Si desea contactar con la Revista de Foklore puede hacerlo desde la sección de contacto de la Fundación Joaquín Díaz >

Búsqueda por: autor, título, año o número de revista *
* Es válido cualquier término del nombre/apellido del autor, del título del artículo y del número de revista o año.

EL RAMO EN POBLADURA DE LA SIERRA (LEÓN)

DIEZ PASCUAL, José Luis

Publicado en el año 2007 en la Revista de Folklore número 320.

Esta visualización es solo del texto del artículo.
Puede descargarse el artículo completo en formato PDF desde la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes.

Revista de Folklore número 320 en formato PDF >

Los últimos números de la revista están disponibles en el servidor de la Fundación Joaquín Díaz >


La ofrenda y el canto del “Ramo” es una tradición religiosa muy arraigada en la provincia de León. El “Ramo” parece que tuvo su origen en una rama de árbol de hoja perenne en la que se colgaban adornos y ofrendas. Esta “Rama” o “Ramo” fue dando origen a una forma más sofisticada, y se convirtió en un armazón de madera con un mástil para ser izado y transportado en las procesiones. Se engalana con cintas, velas, frutas, flores, etc.

En Pobladura de la Sierra, el “Ramo” era ofrecido al Santísimo Sacramento, a la Virgen de las Nieves (patrona del pueblo) o a San Antonio como agradecimiento ante un favor recibido. También se ofrecía el “Ramo” en Nochebuena.

El “Ramo” se cantaba al terminar la Santa Misa, dentro de la Iglesia, y comenzaba con una Alabanza que decía un mozo del pueblo. Esta Alabanza era un poema en el que se exaltaban las virtudes de Santa María o del santo al que se ofrecía el “Ramo”.

A continuación, en el centro de la Iglesia, varias mozas dispuestas en dos filas de cuatro o de seis, y vestidas con traje maragato, cantaban el “Ramo”. Al terminar, comenzaba la procesión en la que se llevaba el “Ramo”.

Aquí aparece el texto de algunos de los “Ramos” que se cantaban en Pobladura de la Sierra. Estos “Ramos” me los ha cantado D. Julián Panizo, vecino del pueblo.

NOCHEBUENA

Muy buenos días le damos
al glorioso nacimiento
y a todos los circunstantes
que se hallan en este templo.

Estando un día la Virgen
orando en el santo templo
se le ha aparecido un Ángel
en figura de un mancebo.

Todo vestido de blanco,
cubierto de gracia lleno
postró su rodilla en tierra
y le suplicó diciendo:

– María, fuente de gracia,
el Hijo de Dios eterno
nacerá de tus entrañas
en una noche de invierno.

– Cúmplase en mí tu Palabra,
Altísimo Rey del cielo
conociendo en esto la Señora
que se le acercaba el tiempo.

Prenda de fino diamante
protectora de los cielos
cubridnos con vuestro manto,
llevadnos con Vos al cielo.
El joven que lleva el ramo
es de veras muy humilde
que nos viene acompañando
hasta los pies de la Virgen.

SANTÍSIMO SACRAMENTO Y SAN ANTONIO

Santísimo Sacramento
que en la Hostia estáis velando
conceded valor y acierto
para cantar este ramo,
para cantar este ramo
que con fe ofrece el pueblo
al augusto Sacramento
y al glorioso San Antonio,
al augusto Sacramento
y al glorioso San Antonio.

¡Cuán admirable sacramento!
De la gloria, dulce prenda,
imploramos esta gracia
estas humildes doncellas,
imploramos esta gracia
estas humildes doncellas.

Hoy ves nuestro altar brillar
presente en la Hostia Santa
bendecid a nuestro pueblo
y escuchad nuestras plegarias,
bendecid a nuestro pueblo
y escuchad nuestras plegarias,
que los vecinos del pueblo
ofrecen en este día
para que todos unidos
os alaben y bendigan,
para que todos unidos
os alaben y bendigan.

La voz de nuestro vicario
también Señor escuchad
que noche y día por nosotros
está pidiendo la paz
que noche y día por nosotros
está pidiendo la paz.

Haced que el Santo Evangelio
reine todas las moradas,
así se encuentre la paz
del mundo tan deseada,
y así se encuentre la paz
del mundo tan deseada.

Ilumina las naciones
en que se encuentra borrado
el nombre de tu existencia
y sólo reina el pecado,
el nombre de tu existencia
y sólo reina el pecado,

Pues fuisteis tan poderoso
siendo modelo de santo
obrando mil maravillas
con todos buenos cristianos,
obrando mil maravillas
con todos buenos cristianos.

Al que a Vos pide con fe
le curáis de todos males
devolviendo la salud
a los míseros mortales,
devolviendo la salud
a los míseros mortales.

Sois el manjar más sabroso
que convierte al pecador
en un ángel de belleza
más puro que el mismo Sol,
más puro que el mismo Sol.

Los padres ya muy cristianos
y de estirpe esclarecida
descienden de nobles casas
de Flandes y de Asturias,
descienden de nobles casas
de Flandes y de Asturias.

Aunque veían con pena
que te apartes de su lado,
te ofrecieron al Señor
como piadosos cristianos,
te ofrecieron al Señor
como piadosos cristianos.

Pues Lisboa fue tu patria
que con mucha fe conserva
la casa donde naciste
convertida en hermosa Iglesia,
la casa donde naciste
convertida en hermosa Iglesia,

Treinta y seis años tenías
y voló al cielo tu alma
quedando tu santo cuerpo
en la gran ciudad de Padua.

Era el día quince de agosto
de mil cien noventa y cinco,
el día que se celebra
la Asunción de María al cielo,
el día que se celebra
la Asunción de María al cielo.

A LA VIRGEN DE LAS NIEVES

Salve Virgen de las Nieves
resplandeciente lucero,
porque sois vida y dulzura
de vos espero el remedio
Dios te salve Reina y Madre
de la Nieves titulada
alcanzadme de tu Hijo
vuestros favores y gracias.

Dios te salve Reina y Madre,
pues sois madre del consuelo,
Dios te salve Reina y Madre,
en este mísero suelo
de este pueblo una joven
se fue a tierras extranjeras
tuvo un gran feliz viaje
lo mismo sus compañeras.

Al llegar a Tres Arroyos
y fijó su residencia.
Pasados algunos meses
en gran peligro se encuentra
y pidió vuestro socorro
diciendo de esta manera:
si conviene la salud,
la sierva que me proteja
mandaré cantar un ramo
a ocho hermosas doncellas.

Patrona de este lugar muy venerada
tiene un Niño entre los brazos
que Jesucristo se llama,
diciendo de esta manera:
Vos sois la hermosa azucena
que alumbráis el alto cielo
como Vos no hay ninguna
en tan soberano imperio.

Eres el Arca sellada,
el Misterio en que se encierra
en este don Señor
todo el pueblo lo celebra.

En aquella celestial corte
en donde todos debemos
de ligar nuestra esperanza
cuando afligidos nos vemos.

Inmaculada María,
Madre del Dios Humanado
misericordia pedimos
para todos los cristianos.

Inmaculada María
¡Oh Madre de Dios excelsa!
escuchad con cuánto amor
te llamamos los hijos de Eva.
Inmaculada María,
desde el trono donde moras
ruégale a tu tierno Hijo
que envíe paz a la tierra.