Si desea contactar con la Revista de Foklore puede hacerlo desde la sección de contacto de la Fundación Joaquín Díaz >

Búsqueda por: autor, título, año o número de revista *
* Es válido cualquier término del nombre/apellido del autor, del título del artículo y del número de revista o año.

APODOS MOTES Y COGNOMENTOS

VAL SANCHEZ, José Delfín

Publicado en el año 1981 en la Revista de Folklore número 3.

Esta visualización es solo del texto del artículo.
Puede descargarse el artículo completo en formato PDF desde la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes.

Revista de Folklore número 3 en formato PDF >

Los últimos números de la revista están disponibles en el servidor de la Fundación Joaquín Díaz >


Antes, más que ahora, en los pueblos solía sustituirse el nombre propio de cada uno por un sobrenombre, mote o apodo que los convecinos se ponían unos a otros, haciendo gala de su ingenio y buen humor. Ingenio para ponerlos; buen humor para aceptarlos. y nunca corrió sangre por un mote malintencionado, porque la verdad es que nunca los hubo.

Tan arraigado y frecuente era el uso del sobrenombre, que aún hoy en nuestras andanzas pueblerinas, cuando demandamos el auténtico nombre de un personaje, la gente no lo recuerda o lo recuerda con dificultad. Aparece con mayor espontaneidad el apodo que le puso el pueblo en su convivencia, que el nombre de pila con que fue bautizado.

-¿Ese? Ese siempre ha sido "El Pichilín", (Ponemos por caso el sobrenombre del famoso dulzainero peñafielense Teodoro Perucha, apodo que le acompañó en vida y muerte, pues al ser más popular por el alias que por su nombre de pila, aquél figuró incluso en su recordatorio de defunción junto al nombre que le dio la Iglesia y el apellido de su rama familiar. En muchos casos, pues, el apodo es consustancial al nombre. En otros casos, llega incluso a anularlo).

Hay otra fórmula muy usual, que es la de anteponer al nombre del individuo, el tratamiento "tío", que, desde luego, no presupone consanguinidad ni parentesco alguno, sino sencillamente afecto. Suele utilizarse el "tío" en personas casadas y de cierta edad; veladamente supone un trato afectivo y en ocasiones incluso respetuoso.

El mal-nombre, o sobre-nombre, o apodo, o alias, o remoquete de las gentes de los pueblos, tiene muy variado origen y por consiguiente no siempre es mote en el más estricto sentido de la palabra, sino cognomento, que es mote mucho más dignificante. Los académicos dicen que cognomento (palabra cursi y de poco uso mientras haya otras mejores), es renombre que adquiere una persona por causa de sus virtudes o defectos.

Sobre esto de, los motes o apelativos familiares no se ha escrito nada hasta ahora y merecería la pena un estudio más a fondo de estos conceptos etnológicos que se manejan desde hace siglos. Ese segundo nombre que tienen -con orgullo y honor, por ser frecuentemente patrimonio heredado- las gentes de los pueblos, es generalmente manifestación de un buen humor y un ingenio que no suele darse en la capital.

Antes de dar paso a una larga relación de apodos y motes recopilados en la provincia de Valladolid, conviene dejar las cosas claras y echar mano de la verdadera intención de algunos conceptos que se. han manejado hasta aquí: El Diccionario de la Lengua Española en su decimonovena edición, la de 1970, con el beneplácito de los señores académicos, define la palabra "Apodo" como "nombre que suele darse a una persona tomado de sus defectos corporales o alguna otra circunstancia". Queda claro, pues, que "El Cojo", o "El Enano", o "Cagancho" (famoso torero), son apodos.

Del "Sobrenombre", el Diccionario dice: "Nombre que se añade a veces al apellido para distinguir a dos personas que tienen el mismo" (Plinio el joven y Plinio el viejo, por ejemplo), en una primera acepción. En una segunda, declara que sobrenombre es el "nombre calificativo con que se distingue especialmente a una persona". De esto también encontraremos en la relación anunciada para dentro de unos renglones.

La palabra "Mote" es prima-hermana del "Apodo", pero en la quinta acepción que da el Diccionario de' la Academia: "Sobrenombre que se da a una persona por una cualidad o condición suya". Mote en este caso, puede utilizarse como sinónimo de apodo. Pero por otra parte -y he. aquí la razón de orgullo con que se llevan en muchas familias castellanas los motes- la Academia acepta la palabra "Mote." como la definitoria de la "sentencia que llevaban como empresa los antiguos caballeros en las justas y torneos". Es decir, que "mote" es concepto legendario y hasta cierto punto noble, aunque los malos vientos hayan desvirtuado el significado en nuestros días, y mentes retorcidas crean que es poco menos que un insulto.

De todas formas, la intención es la que cuenta. Y la intención casi nunca es malsana o dañina, sino amigable. Todos los motes se llevan con orgullo, porque ninguno estorba. De ser así, no existirían. Téngase en cuenta que. en el medio rural, donde más intencionadamente se mantiene la costumbre, "el que no aguanta es un lila". (y "lila" no es mote, sino condición.) Mirémonos en las ingeniosas gentes del pueblo y elijamos para nosotros el mote que más nos acomode de entre la siguiente relación recopilada en la provincia de Valladolid. Algunos tienen una explicación lógica. Otros no. Los hay de origen gremial o laboral. Algunos son deformación del apellido. Aquí, como en botica, hay de todo; aunque con una salvedad: en las boticas hay venenos, en los motes no hay ninguno "envenenao".

