calzadilla no se recordaban algunas partes que sí se hacen en localidades cercanas como la danza de la "chaparrilla" o la de las "cachas" de Terradillos en las que los pastores realizan un cuadro de danza entrechocando sus cachavas e intercambiando sus puestos de baile. Autos de Navidad en Castilla y León..., op. cit., p. 182.

(7) Emilio Rey. La pastorada de Terradillos de Templarios (Palencia). Nassarre. Revista Aragonesa de Musicología, X, 2. Zaragoza, 1994. La casa discográfica Saga de Madrid editó en 1988 la grabación íntegra de la representación de esta localidad tal y como se representa hoy en día. Ref. Vpc. 257. Otro texto de Terradillos aparece en Autos de Navidad en Castilla y León..., op. cit., p. 146.

(8) En el canto de las estrofas de este tema se alternan la pastora y la zagala con los demás pastores. En la primera estrofa cantan los dos primeros versos los pastores y los dos últimos la zagala y pastora, y a partir de aquí una estrofa cada grupo.

(9) Pura González, de Calzadilla remató la copla añadiendo el verso "Pastorcito y no le ve" que no se conserva en el texto que nosotros manejamos, debido seguramente a un error de transcripción, verso que se canta en Terradillos por ejemplo. Hay que advertir que el texto a veces no coincide al pie de la letra con las informaciones orales, sobre todo a la hora de conservar los vulgarismos que tanto apego tienen en la obra, probablemente pasados por el tamiz del sacerdote que la representó. Se han corregido algunas palabras, sustituyendo "componidas" por compuestas, "parió" por "dio a luz" y algunas otras.

(10) Estos temas no aparecían en el texto mecanografiado que conservábamos, aunque sí formaban parte de la obra y como tal se cantaron.

(11) La misma mujer que cantó el tema, en otras versiones canta "José del Verbo".

Las melodías se registraron en Calzadilla de la Cueza el 8 de enero de 1999 a Pura González de 68 años de edad quien trabajó en el papel de zagala en la representación de 1949 y recordaba perfectamente todas las melodías. Las diferentes partes las fue interpretando siguiendo el libreto que nosotros conservábamos y que nos facilitó el cura párroco de Abastas en 1987. Las melodías se completaron y contrastaron con los datos aportados por Celestino Pérez de 78 años de edad y originario de Villambrán de Cea, quien a pesar de no haber participado en ninguna de las representaciones de Calzadilla conservaba una buena memoria del desarrollo de la misma. Fue entrevistado en su casa de Palencia una semana después de haber estado en Calzadilla, el 15 de enero y cantó y recitó para nosotros además, gran parte de la pastorada de Villambrán de Cea, localidad en la que su madre representó la obra a principios de siglo y de quien aprendió esta última pastorada.

Los temas de la despedida de la pastorada "Vaya, la Virgen Soberana" y "Vamonos, vamonos yendo" fueron grabados a Carmen Viciosa de 50 años y Dictinia Pérez de 63 años en Cervatos de la Cueza el 27 de mayo de 1996, quienes recordaban haber visto esta pastorada de pequeñas. Dictinia Pérez fue expresamente a Calzadilla el año de la representación, en 1949 ya que tenía un hermano que trabajaba en el pueblo por esas épocas.

Agradecer, como siempre, la colaboración de todas estas personas por las que poco a poco hilvanamos el desarrollo de la obra. Agradecer también las consejas y dedicación de Fernando Liébana, encargado de la transcripción y ordenación de las melodías de este artículo.