Si desea contactar con la Revista de Foklore puede hacerlo desde la sección de contacto de la Fundación Joaquín Díaz >

Búsqueda por: autor, título, año o número de revista *
* Es válido cualquier término del nombre/apellido del autor, del título del artículo y del número de revista o año.

CANCIONES Y CUENTOS

DIAZ GONZALEZ, Joaquín

Publicado en el año 1982 en la Revista de Folklore número 22.

Esta visualización es solo del texto del artículo.
Puede descargarse el artículo completo en formato PDF desde la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes.

Revista de Folklore número 22 en formato PDF >

Los últimos números de la revista están disponibles en el servidor de la Fundación Joaquín Díaz >


LO QUE SALIO DE UNA MORCILLA

-¡Qué barato, qué barato!
¡Esto ya es barbaridad!

Un extremeño decía
ayer en la plaza el Val.

-Acercarse, aquí, señores,
que yo vendo las morcillas
a cuatro cuartos y medio
y pesan catorce libras.

Con el deseo de, una
yo a la tabla me acerqué
y una morcilla de aquéllas
al extremeño compré;
pero al ir a comer de ella
un gran susto me llevé
porque, en mangas de camisa,
de ella salió una mujer;
cuatro curas, ocho monjas,
seis frailes y siete obispos,
un orinal, una jarra,
tres paraguas y un botijo,
la pipa de un montañés;
también de aquélla salió
cuatro pellejos de aceite
y la cuba de un aguador.
Por último una señora
con el capote en la mano
con mucha sal y salero
a su esposo toreando.

Recogida en San Miguel del Arroyo.

ROGATIVAS A NUESTRO SEÑOR DE LA MISERICORDIA

Cristo de misericordia,
dulcísimo redentor,
por vuestra pasión y muerte,
dadnos el agua, Señor.

Santos Gervasio y Protasio,
patronos de Santervás:
a vos también acudimos,
por todos a Dios rogad.

Que nos concedas el agua
para los campos regar,
si no muchos hijos tuyos
de hambre perecerán.

Agua para nuestros campos,
que desmaya el labrador,
tal vez pendiente de un hilo
el fruto de su sudor.

A vos también acudimos,
a vos Virgen del Pilar,
pues sois nuestra intercesora,
a vuestro hijo rogad.

Cantó: Justina Palmero, natural y residente en Santervás de Campos (Valladolid).
Recogió: Celso Garrido.

LA ADORACION DE LOS REYES

Bendito el hermoso Niño,
el Mesías, el Profeta,
el Salvador de los cielos,
el Señor de cielo y tierra.

Ya ha nacido, ya ha nacido,
bendita la mi potencia,
vamos a llevarle, galas,
vamos a llevarle sedas,
vamos a adorar su cuna,
vamos a darle, riquezas.

Así los Magos decían
y así los Magos hicieran
después de Belén, Oriente
aparecer una estrella,
una luz tan clara y limpia
cual jamás otra luciera.

Hombres sabios y creyentes
se encaminan a Judea
siguiendo el planeta hermoso
que su luz les ofreciera.
Ya salen, se dirigieron
atravesando su puerta
y allí buscaron al Niño
donde encontrarle, creyeran,
pero el Niño allí no estaba
ni nadie razón les diera
de dónde Dios estaría
el Señor de luz suprema.

Otra vez el astro hermoso
siguieron y al fin la estrella
se detuvo fija e inmóvil
donde el Niño Dios naciera.

Qué prodigioso espectáculo,
qué admirable providencia:
el Niño sobre un pesebre
envuelto en míseras telas,
a los ricos orgullosos
daba ejemplo de miseria.

Los pastores le adoraban
inclinando la cabeza
y al llegar los sabios Reyes
admiraron esta escena,
gloria dijeron al Rey
de los cielos en la tierra,
gloria, gloria de rodillas,
éste es el Dios del profeta,
de rodillas, de rodillas,
de la humanidad completa.

Cantó: Pedro Cordero Peinado, de 73 años de edad, residente en Olmedo.
Recogió: Antonio Sánchez del Barrio, el 7-XII-81.

CON EL CANTARO A LA FUENTE

Si serán brutos los mozos,
los mozos de este lugar,
que cuando van a por agua
no hacen más que retozar.

Con el cántaro en el hombro
la otra tarde vine yo,
y un zagal de veinte abriles
agua fresca me pidió.

Se juntaron todos y se armó una gresca,
que todos querían beber agua fresca.
Viéndome, asustada yo el agua les di,
desde aquella tarde yo te pretendí.

Pobre cantarito mío,
hoy lo lloro amargamente,
porque ayer me lo rompieron
caminito de la fuente.

Yo no puedo ir a por agua
que siento en mi pecho un mal,
caminito de la fuente
me está esperando un zagal.

Son tan grandes tus dolores
y es tan grande mi dolor,
que abrasadito de amores
busqué el agua de mi amor.

Que el que no beba, me abrasa la boca,
y este cantarito de amor se sofoca.

Cantó: Angela Peña, natural y residente en Langayo, 80 años.
Recogió: José M. Rivera.

FORMAS DE SALUDAR

1.-¿Qué andas?
2.-¡Qué hay, galán!
3.-¡Bueno!
4.-¡Eh!
5.-¡Qué hay!
6.-¡Vamos!
7.-¡Aquí estamos!
8.-¡Qué tal!
9.-¡Salud!
10.-¡Hala!
11.-¡Hola!
12.-¿Cómo vienes?
13.-¡Buenos días!
14.-¡Cómo lo ves!
15.-¡Chacho!
16.-¡Ya vamos!
17.-¡Ya venimos!
18.-¡Ya estamos aquí!
19.-Qué ¿ya vienes?
20.-¿Qué haces?
21.-¿Cómo te va
22.-¿Cómo vives?
23.-¡Hombre!
24.-¿Qué trabajas?
25.-¿Qué se guisa aquí?
26.-¿Qué se come aquí?

Recogidos por: Modesto Martín Cebrián, en Villabrágima (Valladolid).