-El Tío Tres: le llamaban así porque tuvo tres mujeres.
-El Tío Chaleco.
-El Tío Chaqueta.
-El Tío Pantalón.
-El Tío Calzoncillo.
-El Tío Castañita.
-El Fuma: tenía tanto vicio que fumaba f cualquier cosa.
-Los Pitillos y Las Pajillas: Pertenecientes a familia dedicada al estraperlo del tabaco que elaboraban cigarrillos, tan sumamente finos, que parecían "pajillas".
-El Pistola.
-Los Pancillas.
-Gavilucho: porque tiene el pelo parecido a los gaviluchos en malo.
-La Mocosa: huelga la explicación.
-La Peste.
-Los Chisquilas.
-Los Nanitas.
-La Poco-vale.
-Canchollín: porque era bajo y gordo.
-La Tía Señorita Puertas: no procede, contra lo que, pudiera pensarse, del apellido "Puertas", sino de su afán de mirar por ellas para curiosear .
-El Tío Filete.
-Los Tenderillos.
-La Tía Pija (!)
-La Posposa.
-Los Topos.
-Los Chatiras.
-El Tío Lobo: contra lo que pudiera pensarse, éste sí procede de apellido.
-Los Zarramplás.
-Los Pimienteros: por su condición de chacineros.
-Lironia: es apodo de varón.
-Pata-hueca: al parecer es otro mote que :luce el anterior.
-Los Estanqueros: claro ejemplo de apodo gremial que se mantuvo incluso cuando dejaron la venta de tabacos.
-Los Porretas.
-El Calvo: aunque serio no está considerado como un defecto, éste es un ejemplo claro de "apodo" según el Diccionario Académico.
-El Tío Perucho.
-Los Cambolos: se nos informa que el apodo está vinculado a su oficio de' "Hacheros" en zona pinariega.
-La Tuerta: debió serio. La falta de fantasía del apodo, no nos deja lugar a dudas.
-Los Susanos: puede considerarse apodo gentilicio que procede del nombre de la madre.
-La Vacatonta: apodo que, se puso a persona gruesa y atolondrada.
-Los Pelegres.
-El Pregonero: realmente no es ni apodo ni mote, aunque se utilice como tal. Para compensar, el individuo puede lucir un verdadero sobrenombre: El Dulzainero.
-Pelitos.
-Pelines.
-El Chato: apodo vulgar y de poco lucimiento.
-El Coles.
-Já-já: apodo aplicado a individuo de poca gracia.
-Machaca: porque es pesadísimo.
-El Tarasco.
-Los Lustrosos: pertenecientes a familia relimpia.
-Fleta: (¿será porque canta?)
-La Tía Gitana.
-El Tío Nene.
-El Tío Chocolate: por goloso.
-El Tío Buenazo: (¿podrá alguien molestarse por ser apodado así?)
-El Pata.
-El Pan-pa-ocho: el propio individuo justifica el motivo de su apodo diciendo que, cuando iba a segar, tenía tan buen apetito que era capaz de comerse el pan de ocho personas.
-El Chupeta: mote de origen fonográfico, pues al parecer el sujeto tenía salón de baile cuando se puso de moda una canción que se titulaba "Dale Chupeta". La gramola del salón reproducía constantemente ese disco, bien es cierto que porque no había más.
-Los Morrines: por labios gruesos.
-Los Pelelos.
-La Collarana.
-Los Sopitas: habilidosos en las artes culinarias de la sopa de todo.
-Los Pajarucos.
-Revive: apodo que pudo lucir con salud durante. años una persona que estuvo apunto de morir de enfermedad y sanó al día siguiente.
-El Negro.
-El Colorao.
-El Tío Pelotas.
-El Tío Pindango.
-La Marrusquia.
-La Manchada.
-El Curro.
-La Muelles.
-El Tío Mandiles: porque vendía mandiles y siempre llevaba uno puesto.
-La Camiona: por su volumen.
-Los Pernales.
-El Tío Rojo: por su pelo de panocha.
-Los Moscas: según explicación dada por nuestros informantes, porque eran muy golosos y siempre estaban "Iechuceando" (verbo éste que aún no ha admitido la Academia).
-Los Botijos.
-Los Chiripas: algo casual.
-Los Pollos: éste no es sobre-nombre, sino "sobre-apellido", pues corresponde a los descendientes de un llamado Juan El Pollo, puesto por sus padres para distinguirle de su hermano Juan Gallino que era el mayor, como cabe sospechar, pero llevaba el mismo nombre por deseo familiar.
-Grajera: existe como apellido, pero lo desconocíamos como apodo.
-la Pelona: suele darse este mote lo mismo por exceso que por defecto capilar.
-la Viruela: huelga la explicación.
-El Colín.
-los Perusos.

