Si desea contactar con la Revista de Foklore puede hacerlo desde la sección de contacto de la Fundación Joaquín Díaz >

Búsqueda por: autor, título, año o número de revista *
* Es válido cualquier término del nombre/apellido del autor, del título del artículo y del número de revista o año.

Editorial

DIAZ GONZALEZ, Joaquín

Publicado en el año 2008 en la Revista de Folklore número 327.

Esta visualización es solo del texto del artículo.
Puede descargarse el artículo completo en formato PDF desde la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes.

Revista de Folklore número 327 en formato PDF >

Los últimos números de la revista están disponibles en el servidor de la Fundación Joaquín Díaz >


Acaba de aparecer en el mercado bibliográfico español un interesante libro con ilustraciones de mujeres de diferentes localidades españolas del siglo XVI. Este original, propiedad de la prestigiosa Galería madrileña de Arte Frame, se enmarca en una época en que el interés por los viajes y por los conocimientos va parejo con la curiosidad por la indumentaria y el desarrollo de una cartografía cada vez más precisa. No es extraño, por todo ello, que algunos de los libros de ese período reflejen el resultado de un viaje –en textos e ilustraciones– a lugares obligados (centros de peregrinación, puertos de largas singladuras) o exóticos (países de oriente o de la recién descubierta América). Las tres colecciones similares descubiertas hasta ahora (Frame, Biblioteca Nacional de París, Museo de Chantilly) nos inclinan a pensar que alguna de ellas sería la original y que en ella estarían presentes todas las estampas de mujeres que representarían esa obsesión por “pintar lo distinto”. La doble numeración de algunas de las ilustraciones de Frame indica, sin duda, que existieron dos criterios a la hora de ordenar las ilustraciones bajo dos encuadernaciones diferentes y en dos fechas distintas. El criterio que ha prevalecido no refleja el orden del itinerario jacobeo pero bien pudiera suponerse que el peregrino/artista entró en España por el camino francés y salió por el camino del norte siendo su recorrido más probable el siguiente: San Juan de Luz, Pamplona, Logroño, Villanueva de las Carretas (Burgos), Aguilar (de Campoo, en Palencia), Ponferrada (León), Santiago de Compostela, Oviedo (San Salvador), S. Vicente de la Barquera, Santander, Laredo, San Sebastián y Fuenterrabia.

A esos lugares habría que añadir, en su lugar correspondiente, aquellos que están presentes en las otras colecciones y que completarían un itinerario más o menos ajustado al habitual en el siglo XVI que ya recorrieron otros viajeros peregrinos. Respecto a las influencias, se podría suponer que la primera colección es la de la Biblioteca Nacional de París a la que seguirían Chantilly y Frame aunque todas tuviesen el recuerdo inevitable de Enea Vico, el grabador y numismático parmesano cuyas ilustraciones de trajes serían principalmente de mujeres y a quien copiarían después, ya en imagen especular, grabadores tan importantes como Boissier (1581, Habitus variarum orbis gentium) y otros de menor entidad.