Si desea contactar con la Revista de Foklore puede hacerlo desde la sección de contacto de la Fundación Joaquín Díaz >

Búsqueda por: autor, título, año o número de revista *
* Es válido cualquier término del nombre/apellido del autor, del título del artículo y del número de revista o año.

BREVES NOTAS DE TOPONIMIA A PROPOSITO DE URUEÑA (VALLADOLID) (II)

RANZ YUBERO, José Antonio / LOPEZ DE LOS MOZOS, José Ramón

Publicado en el año 2001 en la Revista de Folklore número 249.

Esta visualización es solo del texto del artículo.
Puede descargarse el artículo completo en formato PDF desde la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes.

Revista de Folklore número 249 en formato PDF >

Los últimos números de la revista están disponibles en el servidor de la Fundación Joaquín Díaz >


I. INTRODUCCIÓN

Vuelve a aparecer en el número 24 de Parpalacio, una serie breve de topónimos de interés histórico, igualmente conformados -cronológicamente- y referidos también a Urueña, que ahora, en esta segunda entrega, que abarca desde los años 1345 hasta 1559 (siglos XIV-XVI, por tanto), vamos a tratar de desentrañar.

Dado que los datos de Parpalacio llegan ya hasta finales del siglo XVI, es posible que no podamos proceder al estudio de nuevos posteriores topónimos.

A no ser que resulte lo contrario, seguiremos contribuyendo al conocimiento de la toponimia local o menor vallisoletana con estas sencillas notas.

Nuestro ánimo no es otro que la búsqueda de toposignificados aplicables a distintos órdenes de investigación: topónimos mayores y menores, antropónimos, hagiónimos, fitónimos, etc., para así confeccionar un fondo, temáticamente establecido, al que poder recurrir en cada momento para poder dar explicación a un nombre (topónimo) desde diferentes puntos de vista e interpretaciones1.

Evitaremos la repetición de los topónimos ya explicados en el capítulo anterior suprimiéndolos debidamente, asimismo no vamos a hacernos eco de la bibliografía ya mencionada. Aquellas obras de referencia utilizadas en este trabajo, y que no aparecen en el anterior aparecerán en nota correspondiente.

II. NOMINA TOPONIMICA

A
Anunciación, monasterio de la (Urueña) 2

E

El Bueso, Abadía de ("cabe Urueña", benedictino) (1559) 3
El Bueso, dedicado a San Leandro (1529) 4
El Bueso, monasterio de (capilla dedicada a la Anunciación) (1451) 5
Espina, La (1542)

S

San Benito de Valladolid
San Cristóbal, huertas de la ermita de (Urueña) (1382) 7
Santa Marína de Manzanera ( =Villalbín) (hacia 1390) 8
Santa María de Urueña, priorato de la Orden de Calatrava (1397) 9
Santa María, parroquia (Urueña) (1345)

T

Toro (Zamora)

V

Villalavín (cerca de Urueña, de los dominicos) (1559) 10
Villalbín, convento (1382)
Villaralbín, monasterio (cerca de Urueña, de los franciscanos) (1559)

III. CONCLUSIONES

Al igual que en el trabajo precedente se puede comprobar a través de esta nómina, en lo que a la zona de Urueña se refiere que vienen a confluir toponimia e historia. De ahí que predominen los referentes a la hagiotoponimia, como señal distintiva de la época de repoblación, frente a la de dominio árabe: Anunciación11, San Cristóbal, Santa Marina, Santa María (2), La Espina, topónimo éste que aunque en principio pudiéramos pensar que alude a la riqueza o singularidad de algún espino, por la historia sabemos que el nombre se debe al "Cristo de la Espina".

Vuelve a repetirse una denominación que lleva incorporada la referencia de quien fue su tenente: Villavín, Villalbín, Villaralbín.

Un topónimo que aparece tres veces y que responde a los parámetros de la repoblación, basada en el cultivo y aprovechamiento de las tierras es El Bueso, que primeramente se podría relacionar con un antropónimo como Don Bueso (Ávila), pero que siguiendo a Menéndez Pidal 12 es preferirle emparentarlo con BOSIUS, tal vez alusivo a `pastizales para los bueyes´.

Dado que la fecha de los documentos que se manejan en esta nómina es bastante posterior a la precedente, es significativo el cambio que se produce, ahora son ya nombres romances, "castellanos" podríamos designarlos, basados en la liturgia cristiana y en el aprovechamiento del terreno.

____________

NOTAS

(1) Vid., RANZ y LOPEZ DE LOS MOZOS, “Breves notas de toponimia a propósito de Urueña (Valladolid)”, Revista de Folklore (Valladolid, Caja España), e/p.

(2) Se trata del diminuto monasterio, fundado poco después del año 1382 por don Bueso y otros beatos separados del conventín de Villalbín, que fueron a vivir a las huertas de la ermita de san Cristóbal.

(3) Según el escrito del arcediano del Alcor, D. Alonso Fernández de Madrid.

(4) En esta época El Bueso tiene lugar preferente, con escudo por tanto, en la sillería del coro de San Benito de Valladolid.

(5) Reconstruída por D. Pedro Téllez Girón, Maestre de Calatrava y señor de Urueña.

(6) Se trata de la fecha del amojonamiento del límite de los montes de la Espina y Urueña, con 27 hitos o mojones separadores.

(7) Vid., nota 2.

(8) Hacia 1390, Villalbín cambió el nombre por el de Santa Marina de Manzanera, dependiente del vicario de Aguilera, de la provincia de Santiago.

(9) La Crónica de las Tres Órdenes, de Francisco de Bades, destinada al rey Felipe II, indica que este priorato desapareció por pérdida, pero sin indicar fecha alguna al respecto.

(10) Que no conviene confundir con el Villaralbín de los franciscanos, puesto que los datos no son demasiado fiables -debidos al arcediano del Alcor, D. Alonso Fernández de Madrid-. Aunque también convendría tener en cuenta algún nombre más de los que figuran en la nómina anterior y en la que ahora presentamos: Villa Albín, Villa de Albine... , desde el año 944 hasta, al menos, 1559 (siglos X a XVI, con lo que ello entraña de numerosos cambios).

(12) Recordemos que en el anterior trabajo encontrábamos la iglesia de la Anunciada.

(13) MENENDEZ PIDAL, Ramón (1973): Manual de gramática histórica, Madrid, Gredos, pág. 65 (14ª ed.)