-Bota-Iimpia: por causa de sus seis hermanas, lustradoras infatigables del calzado de su único hermano. ¡Así cualquiera!
-los Cantillanas: al parecer el mote tiene reminiscencias canoras.
-Faneguillas: cuando me,dían el grano daban faneguillas en ve'z de fanegas.
-Picuchín.
-Patarratín: varón de peculiar andar.
-la Tardía: una representante más de cierto vicio nacional.
-los Moritos: gentilicio de personas procedentes del pueblo de Alcazarén.
-El Tío Ahumau: renegrido por el humo.
-Manténme: Nuestros informantes nos dicen que este, hombre., de escasos recursos económicos, recibió el mote al contraer nupcias con mujer de posibles.
-El Tío Emparcha-pelotas: a su modo, apodo gremial.
-El Tío Molleta: Ilámase "molleta" al pan de aceite.
-la Bien-hechita: apodo galante.
-la Tía Morcilla.
-Tragafondas: "era el único del pueblo que podía comer en una fonda", se nos dice. No se aclara si por "buena bolsa" o "buen estómago".
-Preña-gatos: apodo a todas luces engañoso, pues todavía no se ha dado ningún caso.
No obstante remitimos a nuestros lectores aun tratado ginecológico animal; gatuno para ser exactos.
-Piola: curioso apodo que tiene su origen en el nombre materno: Pía.
-Cagalubias: es apodo de buenos principios y molestas consecuencias.
-los Mangas: posiblemente tenga su origen en el apellido..
-los Trabajas.
-la Cagona.
-El Tío Putero.
-La Tía Farragusa.
-El Tío Cazumba.
-Ojos Verdes: lo curioso de este apodo es que uno de ellos es protésico.
-Petrón.
-El Carcelero: le llaman así porque lleva siempre un manojo de llaves colgando.
-Ja: es el apodo más insustancial y breve que conocemos.
-Mentirillas: se repite frecuentemente en diferentes zonas de la provincia.
-Jarrico.
-Nela: corresponde a un varón.
-Lechuga: ídem.
-Los Frasulas: inexplicable.
-Belene: se le puso el día de su nacimiento.
-Manopato: tiene una mano defectuosa.
-Los Cursos.
-Reviejo.
-El Canario: ni es rubio, ni nació en Canarias: sencillamente hizo la mili allí.
-Filustria.
-Pirulín.
-El Zazo: en razón de su tartamudez.
-Los Camorras: siempre buscándola.
-Los Sacristanes.
-El Fraile: por estudiar para cura.
-La Pedrajera: gentilicio.
-Las Gatuñas.
-La Chapó: por castellanización de la palabra francesa "chapeau": iba a trabajar siempre con sombrero puesto y decía que llevaba "chapó".
-Los Peliblancos.
-El Feo: sin comentarios.
-Risillas: consecuencia de su simpatía y afabilidad.
-Las 10 y 10: porque anda con los pies tan abiertos como las agujas del reloj a esa hora. Visto desde adelante podría ser "Las ocho y veinte"' : Es un mote trasero.
-El Derechete,: por su tiesura.
-Las Quema-trapos: se servían, al parecer, de esta picaresca para cobrar el seguro de incendios.
-El Talaria.
-Los Porronchos.
-Los Mangadas: porque "las" mangaban bien.
-,Osere: ( ?)
-El Pellejero: de consecuencia gremial.
-La Tía Potasia.
-El Tío Corujo.
-El Tío Paje: según parece lo fue del rey Alfonso XIII.
-La Tía Suspiras.
-El Tío Capón.
-La Cerina.
-Los Huevillos.
-.Los Tivis.
-Malcatrán.
-Los Raneros: porque. capturaban ranas en los bodones y comerciaban con ellas. (Bodón: charca invernal que suele. secarse en verano.)
-El Tardío: porque nació cuando sus padres eran mayores.
-Los Calderas: apodo que se mantiene tras varias generaciones en determinado lugar.
-Los Monteseres.
-Los Ruicillos: posiblemente por ser menudos y de apellido Ruiz.
-San Antonio: nació ese día y curiosamente se le llama según el santoral.
-Confite.
-Las Perversas: tenían salón de baile y al que se colaba sin pagar le sacaban de las orejas hasta la taquilla.
-Los Cavanas.
-Los Caritinas.
-Los Sargentillos.
-La Chata.
-La Patorra.
-La Celerina: considerado apodo, siendo como es nombre
-La Tía Cuete.
-La Tía Picherres: heredó el apodo del esposo al fallecer este.
-la Tia Escopeta: por ser muy tiesa.
-El Pichi: de, revista musical.
-la Mermeja.
-La Tía Costa.
-Los Gallitos
-El Tío Cachucho.
-La Churrera: profesional.
-Los Crispines: tiene su origen en el nombre Crispín.
-El Tío Carracuca: personaje simpático y desordenado de un pueblo de nuestra, provincia que extravió a un hijo cuando le llevaba a bautizar
-Engaña-baldosas: tiene una pierna más corta que la otra. Suele utilizarse para estos casos el apodo Pata-charela
-La Tía Sandalia.
-La Tía Menea: no paraba de mover la, posiblemente por tic nervioso.
-El Salao: por su sosería.
-Cascarrias: se lo pusieron los chicos de pueblo porque le hacían rabiar. Aquí el bautizador falló, pues confundió "cascarrabias" con "cascarrias", que son las manchas de, barro seco que se depositan en las piernas o pantalones al caminar por terreno encharcado.
-Cara-oveja: suele ponerse, no por acentuar un defecto, sino por destacar lo bondadoso de un rostro y una mirada.
-La Tía Maringuela: apodo que en cierto lugar ha pasado a otra generación.
-La Pacucha: viene de Francisca-pequeña. Su hija, que lo es más, es llamada solamente "Hucha".
-La Tostadilla.
-Los Marujos: posiblemente tenga su origen en el nombre materno.
-El Tío Gorroyo.
-La Tía Petacas.
-El Calero.
-El Chapín
-El Saltamontes.
-El Tío Pelillo.
-Releva-muertos: por lo visto iba tomando en arriendo pequeños negocios de gente que iba muriendo.
-El Tío Mellizo: porque lo era de otro.
-Patilla.
-La Tía Jabonera: gremial.
-Cerrones.
-El Tío Puchero.
-El Tío Gorra.
-Los Escoberos: fabricaban escobas para barrer las eras.
-Baila-botes.
-Buenaté.
-Mataburras: (por una vez que maté un perro, me llaman "mata-perros"). A lo mejor éste es un caso similar.
-Rin.
-Boca-gato.
-Calabazo.
-Parla-poco: por contrapartida suele ponérsele al que no para de hablar. Han sido hallados varios casos.
-Torresno: torrezno o torresno suele llamarse también al pedazo de tocino de cerdo, con perdón.
-El Guinda.
-Machuglias: procede este apodo de cierta malformación fonética: el individuo solía decir admirativamente que tenía unas ovejas "machulias", por ¡más chulas!
-La Mimosa: más que mote es un recurso que a veces viene de la cuna, cual es fama que tienen las gallegas y valencianas.
-La Tía Bellosa o Vellos,a: apodo que aparece en diversos pueblos de nuestra provincia escrito con B y V indistintamente, y por consiguiente induciendo a error: no es lo mismo ser guapa, que peluda.
-La Mariquilla: se da en todas sus acepciones.
-Caguirris: apodo que en diversos lugares ha sido recogido en varios significados: o miedoso, o de intestino flojo.
-El Pistillo.
-Berruga: apodo de poca imaginación.
-El "Norte": se refiere a persona noticiera, y hace referencia al diario "El Norte de Castilla".
-El Tío Potocha: en algunos lugares se le aplica a.l defectuoso del sistema locomotor.

