Si desea contactar con la Revista de Foklore puede hacerlo desde la sección de contacto de la Fundación Joaquín Díaz >

Búsqueda por: autor, título, año o número de revista *
* Es válido cualquier término del nombre/apellido del autor, del título del artículo y del número de revista o año.

EL TRAJE DE LUCES. CÓMO VISTIERON LOS PRINCIPALES TOREROS EN EL AÑO 2007

RODRIGUEZ DE LA TORRE, Fernando

Publicado en el año 2008 en la Revista de Folklore número 332.

Esta visualización es solo del texto del artículo.
Puede descargarse el artículo completo en formato PDF desde la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes.

Revista de Folklore número 332 en formato PDF >

Los últimos números de la revista están disponibles en el servidor de la Fundación Joaquín Díaz >


El traje, de seda y oro
y el toro, color de toro,
negro el cuerpo, blanco el cuerno.
Negro el toro, y azul él.
¡Torero, abre la capa,
ya estás en el redondel!

(Gloria Fuertes)

1. PREÁMBULO

Casi como una obligación moral debo advertir a mis posibles lectores que no soy aficionado a la tauromaquia. Sólamente he asistido en mi vida a una corrida de toros; me llevó mi padre, gran aficionado pero con no muchas corridas vistas, por causa de su escasez dineraria. El cartel era uno de los de locura (“Manolete”, “Arruza” y no recuerdo quién más). Estuve muy atento a todo.

Lo que menos me gustó fue el comportamiento del público, con sus incomprensibles, para mí, entusiastas “¡Oleeé!” y, minutos después, una gran pitada dedicada a un picador cuando, peligrosamente, había caído al suelo. Consideré absurdo el aplauso a un toro muerto, al que arrastraban dando una vuelta al ruedo, como si eso le volviera a la vida. Me asqueó un poco que los toreros llevasen en las manos dando la vuelta al ruedo una oreja sangrante del toro como trofeo. Las “faenas” de los toreros no me decían nada, era insensible a las explicaciones de mi padre: “eso es una verónica” o “eso es un natural”. Pero, desde luego, la actitud del público, con estentóreas palabrotas, mientras bebían vino en sus botas, con ese ambiente de bulla y de escandalera, me desagradó. Y, al terminar, cuando salíamos pacíficamente, mientras oíamos que algunos espectadores discutían tan acaloradamente que parecía que se iban a pegar, recuerdo que le dije a mi padre algo así como (hace ya muchos años, más de sesenta, y no lo recuerdo bien): “No me ha gustado nada. No pienso ver en mi vida otra corrida. Las pesetas que te has gastado en mi entrada me las podías haber dado para ir yo sólo a un concierto de música clásica…”. Y ahí terminó la cosa.

Mi pobre padre, con una enorme comprensión, no se enfadó conmigo y, unos meses después, con ocasión de la feria de la gran capital de provincia (no vivíamos ni en Madrid ni en un pueblo) me dio veinte pesetas para que fuera a un concierto en el que oí una Orquesta sinfónica y por primera y última vez al gran pianista José Iturbi. Perdóneseme este recuerdo personal que no sé si viene a cuento. Y que, a lo peor, puede molestar a algún taurófilo. He creído conveniente hacer esta introducción por si acaso, se me tiene que perdonar cualquier error que haya cometido en la exposición que sigue.

Pero que no me guste asistir a los toros, no quiere decir que sea un “antitaurino”, perteneciente a uno de esos esperpénticos grupúsculos, que dicen una enorme cantidad de sandeces y hasta crean un inaudito “Partido Antitaurino” (¡nada menos que un partido político, no una asociación cualquiera!) del que he visto papeletas en las pasadas elecciones generales y que ha obtenido una espléndida cosecha del 0,16 por 100 de todos los votos emitidos por los españoles. Pienso que la tauromaquia es una antigua costumbre que ha ido evolucionando mucho y que, acaso, pudiera extinguirse algún día, yo qué sé, en uno o en dos siglos. Pero hay que reconocer que, hoy por hoy, forma parte de unas costumbres típicas. Y que esto, por lo tanto, es folklore.

