Si desea contactar con la Revista de Foklore puede hacerlo desde la sección de contacto de la Fundación Joaquín Díaz >

Búsqueda por: autor, título, año o número de revista *
* Es válido cualquier término del nombre/apellido del autor, del título del artículo y del número de revista o año.

LA NOCHE DE REYES (1)

MARTIN CEBRIAN, Modesto

Publicado en el año 1982 en la Revista de Folklore número 24.

Esta visualización es solo del texto del artículo.
Puede descargarse el artículo completo en formato PDF desde la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes.

Revista de Folklore número 24 en formato PDF >

Los últimos números de la revista están disponibles en el servidor de la Fundación Joaquín Díaz >


Cuando tiende a oscurecer en el día 5 de enero, el pueblo comienza a prepararse para una noche que es la preferida de los niños: LA NOCHE DE REYES.

Han sido varias las tardes que acabando el trabajo, los jóvenes se han reunido por pandas y en vez de ir a la cantina han marchado a esa vivienda deshabitada o a ese pajar acomodado para "peña" y se han puesto a ensayar, una y otra vez, la canción que cantarán de puerta en puerta la noche de los niños. Por fin, al oscurecer el día, comienzan a salir de sus casas disfrazados de reyes, pajes y pastores y con los burros o caballos van a reunirse en el sitio habitual de ensayo. Mientras, los niños aguardan en sus casas con rostros expectantes y mirando una y otra vez por las ventanas para ver si llegan a la puerta sus "Reyes Magos".

Reyes, pajes y pastores, todos entremezclados, van llegando a las puertas y el "paje mayor" golpea con la aldaba pidiendo permiso para "cantar los reyes". Las puertas de la casa se abren y los dueños con sus hijos comienzan a oír el cántico, ese que tantas veces ellos han cantado de solteros y que ya comienzan a enseyar a sus hijos.

Con permiso del alcalde
y demás autoridades
vamos a cantar los reyes
en sin meternos con nadie.
¿Se pueden cantar los reyes?

Noche de los reyes
noche celebrada
que "tos" los hidalgos
deben de obsequiarla
porque los plebeyos
vamos a cantar
que ha nacido el Niño
en un triste portal.

Venid Reyes Magos
venid a adorar
adorar al Niño
que ha nacido ya.

Entraron y hallaron
al buen rey sentado
y en su pobre trono
le canonizaron
porque los plebeyos
vamos a cantar
que ha nacido el Niño
en un triste portal.

Echaremos la redecilla
por encima de San Fernando
buenas pascuas y buenos años
que nos den el aguinaldo
buenas pascuas y buenos reyes
que les den a sus mercedes.

La veo, la veo
la veo venir
con el aguinaldo
puesto en el mandil
la parece mucho
lo viene quitando
la parece poco
lo viene aumentando
cuchillito de oro
veo relucir
pan y longaniza
que nos van a partir.

Viva el amo de esta casa
y el albañil que la hizo
que por dentro tiene gloria
y por fuera paraíso.

Que nos den, que no nos den
el aguinaldo
que nos den que no nos den
contentos nos vamos.

El aguinaldo pedimos
para el Niño de Belén
chorizos y longanizas
y otras cosas de comer.

Que nos den, que no nos den
el aguinaldo
que nos den, que no nos den
contentos nos vamos.

* * *

Los Reyes ya son venidos
Los Reyes ya son mañana
la primer fiesta del año
que en el mundo es celebrada.

Salen los tres Reyes de Arabia
con alegría y contento
con deseo de encontrar
aquel tesoro encubierto.

La estrella que les guiaba
escrita bajó del Cielo
paró la estrella y paraba
en el portal al sereno.

Dónde está el recién nacido
metido entre paja y heno
la mula se lo comía
la vaca le daba el huelgo.

El glorioso San José
palabras de amor diciendo
entre pobres has nacido
tuya es la Tierra y el Cielo.

Tuya es la Tierra y el Cielo
digan todos como yo
viva la Virgen María
y el infante que nació.

Salen Perico y Pascual
los danzantes más ligeros
y los demás zagalillos
que rica lumbre pusieron.

Que dice Melchor
aliñar, aliñar
el cabrito
que ha nacido Dios.

Que dice Gaspar
aliñar, aliñar
el cabrito
que quiero cenar.

Una vela os ofrezco
Virgen santa, Virgen bella
ella no pesa una libra
ni tampoco libra y media.

No eches la culpa al cerero
ni tampoco a la cerera
echa la culpa al bolsillo
que no tiene más moneda.

Viva el amo de esta casa
y el albañil que la hizo
que por dentro tiene gloria
y por fuera paraíso.

Echemos la redencilla
por encima del campanario
que salgan esos señores
a darnos el aguinaldo.

El aguinaldo pedimos
para el Niño de Belén
chorizos y longanizas
y otras cosas de comer.

Que nos den, que no nos den
el aguinaldo
que nos den, que no nos den
contentos nos vamos.

* * *

La mujer de la casa ya tiene preparado el aguinaldo y unos alimentos, un buen vino o algunas monedas son recogidos por el "paje mayor" que los mete en las alforjas o los guarda en la bolsa del dinero. Los niños, que al principio han estado como con temor, van a "su" Rey Mago y montando a caballo, le van diciendo lo que les gustaría trajera esa noche. Con regocijo se van los reyes a otra puerta y los de la casa van entrando para cenar y acostarse, dejando al lado de la cama los zapatos relucientes que amanecerán cubiertos de juguetes.

Cuando acaban de recorrer las calles del poblado, los disfrazados de reyes se refugian en su casa de ensayo y allí preparan la cena con los aguinaldos recogidos y algún guiso ya hecho con antelación. Todo lo recogido servirá para que de tarde en tarde se reúnan de nuevo y festejar esos "reyes" cantados en la noche de los más pequeños.

En el día de reyes, alguna panda que ha querido retrasar su "caravana" para dar mayor impresión a los niños que son despertados con los cánticos y envueltos en juguetes, pasan de puerta en puerta realizando lo que en la noche anterior hicieron los demás. La adoración al Niño Dios en la misa mayor cierra los momentos de fantasía y abre el significado real de la fiesta.

Esta casa es de piedra
y aquí vive un caballero
que tiene mucho dinero
saque, saque del bolsillo
para comprar un cordero
con su lana y su cencerro
su collar de cascabeles
día de los Santos Reyes.

Día de los Santos Reyes
caballeros alegría
la noche de Navidad
la Virgen parir quería.

Tan alta iba la Luna
como el Sol del mediodía
ya las doce de la noche
la Virgen parir quería.

Tanta era su pobreza
que ni aun pañales tenía
de capas hizo mantones
y del manto mantillitas.

Bajaba un ángel del Cielo
rezando un Ave María
cada hoja que rezaba
un pañal se le volvía.

Vuelva, vuelva el angelito
vuelva por donde venía
le pregunta el Rey del Cielo
¿qué tal queda la parida?

La parida queda bien
en su celda recogida
vestidita de oro y plata
de oro y de plata fina.

____________
(1) Esta es una noche de reyes que se celebra en el pueblo de Villabrágima, sin apenas ninguna variante.