Si desea contactar con la Revista de Foklore puede hacerlo desde la sección de contacto de la Fundación Joaquín Díaz >

Búsqueda por: autor, título, año o número de revista *
* Es válido cualquier término del nombre/apellido del autor, del título del artículo y del número de revista o año.

Editorial

DIAZ GONZALEZ, Joaquín

Publicado en el año 2000 en la Revista de Folklore número 235.

Esta visualización es solo del texto del artículo.
Puede descargarse el artículo completo en formato PDF desde la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes.

Revista de Folklore número 235 en formato PDF >

Los últimos números de la revista están disponibles en el servidor de la Fundación Joaquín Díaz >


La afición despertada en los últimos años entre los habitantes de las ciudades hacia el uso y disfrute del medio rural, ha llevado a muchas personas a crear empresas y asociaciones que tratan de aprovechar ese flujo para fines preferentemente comerciales o económicos. Los negocios montados alrededor de monumentos, bienes artísticos o patrimonio natural, no suelen beneficiar al motivo principal de la afluencia, que queda así sometido a una explotación espuria cuyos resultados ya comienzan a sentirse. Es probable que se requiera una educación previa, una deseable tradición de respeto hacia todos esos bienes, que nos aclare definitivamente cuáles son nuestros deberes para con ellos antes de que se nos ocurra pensar siquiera en el partido que podemos sacar de los mismos. Bosques, humedales, montes y corrientes de agua se ven hoy día invadidos, azotados, torturados y manchados por gentes que desconocen o ignoran voluntariamente el resultado de su acción. Y no olvidamos que previamente a todo esto, o tal vez como preparación al actual auge, había desaparecido el respeto a la naturaleza entre los propios habitantes rústicos, que eran quienes más obligación tenían de mantenerlo, por convivir con ese entorno y depender en buena parte de su relación con él. El desprecio al pasado y al patrimonio, protegido y alentado por la propia sociedad en las últimas décadas, tiene ahora su fruto. O se detiene con una urgente reeducación o las consecuencias serán irreversibles.