Y de tantos asuntos folklóricos como se pueden extraer del mundo de la tauromaquia, casi el único que me ha llamado la atención es el de la indumentaria de los toreros, al que pienso dedicar este pequeño estudio, formado a partir de unos datos estadísticos obtenidos durante todos los días de la pasada temporada en España, año 2007.

2. UN ASUNTO FOLKLÓRICO: EL TRAJE DE LUCES

Adoptamos la conocida expresión “traje de luces”, vigente en el último Diccionario de la Real Academia Española de la Lengua, que dice así:

traje. ||– de luces. Traje de seda, bordado de oro, plata o azabache, con lentejuelas, que usan los toreros (Diccionario de la Real Academia Española, vigésima segunda edición, 2001). Nos parece buena definición, aunque suponemos que a los expertos o teóricos de la tauromaquia (que parece que hay más de los que verdaderamente son) no les agradará mucho lo de las “lentejuelas”, pues la definición de esta palabra en el mismo Diccionario es: “plancha, pequeña y redonda, de metal u otro material brillante, que se cose en los vestidos como adorno”. Y el traje de luces no lleva lentejuelas, sino “alamares”, de los que cuelgan los “caireles”, como flecos.

Pues bien, dentro del asunto: “traje de luces”, vamos a centrarnos exclusivamente en lo fundamental: el color de la seda y el tipo de bordado.

3. LIGERA AMPLIACIÓN DEL ASUNTO A CARGO DE ANDRES AMORÓS.

Quise documentarme en indumentaria taurina y acudí a la enorme obra de José María de Cossío, titulada Los Toros, en cuyo volumen I (11.ª edición, Madrid, 1987) se dedican las páginas 599 a 611 a “La indumentaria”. Quedé desilusionado, pues trae un esbozo histórico de los diversos trajes y ni una palabra sobre colores y bordados del traje de luces.

Acudí después a un par de obras de un catedrático de Universidad muy especializado y destacado por sus publicaciones en materia taurina (lo que me parece algo raro; conozco un montón de catedráticos de Universidad que son o indiferentes a los toros o claramente antitaurinos). Pues bien, entre los distintos libros que Andrés Amorós ha dedicado a asuntos taurinos, sobre todo en relación con el lenguaje, me sentí bien instruído al tener en las manos su libro La Lidia: Diccionario de Tauromaquia (Madrid, Ediciones Temas de Hoy, 1996), en donde la entrada: “Vestido de torear” nos resuelve casi todas las dudas. De este libro de Andrés Amorós, con su permiso, y ya se ve que citándolo convenientemente, tomamos las siguientes frases:

“El matador utiliza un terno de seda bordado en oro, como signo de jerarquía frente a los banderilleros (el diestro también puede llevarlo así, si lo desea, [es decir, aclaramos nosotros, bordado en plata] pero con el chaleco en oro)”.

“El traje de luces consta de una chaquetilla corta y ceñida, con hombreras bordadas, chaleco, taleguilla, corbata, fajín, medias, zapatillas y montera” (p. 298).

“El matador ha elegido cuidadosamente el color de su vestido: blanco, por tradición, el día de su alternativa…”.

“Antiguamente, los colores preferidos eran fuertes, viriles: rojo, verde, morado. Las denominaciones tradicionales son muchas y muy hermosas: tabaco, grana, nazareno… Corinto y oro fue adoptado como seudónimo por un famoso crítico”.

“A partir de los sesenta, la tendencia se orientó hacia los colores suaves, finos, también con nombres preciosos: champañ, ceniza, verdegay, purísima, tórtola, gris perla…” [es curioso que de estos seis nuevos colores que dice Andrés Amorós que son más actuales, solamente aparezcan dos: “purísima” y “gris perla”, en la lista que damos del año 2007].