-El Tío Macho-mula: el individuo se quedó con este apodo por su falta de imaginación al llamar animosamente a la pareja de ganado mientras araba. Evidentemente se trataba de un macho y una mula.
-Hormiguita: persona trabajadora y ahorrativa.
-Dulcinea: ha sido recogido en varios lugares. Suele aplicarse a la persona golosa, sea hombre o mujer .
-El Chiva: aplícase indistintamente al ganadero de ovino o al alocado de temperamento.
-El Tío Piteras.
-Nunca-estrena: este apodo se da en varios lugares y ha sido recogido por nosotros con diversas justificaciones: Uno de los individuos que llevaba el apodo se tiró 15 años con el mismo traje, lo cual ya es meritorio. Otro siempre heredaba la ropa de sus mayores. Otro presumía de pobre, compraba la ropa de segunda mano a los ropavejeros y en su vida estrenó ninguna prenda. Como anécdota de uno de estos individuos, diremos que, pese a su lacería, le gustaba presumir de bicicleta sin tenerla.Y cuando entraba en su pueblo vecino se colocaba dos pitos de la ropa sujetándole el pantalón, para hacer creer que era ciclista.
-Terrible: el mote se lo puso al individuo la Superiora de un convento. No se alarmen: la razón fue puramente comercial, quería cobrar el precio de medio carro de leña como si fuera lleno. Venció la monja.
-El Tío Agilís: (!)
-El Tío Mal-mira.
-La Tía Pitu: posiblemente es un mote en romance leonés.
-El Tío Tocino.
-El Doctor: aunque no lo es, dicen que tiene pinta.
-El Lelo: apodo que no se puso a persona simplona y pasmada, sino a individuo que al cantar, constantemente sustituía la letra del canto por la más sencilla e insignificante de "le-Io-le-lo-lairo". Puede decirse que es apodo onomatopéyico canoro.
-La Puta: suele utilizarse, indistintamente, con letra mayúscula o minúscula, según sea profesión o afición. Es apodo generalmente de origen gremial, aunque a veces, por no serlo, resulta excesivo y maledicente. Los vallisoletanos del último tercio del siglo XVI pusieron este mote -dicen que con todo merecimientoa una dama de la Corte, la Princesa de Eboli, amante de Antonio Pérez, secretario de. Felipe II, y de quien se terciara. Escrito quedó en la dedicatoria de un librito titulado "Los Vocabularios del Vivir / En que se tratan / diversas cosas curiosas / que no suelen / tratarse en otros lados / Obrita muy conveniente para Damas y Caballeros / que gusten de dar amenidad a su conversación / Pliego I / Llamado de / Las Fornicadoras / Lo compuso el Licenciado Don Estanislao de Burguillos / y Pérez, Caballero Vallisoletano y Capellán del Real / Colegio de Doncellas Nobles de la ciudad de Pastrana / Cuenca / En la Imprenta Galo Verdugo / MDCCXLIII". Camilo José Cela asegura en su obrita "Izas, rabizas y colipoterras" que la dedicatoria decía así: A la Muy Alta y Serenísima Señora Doña Ana de Mendoza y de la Cerda, Princesa de Eboli, dama a quien en la ciudad donde escribo (¿Pastrana? o ¿ Valladolid?), todavía llaman la puta". Como ven, en esta ocasión la palabra se escribe con minúscula benevolente, aunque la historia se encargó de llamar ,a la princesa de Eboli "las cuatro letras" con mayúscula, por ser en su caso afición con fuertes implicaciones políticas.

