Si desea contactar con la Revista de Foklore puede hacerlo desde la sección de contacto de la Fundación Joaquín Díaz >

Búsqueda por: autor, título, año o número de revista *
* Es válido cualquier término del nombre/apellido del autor, del título del artículo y del número de revista o año.

RITMOS TRADICIONALES de la provincia de Salamanca

CID CEBRIAN, José Ramón

Publicado en el año 1983 en la Revista de Folklore número 29.

Esta visualización es solo del texto del artículo.
Puede descargarse el artículo completo en formato PDF desde la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes.

Revista de Folklore número 29 en formato PDF >

Los últimos números de la revista están disponibles en el servidor de la Fundación Joaquín Díaz >


Según el cuadro esquemático, divido los ritmos tradicionales de la provincia de Salamanca en cinco troncos, basándome en la similitud de las ramas de cada tronco, e incluso por el nombre. Si se toca el tamboril o un instrumento de percusión con el ritmo de cualquier rama del esquema, y con la gaita, la dulzaina, o cantando, interpretamos una melodía de otra rama diferente pero dentro del mismo tronco, salvo pequeñas excepciones coincide.

Pongamos un ejemplo: en el tronco de la Charrada, si toco o canto un perantón, esta melodía me coincide con el ritmo de un instrumento de percusión, de un picao serrano o un charro golpeao, pero no coincide con cualquiera de las ramas de los otros troncos (pasacalles, fandango, etc.).

Obviamente es imposible explicar los ritmos en teoría, con palabras. Para poder explicarlos claramente tendría que ser con una gaita y un tamboril. Al igual que una imagen vale más que mil palabras, creo que con los sonidos pasa lo mismo.

No obstante intentaré comentar estos cinco troncos en los que he dividido los ritmos de la provincia de Salamanca.

PASACALLES.-Este ritmo coincide con los pasodobles. Se llama de esta forma porque es un ritmo de marcha, y los tamborileros o dulzaineros lo utilizan para tocar andando mientras van de un sitio a otro, por la calle. No se baila, excepto la Danza de Paleos, Lanceros de Sanfelices de los Gallegos y Boleras, que son iguales que el Pasacalles aunque no cumplen la misma función. Tanto los Lanceros como las Boleras se dan sólo en Sanfelices, aunque estas últimas se interpretaban también en Ciudad Rodrigo y en Sequeros.

.La Danza de los Paleos se interpreta en toda la provincia; incluso fuera de ella.

.El Pasacalles se extiende por toda la provincia y también fuera de ella. Los de la sierra y el llano tienen un aire diferente.

.La Alborada es un ritmo de pasacalles común en toda la provincia. Se toca por la mañana, al rayar el día. en fechas de grandes solemnidades.

FANDANGO.-Es siempre bailable, excepto en la Procesión y el Ofertorio. Común a toda la provincia.

Aunque todos son fandangos hay dos ramas principales que, a veces, se mezclan:

a)Jota, corrido de toda la provincia, Fandango de Robleda.

b) Repicoteao de Payo, Brincao de Peñaparda y Fandango Serrano (Sierra de Francia).

Los de la rama b) están más recargados de golpes en la percusión.

Entremezclados entre las dos ramas: Fandango Normal y algunas Procesiones y Ofertorios.

.El Ramo, que se da en toda la Sierra de Francia y el Fandango -Pasacalles en toda la provincia, pueden pertenecer a las dos ramas.

Cuando pertenecen a la a) puede darse un aire, de Charrada.

CHARRADA.-Se dice que es un ritmo, junto con el Charro, característico y autóctono de Salamanca, concretamente de la zona llana, aunque se da en otras comarcas no pertenecientes a la zona llana, incluso fuera de la provincia (en pueblos de Cáceres se baila la charrada propiamente dicha). Es bailable excepto el Pasacalles y la Alborada.

.Pasacalles-Alborada: Aunque el ritmo es de la familia de las charradas se utiliza para pasacalles y alborada. Se da en toda la provincia.

.Picao Serrano: Es una charrada que se interpreta en la Sierra de Francia y en sierras colindantes al Norte de Cáceres.

.Semipicao Serrano (lo denomino de esta forma aunque lo llaman Picao, y exactamente no lo es): Es una mezcla de Picao Serrano y de la Charrada del llano, y se da en la raya entre la Sierra de Francia y el llano.

.Charrada-Zona Este: Se interpreta en el Este de la provincia. Es .muy recargada de golpes.

.Charrada del Sahugo I: Se da en este pueblo y en sus alrededores. El ritmo es muy simple y parecido al Son de Robleda.

.Charro Golpeao o Charrada Brincada: Se da en todo el llano de la zona Este. Se denomina de esta forma porque el tamboril parece que da brincos.

.Son y Ofertorio de Robleda: Ambos tienen un ritmo similar y es muy simple. El Ofertorio es de los pocos ritmos que se bailan.

.Charrada de Payo y Sorteao de Peñaranda: Tienen una gran similitud y son parecidos a la Charrada de la Zona Este y al Semipicao Serrano.

.El Perantón: Se da en la Zona Sureste de la provincia y Norte de Cáceres.

CHARRO VERDADERO.-El Charro Verdadero, propiamente dicho, tiene su incidencia en el Centro -Oeste y Noroeste de la provincia. También en algunos pueblos de Zamora.

Hay dos variedades: el Charro Verdadero I que se toca mas al Sur y es mas austero, y el Charro Verdadero II, ubicado más al Norte, con aire más alegre.

En algunas zonas charros y charradas están ligeramente ligados. De ahí que en el cuadro esquemático estén unidos con una rama.

.Ofertorio: Se toca para ofrecer en la iglesia o fuera de ella. Es la versión más simple del ritmo de charro verdadero. Viene a ser como el esqueleto o armazón de este tronco. Se interpreta en toda la provincia y es la única rama del Charro que no se baila.

.Rosca o Pica: Igual al Charro Verdadero, bien el I o el II. Solamente varía en el baile y se toca en toda la provincia, excepto en las sierras.

.Zapateao: Es un charro que se baila repicoteando y dando taconazos con los pies. Creo que ya está perdido. Se daba en la parte Suroeste de la provincia.

.Charrada de Sahugo II: Aunque la llamen Charrada pertenece a la familia del Charro.

ALBORADA-PASACALLES.-Es un ritmo de la zona Oeste que no se baila. Puede utilizarse generalmente de Alborada y de Pasacalles; también de Procesión y Ofertorio.

Estos son los cinco ritmos generales de la provincia de Salamanca. Quiero hacer destacar que en la música popular tradicional y en todo lo popular tradicional, no existe un patrón fijo sobre las características de la música, concretamente en ritmo y en melodía. Simplemente se agrupan por unas características comunes que no son extremadamente rigurosas.

Así encontramos que si le pedimos a varios tamborileros o cantadores que nos toquen o nos canten todos una determinada canción no encontraremos dos que coincidan exactamente en ritmo y melodía, por lo que es muy frecuente que muchos intérpretes mezclen ritmos hasta dentro de la misma canción.

Igualmente se puede comprobar que algunos ritmos aparecen en más de un tronco (pasacalles, alborada, procesión y ofertorio).

Ejemplo: el Pasacalles y Alborada que está en el tronco de la Charrada, se llama pasacalles y Alborada, y hace la función de éstos, pero no está en el tronco de Pasacalles o Alborada porque el ritmo es de la familia de la Charrada.