“Últimamente, algunos toreros estilistas… o estudiosos… han vuelto a poner de moda colores antiguos, sustituyendo el oro por el negro azabache” (p. 300).

Hasta aquí las frases literales que nos hemos permitido copiar del Diccionario de tauromaquia, de Andrés Amorós.

4. FUENTE UTILIZADA PARA EL ESTUDIO DE LA TEMPORADA 2007

Durante todo el año 2007 estuvimos leyendo diariamente en el periódico de Madrid ABC, de gran tradición taurina desde que apareció hace más de un siglo, las crónicas taurinas de las corridas celebradas, desde el mes de febrero, en que empieza la temporada, hasta octubre, en que se cierra. Las reseñas o crónicas taurinas corrieron a cargo del redactor taurino, Vicente Zabala de la Serna, así como de otros corresponsales en las principales ciudades españolas, pues en septiembre aparecieron hasta tres y cuatro crónicas en un mismo día. No tuvimos en cuenta la multitud de sintéticos telegramas de agencias de prensa, procedentes de muchas más ciudades, consideradas plazas menores o de segunda categoría, incluso las hay de tercera categoría, porque no eran crónicas al “estilo Zabala” del que hablaré a continuación.

Se ha publicado (ABC, 22 febrero 2008, p. 93) que en 2007 acontecieron en España unos “2.000 festejos mayores”, aunque los 20 matadores de toros que más se prodigaron intervinieron en 1.267 corridas, que, a un promedio normal de tres espadas por corrida, suman 422 corridas. Nosotros traemos aquí unas estadísticas, totalmente fiables y veraces, de 196 corridas, de las que se escribieron crónicas amplias. Creemos pues, que es una buena muestra.

5. METODOLOGÍA

La crónica de una corrida firmada por Zabala de la Serna tiene una característica propia. Antes de la reseña o del gran comentario viene siempre una especie de ficha preliminar, una sinopsis normalizada, en donde aparecen, como datos más importantes: público asistente, ganadería y calificación de los toros, actuación de cada torero con cada toro, empezando por su traje de luces; sigue con estadísticas de la suerte de matar y trofeos.

Del mismo estilo o “escuela” que las crónicas de Zabala de la Serna aparecieron otras firmadas, en mucho menor número que las de Serna, por Fernando Carrasco, Ángel González Abad, Javier López Herranz, Blas de Peñas y Rosario Pérez, los cuales utilizaron, como modelo, la tipología de reseña de Serna, es decir, que traen la citada ficha preliminar, que incluye, por supuesto, siempre, la descripción somera del traje de luces.

La atenta lectura diaria la fuimos pasando a un listado secuencial, que traemos a continuación.

6. ESTADÍSTICA PRIMARIA RESULTANTE

A continuación viene la síntesis de la estadística primaria resultante. El orden en que se descompone el listado que viene a continuación es el siguiente: l.º, número de orden de la corrida, que sigue una ordenación cronológica; 2.º, la descripción de los trajes de luces de los toreros exactamente tal como se publicaron; 3.º, siguen, a veces, algunas abreviaturas aclaratorias, que se deshacen a continuación; 4.º, finalmente, entre paréntesis, aparece el número acumulativo de trajes de luces identificados.

Las abreviaturas son: “CG”, corrida goyesca, en la que es casi obligado el bordado en azabache (véase una excepción curiosa en la n.º 163); “U”, matador único de los seis toros y, por lo tanto, corrida con un solo traje; “MM”, corrida de seis toros para dos espadas (“mano a mano”) y, por lo tanto, corrida con dos trajes; “2 R”, corrida de cuatro toros para dos toreros y por tanto con dos trajes, con otros dos toros para un rejoneador (los rejoneadores no visten traje de luces sino un característico tipo de traje campero).