-Chupaite: apodo que. sólo ha podido ser recogido en un pueblo del sur de la provincia.
-Requesones: evidentemente, de origen profesional.
-Sietesones: musical apodo originado por la peculiar manera de hablar del individuo, de voz muy modulada en diferentes tonos encadenados.
-Potaje es un mote de origen gastronómico.
-Culebro: según algunos supersticiosos es apodo de mal fario.
-Lavativa: apodo de propiedades curativas muy recomendable en determinadas circunstancias.
-Palomo.
-Tamboriles: curioso apodo con cierta resonancia.
-Topo: apodo bastante subterráneo.
-Velero: apodo que se da en el mismo pueblo del anterior y que es preferible, dentro de lo que cabe.
-La Monja: apodo que ya existía antes de la exclaustración. Ahora, con más motivo.
-La Coco: también ha sido hallado el masculino.
-El Botas.
-El Chinarro: dícese también a la piedra de gran volumen. En algunas ocasiones este mote obedece a motivaciones del intelecto.
-El Congo: apodo de remembranzas africanas.
-La Monumento: porque nació el día de Jueves Santo. No guarda ninguna relación con la belleza arquitectónica o de la otra.
-Gallas.
-El Conejo: apodo que motivó la extremada .agudeza del individuo que comenzó siendo Conejito y que ahora de adulto se ha quedado en lepórido que dejó de ser gazapo años ha.
-Chupamieles: apodo que merece llevarse desde la más tierna infancia.
-Pecho-alegre: dánse las dos acepciones: masculina y femenina. En este último caso, corresponde a hembra placentera. El primero, a mocetón arrogante.
-Corretías: "donjuán" de pajar y barbecho.
-El Pijas: plural asombroso.
-El Coñete: también ha sido hallado este mote escrito con "h" en vez de con "ñ". Unos van arriba, a las nubes; y otros, van abajo.
-La Meapucheros: cuando las ganas aprietan, la micción se efectúa en cualquier lugar. Las hay que aguantan poco, evidentemente.
-El Zapatones.
-El Mellao: suele aparecer este apodo en individuos de dentadura enferma.
-Zurraspa: se desconoce el origen de este mote.
-El Peladilla.
-El Ministro: incomprensiblemente corresponde a individuo sin aspiraciones políticas.
-Provincias: había viajado por no más de cinco pueblos y decía conocer mundo.
-Recortes: apodo de resonancias taurinas. 1Consultado el tomo III, Tratado Técnico e Histórico, de "Los Toros" de, Don José María Cossío, resulta ser éste el apodo de dos banderilleros de principios de siglo: Pedro Avilés Capel, modesto peón murciano de poca fama y buena voluntad, y Pedro Rojas Real que fue todo lo contrario del anterior, había nacido en Villa del Río (Córdoba) y llegó a formar en la cuadrilla de diestros tan afamados en la época como Morenito de Algeciras y José Claro "Pepete".
-Manchapuertas: dícese del pintor.
-El Engaña: hay pecados que originan apodos.
-El Ojines: individuo motejado así con evidencia.
-El Caimán: a veces los traían los indianos a su regreso al terruño, después de hacer las Américas. Desconocemos la razón de este caso.
-La Reina: suele ponérsele a mujer presumida y limpia. Por contrapartida, a veces también a quien es todo lo contrario.
-El Chato.
-El Guás: apodo contraído por individuo con aficiones teatrales, que al presentar cada espectáculo, y se conoce que para abreviar, solía decir: "Guás" tardes.
-Culobrea: apodo compuesto de fáciles entendederas.
-Culitos: derivado del anterior con origen en el mismo sitio.
-Caradura: en algunos casos, como en éste, no se atribuye al descarado, sino al que no ríe fácilmente.
-Pinchauvas: unas veces sinónimo de chisgarabís, zascandil, mequetrefe y chiquilicuatro. Otras veces se le pone al practicante sanitario. En muy pocas ocasiones al vendimiador.
~Carahuevo.
-Choncho.
-Farruco..
-Calvorita.
~Berzas.
-El Mona.
-El Pájaro Carpintero.
-El Rojo.
-El Noño: todos estos apodos tienen lógica explicación en lo físico, en lo temperamental o en lo profesional de cada individuo.
-Sagasta: nuestros informantes indican que no tiene ningún lazo de consanguinidad con Don Práxedes Mateo Sagasta, Presidente del Consejo con Amadeo I. Algunos de su pueblo lo lamentan.
-El Consumero: oficio extinto que desempeñaban portaleros encargados de vigilar la entrada y salida de determinados productos de venta y consumo en una población, por lo que cobraban un impuesto.
-El Rana.
-El Peque.
-El Mosca: son apodos de poca imaginación.
-Picaculos: variante de un apodo anterior referente al practicante, o como se dice ahora para complicar más las cosas, Ayudante Técnico Sanitario. Se ve que en algunos pueblos no pasan por las denominaciones técnicas y prefieren utilizar un sinónimo motejado.
-Cagueta: apodo que se aplica a individuo / a cobarde en una primera acepción, y a persona de deposición pronta, en segunda.
-La Percales: de sugerencia textil absolutamente.
-Guindón.
-Pinticas.
-Trompe.
-Cascarrebojos: Ilámase rebojo al pedazo de pan duro.
-Matacuras: apodo de dolorosas resonancias. El individuo que lo soporta nos ha dicho que "él no fue". Cabe la sospecha fácil de que sea apodo heredado de ancestros.
-Tapacharcos: (?)
-Mierda: suele darse en muchos lugares.
-Besugo.
-El Embustero: dicen en el pueblo que es el único que tiene carnet de mentiroso. y miente por hacer honor al mote.
-El Trápalas.
-El Tío Jajo: contraido en la infancia. Cuando "iban de nidos" él decía que capturaba mejor los de "jajos", los de grajos.
-Bolata: sobrenombre' que se mantiene en el pueblo desde hace más de cien años, pasando de padres a hijos.
-Los Cacahueseros: heredado. Los actuales no lo son.
-Los Morillos: apodo definitorio de un fuerte temperamento. Los morillos son los caballetes de hierro que se ponen en el hogar para sustentar la leña.
-Los Cangrejeros: mote gremial que va desapareciendo con la especie crustácea.
-El Rata: suele' darse en individuos dotados de determinada inteligencia para la picaresca.
-El Pitis.
-El Tati.
-El Titi.
-El Maldoma: al parecer, persona poco aficionada al trabajo. Mal-doma (domar el espinazo para los trabajos duros, sin cansancio).
-Peral: se llama Isaac.
-El Fresquero: es pescadero, y por Castilla al pescado llaman "fresco".
-El Tío Tanis: ha pasado de padres a hijos y se desconoce el origen.
-El Tío Lanillas: en el momento de apuntar estos apodos, sobrenombres y cognomentos, El Tío Lanillas es el más viejo del lugar: 92 años.
-Los Catutes: (?)
-El Tiroguerra. apodo heredado.
-El Foro: por listo.
-El Cañamón: por pequeño.
-Los Mateuchos: descendientes (y pequeños de estatura) del abuelo Mateo.
-El Taca.
-Sendera o Cendera: Ilámase cendera en algunos pueblos vallisoletanos a la contratación de mozos por parte del ayuntamiento para trabajos municipales.
-El Gallote: es muy alto y tieso.
-Campeón: de muchacho participó en una carrera de burros y ganó. Número de participantes: dos.
-El Mantas: tiene una especial habilidad para encontrar las mantas que se pierden.
-Los Pillocos: nuestros informantes dicen que el mote tiene que ver con la baja estatura de los individuos.
-Faldache: derivado de faldas. Anda más entre mujeres que trabajando.
-El Tártala: habla defectuosamente.
-Los Peducos: (1)
-Piqueras.
-Picuchín.
-Picuqui.
-Los Crone: Kroner es el nombre de. un circo de fama internacional. Al parecer, la familia que lleva este. apodo practicaba las artes circenses en su casa y para su propio deleite.
-Pirulina: impuesto a varón elegante y limpio.
-Los Rilones: síntoma de que se maneja habitualmente el verbo (temblar, tiritar) en algunos pueblos vallisoletanos.
-El Tío Agonías: suele utilizarse la palabra agonía para definir a persona avara, poco generosa. Los chavales, al jugar al fútbol, suelen decir del jugador que. no cede el balón practicando un egoísta individualismo, que es "un agonía".
-El Picuarriba: mote relacionado con el juego de la peonza. Cuando una peonza se lanza defectuosamente y queda bailando pico-arriba, los demás jugadores tienen el privilegio de acachinarla arrojándola piedras mientras da vueltas. A veces, por desgracia para el desafortunado jugador, hay una piedra de grandes dimensiones cerca, que los jugadores cogen y dejan caer a plomo sobre la alegre peoncilla que suele cascar a la primera. Este es el caso del presente mote. "¡Pico arriba!", gritaban unos. ¡Canto encima!, hicieron los otros.
-Los Garbolos: apodo con tradición en el lugar.
-Mocotón: nos ha sido justificado este mote. de dos maneras: la una, relacionada con el fruto del melocotón; la otra, con los mocos que en abundancia arrojaba el mozo.
-Pin-pirulí-capa-rota: por ser apodo antiguo no hemos podido hallar persona que lo explicara.
-Panzagaria: en algunas provincias castellanas suele llamarse gario/a a una especie. de bieldo de hierro para manejar el estiércol.
-Capón: se sospechaba, pero dejó a la mujer encinta.
-El Burrón. Hombre devoto que no hacía honor a su mote, pues solía sacar en la procesión de. su pueblo, él solo y durante todo el recorrido, la imagen del llamado popularmente Cristo de las Enagüillas. Esta procesión se producía de forma inesperada, pues el citado Cristo sólo salía en los entierros. Cuando el hijo del titular regresó sano y salvo de Africa cumplió una promesa hecha al Cristo: confeccionarle con sus propias manos unas "enagüillas" nuevas. Que son las que aún lleva. Su hijo, heredero del sobrenombre y quizá para hacerle los honores, todavía corre las vaquillas, y las torea, siempre. que le dejan, por esos pueblos. Tiene ahora más de 60 años.
-La Tía Recaté: Ilámasela así porque "recatea" mucho en las compras.
-El Tío Chandarme: (?)
-Tío Chiflotillo: Ilámanse "chiflotillas" a las tripas del cordero una vez fritas para comerlas.
-Tía Chavasca: se desconoce. el origen del apodo relacionado, al parecer, con la devoción por el buen vino.
-Titera: Jesús Castañeda.
-Mamarro: Vicente Fernández.
-Patapalo: Isidoro Arranz.
-Mundaco: Isidoro y Teodoro Ruiz.
-Soguilla: Sergio Valbuena.
-Taratatí: José Bernabé.
-Pitules: Eusebio Velasco.
-El Pendón: Arcadio Blanco.
-Tacones: Lucio Muñoz.
-El Peringallo: Feliciano.
-El Monedo: Teodoro Vaquerizo.
-El Calvo: Emiliano García.
-El Pollo: Vitorino Arroyo.
-Carrillos: Angel Arpa.
-Pichilín: Teodoro Perucha, como jefe de grupo, y Alejandro ( Dionisio (padre e hijo) y demás varones de esta familia.
-El Tuerto.
-El Granizo.
-Los Cacharreros.
-El Fuso: estos 19 apodos van con sus nombres propios, por corresponder a dulzaineros y redoblantes famosos, cuya personalidad y popularidad ha sido reconocida y admirada durante años (Leer, si se desea, el III volumen del Catálogo Folklórico de Valladolid).
-Conforme: apodo impuesto a un individuo que siempre ha estado "conforme" con el comportamiento de. su esposa, mujer de mucho carácter .
-Pocaleche: "Poca leche nos pueden poner a nosotros", dijo él cuando llegó, procedente de otra provincia, al pueblo donde fue bautizado con ese apodo, al poner en su conocimiento que allí ponían motes a todo el mundo.
-Tenemos: apodo otorgado a los miembros de una familia de posición acomodada que a la menor ocasión utilizan ese tiempo del verbo para dar a conocer cuántos bienes de fortuna poseen.
-El Tío Cariño: Feliz apodo impuesto a un hombre de natural bondadoso que desde chico manifestó su cariño a un perro herido en la siega con una hoz y que él curó. El perro no se apartó de él. Solía decir que las heridas de hoz también se curan con cariño.
-Siempre-el-mismo: de mozo, nuestro personaje, pasó muchos años vistiendo el mismo traje. Decía que le estaban haciendo uno nuevo, pero nunca llegaba la labor del sastre. y pasó mucho tiempo hasta que ocurrió el acontecimiento.
-Viruta: apodo profesional, rama de la carpintería. A los herederos del primer designado con tal apodo sigue Ilamándoseles de esa manera, aunque no se dediquen a la carpintería.
-Caliente: en contra de lo que pueda pensarse, este apodo tiene un origen muy simple. La mujer que lo lleva goza de una excelente salud y no la acatarran ni los más crudos inviernos. Ella siempre está caliente desde el primer invierno que lo dijo.
-Medialuna: apodo impuesto aun varón que suele llevar siempre la boina tan ladeada que se apoya en la oreja y, puesta de tal gracia, que asemeja una media luna.
-Binaderas: la binadera es un apero de labranza que se usa para binar viñas, entresacar remolacha, etc. El hombre que lleva el presente apodo trabajó en una fábrica de alcoholes que quebró y al quedarse en la calle, comunicó a sus compañeros de infortunio, que no había que desesperase, que comprando una binadera y teniendo ganas de trabajar se seguía comiendo. Apodo, pues, pleno de orgullo laboral.
-Quiricos: apodo que ha quedado para designar a los miembros de una familia con un antepasado de ese nombre. Este tipo de variantes a la hora de motejar suele darse abundantemente.
-Tocina: apodo que tiene su origen en una espontánea manifestación de cariño de una madre hacia una hija de abundantes carnecitas infantiles. El mote se sigue utilizando incluso en personas enjutas de la misma familia.
-Caga-ceniceros: mote promovido por un empedernido fumador en los tiempos de la cartilla de racionamiento del tabaco. A sus descendientes se les llama simplemente ceniceros, que es más fino y evita toda explicación.
-Come-yerbas: al parecer, en la "época del hambre" la persona que lleva ahora este, mote sobrevivía comiendo cardos, berros de los arroyos, y otras hierbas del campo. ("Cuentan de un sabio que un día...").
-Poca-chiche: e-l espíritu ahorrador de la señora bautizada con semejante apodo fue el culpable del mote: en la carnicería solía comprar con frecuencia lo mismo: seis reales de carne.
-Millonario: se le impuso este mote a un individuo que solía pagar los chatos de vino con un billete, de mil pesetas hace veinticinco años. Con frecuencia salía del establecimiento con el billete entero, pues los tiempos no andaban para muchas vueltas y revueltas. Después el hombre, protagonizó un delito de sangre y perdió el apodo. No se le impuso ninguno nuevo, lo cual es un tremendo desprestigio. Lástima.
-Limpia-pipas: apodo profesional impuesto aun hombre que por su poca estatura y mucho valor se dedicaba a limpiar los tinos, cubas, bocoyes y pipas que habían contenido vino. El apodo ha sido heredado.
-Po-do-riales: especie de apócope de una frase: "pues dos reales". Se refiere a una exigua propina.
-Pajillas: apodo que han heredado los familiares de un hombre extremadamente delgado y alto. Se remonta ya a tres generaciones.
-Nunca-estrena: según nuestras pesquisas, este apodo, que ha sido encontrado en varios pueblos de la provincia, se ha impuesto por diversos motivos. En algunos casos por no estrenar ropa. En otros, por problemas descubiertos en la noche de bodas.
-Chicharra: sinónimo, en algunos casos, de mujer habladora. Se han encontrado varios casos.
-Sargento-pantalones: dáse este apodo en un hombre de buen humor casado con mujer temperamental. Suele decir que en su casa lleva los pantalones el sargento (él lo fue)...de su mujer.
-Pito-aso: en contra de lo previsto, este apodo corresponde a mujer. Su origen data de la desvergonzada costumbre que unos niños tenían de orinarle la puerta de su casa. En una ocasión, los pilló "in fraganti" y amenazó a los pícaros con cortarles el "pito" y "asarlo" a la lumbre si repetían la aventura.
Para concluir esta relación, damos a continuación una lista de apodos cuya explicación a veces, parece obvia por sospecharse o hacerse evidente.