Y los resultados fueron los siguientes:

1. Blanco y azabache. Azul pavo y oro. Rioja y oro. (3).

2. Blanco y plata. Rosa y oro. Canela y plata. (6).

3. Verde manzana y oro. Blanco y oro. Rioja y oro. (9).

4. Purísima y oro. Malva y oro. Rosa y oro. (12).

5. Nazareno y azabache. Negro y oro. Grana y oro. (15).

6. Catafalco y oro. Blanco y oro. Grana y oro. (18).

7. Grana y oro. Azul celeste y plata. Rojo y oro. (21).

8. Blanco y oro. Teja y oro. Nazareno y oro. (24).

9. Grana y oro. Rioja y oro. Verde botella y oro. (27).

10. Azul pavo y oro. Tabaco y oro. Turquesa y oro. (30).

11. Blanco y oro. Azul y oro. Corinto y oro. (33).

12. Rosa y oro. Azul pavo y oro. Verde oliva y oro. (36).

13. Berenjena y oro. Azul celeste y oro. Tabaco y oro. (39).

14. Catafalco y oro. Verde manzana y oro. Verde botella y oro. (42).

15. Rioja y oro. Azul marino y oro. Blanco y plata. (45).

16. Grosella y oro. Rosa y oro. Verde oliva y oro. (48).

17. Grana y oro. Grana y oro. Azul y oro. (51).

18. Azul pavo y oro. Verde botella y oro. Blanco y oro. (54).

19. Azul pavo y oro. Azul marino y oro. Blanco y oro. (57).

20. Gris plomo y oro. Grosella y oro. Grana y oro. (60).

21. Turquesa y oro. Azul rey y oro. Rosa palo y oro. (63).

22. Caña y azabache. Obispo y oro. Rosa y oro. (66).

23. Azul y oro. Azul y oro. Rosa y oro. (69).

24. Rosa y oro. Verde manzana y oro. Rosa pálido y oro. (72).

25. Rosa y oro. Verde manzana y oro. Rosa pálido y plata. (75).

26. Rioja y oro. Rosa y oro. Grana y oro. (78).

27. Nazareno y oro. Rioja y oro. Crema y oro. (81).

28. Azul de mar y oro. Malva y oro. Azul pavo y oro. (84).

29. Negro y oro. Azul pavo y oro. Azul marino y oro. (87).

30. Malva y oro. Verde oliva y oro. Tabaco y oro. (90).

31. Verde manzana y oro. Grana y oro. Verde oliva y oro. (93).

32. Verde y oro. Azul rey y oro. Gris perla y oro. (96).

33. Rosa y oro. Verde y oro. Cariñena y oro. (99).

34. Azul pavo y oro. Barquillo y oro. Malva y oro. (102).

35. Rosa y oro. Verde y oro. Cariñena y oro. (105).

36. Azul pavo y oro. Barquillo y oro. Malva y oro. (108).

37. Azul marino y oro. Rioja y oro. Rosa y oro. (111).

38. Blanco y azabache. Rioja y oro. Rosa y oro. (114).

39. Sangre de toro y azabache. Rioja y oro. Tabaco y oro. (117).

40. Negro y oro. Sangre de toro y azabache con golpes de oro. Azul pavo y oro. (120).

41. Rosa y oro. Turquesa y oro. Azul pavo y oro. (123).

42. Grana y oro. Salmón y azabache. Blanco y oro. (126).

43. Burdeos y oro. Rosa palo y oro. Blanco y oro. (129).

44. Azul celeste y oro. Rosa y oro. Grana y oro. (132).

45. Negro y plata. Nazareno y oro. Azul pavo y oro. (135).

46. Caña y azabache. Blanco y azabache. Gris perla y azabache. CG. (138).

47. Teja y oro. Tabaco y oro. Rosa y oro. (141).

48. Verde botella y oro. Negro y oro. Rioja y oro. (144).

49. Verde esmeralda y oro. Teja y oro. Rosa palo y oro. (147).