-Difícil.
-Catañas (Ojo, no.castañas).
-Caga-albardas.
-Chivinas..
-Longanizas.
-Chirozos.
-Capazorras.
-Pinitos.
-Vilanos.
-Chilis.
-Magullas.
-Guindis.
-Ratoneros.
-Bigotudas
-Cascaronas.
-Botijos.
-Tenazas..
-Escopetas.
-Mañas.
-Ropas.
-Colorinas.
-Bolos.
-Titis.
-Trilleros.
-Mangusos
-Pavanas.
-Punteras.
-Conejos.
-Pichis..
-Botellas..
-Pardillas.
-Canaleras.
-Rascayús.
-Nacos.
-Galones.
-Chumbos.
-Cuspitos.
-Gatillos.
-Siempre-el-mismo.
-Cornetas.
-Pitillos.
-Pincha-peces.
-Cotarreros.
-Tronchos.
-Epidemias.
-Ajos.
-Pitirris.
-Manojos.
-Perreros.
-Cogollo.
-Cucos.
-Pichoncho.
-Pelandús.
-Rescoldo.
-Tirita-moñas.
-Quinientas.
-Tumba-puertas.
-Pochos.
-Petatos.
-Feos.
-Reculos.
-Cachanes.
-Berretes.
-Sante'nera.
-Treces.
-Pela-gatos.
-Tajadillas.
-Siete-penas.
-Taconines.
-Mata-culebras.
-Grillos.
-Ya-te-digo.
-Poca-vida.
-Piloñas. ..

Los apodos que han sido escritos en plural suponen repetición, es decir, que el mote ha sido encontrado en distintos lugares y en distintas personas, sin ninguna vinculación consanguínea.

Podría hacerse interminable esta relación de apodos, motes, cognomentos, sobrenombres y demás que forman una peculiar tipología vallisoletana y dan una idea del ingenio y buen humor de todos: de los que los lucen y de quienes los pusieron. Muchos apodos vienen de, herencia (como se heredan las propiedades, se heredan los nombres y sobrenombres). Otros son nuevos ,recién acuñados y se les nota su juventud.

Nos dicen que ahora ya apenas se ponen apodos en los pueblos. Que la gente se conforma con los que hay. ¿Será que ya no hay ingenio? ¿Será que el apellido va anulando al apodo tradicional ? Porque sabemos que cuando en un mismo pueblo se, daban muchos "Félix", verbi gracia, el problema para designar a todos y cada uno, perfectamente diferenciados, se resolvía con "el mote" (mote -ya dijimos- era la sentencia breve, que llevaban como empresa los antiguos caballeros en las justas y torneos).

Según parece, ésta es otra de las costumbres tradicionales que se va perdiendo. Con el tiempo, esta parte tan pequeña de la historia de un individuo o una familia, pasará a ser Historia con mayúscula.

Valgan estos 462 ejemplos para perpetuarla.