50. Blanco y oro. Verde oliva y oro. Rioja y oro. (150).

51. Azul marino y oro. Carmesí y oro. Azul pavo y oro. (153).

52. Azul pavo y oro. Purísima y oro. Fucsia y azabache. (156).

53. Gris perla y oro. Grana y oro. Azul marino y oro. (159).

54. Grana y oro. Azul pavo y oro. Carmín y oro. (162).

55. Verde oliva y oro. Tabaco y oro. Blanco y oro. (165).

56. Blanco y oro. Azul marino y oro. Fucsia y oro. (168).

57. Berenjena y oro. Blanco y oro con cabos negros. Blanco y oro. (171).

58. Tabaco y oro. Verde manzana y oro. Grana y oro. (174).

59. Negro y plata. Azul celeste y oro. Rioja y oro. (177).

60. Grana y oro. Berenjena y oro. Verde botella y oro. (180).

61. Obispo y oro. Rosa y oro. Verde botella y oro. (183).

62. Crema y oro. Azul marino y oro. Azul pavo y oro. (186).

63. Grana y oro. Turquesa y oro. Negro y oro. (189).

64. Tabaco y oro. Tabaco y oro. Azul pavo y oro.

(192).

65. Azul celeste y oro. Rioja y oro. Turquesa y oro. (195).

66. Tabaco y oro. Tabaco y oro. Tabaco y oro. [Madrid, 24.V.2007]. (198).

67. Rioja y oro. Verde manzana y oro. Nazareno y oro. (201).

68. Malva y oro. Grana y oro. Azul celeste y oro. (204).

69. Rosa y oro. Malva y oro. Rosa y oro. (207).

70. Verde botella y oro. Rioja y oro. Verde oliva y oro. (210).

71. Verde botella y oro. Nazareno y oro. Azul marino y oro. (213).

72. Grana y oro. Fucsia y oro. Verde manzana y oro. (216).

73. Grana y oro. Berenjena y oro. Rioja y oro. (219).

74. Rioja y oro. Carmesí y oro. Barquillo y oro. (222).

75. Turquesa y oro. Grana y oro. Negro y oro. (225).

76. Rioja y oro. Ú. (226).

77. Nazareno y oro. Grosella y oro. Azul marino y oro. (229).

78. Azul marino y oro. Tabaco y plata. Azul celeste y oro. (232).

79. Blanco y plata. Gris perla y oro. Azul pavo y oro. (235).

80. Blanco y oro. Verde manzana y oro. Verde botella y oro. (238).

81. Aguamarina y oro. Nazareno y oro. MM. (240).

82. Marfil y oro. Azul pavo y oro. Azul pavo y oro. (243).

83. Azul añil y oro. Azul pavo y oro. Turquesa y oro. (246).

84. Naranja y plata. Grana y oro. Tabaco y oro. (249).

85. Rioja y oro. Carmesí y oro. Malva y oro. (252).

86. Tabaco y oro. Rioja y oro. Azul celeste y oro. (255).

87. Sangre de toro y azabache. Verde botella y oro. Verde oliva y oro. (258).

88. Negro y oro. Verde esperanza y oro. Gris perla y oro. (261).

89. Rioja y oro. Azul marino y oro. MM. (263).

90. Rosa y oro. Azul marino y oro. Gris perla y plata. (266).

91. Blanco y plata. Berenjena y oro. Azul marino y oro. (269).

92. Azul añil y oro. Azul rey y oro. MM. (271).

93. Grana y oro. Azul celeste y oro. Azul rey y oro. (274).

94. Azul celeste y plata. Rosa y oro. Carmesí y oro. (277).

95. Sangre de toro y oro. Malva y oro. Azul pavo y oro. (280).

96. Gris plomo y oro. Azul cobalto y oro. Azul cobalto y oro. (283).

97. Rioja y oro. Blanco y oro. Azul añil y oro. (286).

98. Grosella y pasamanería rosa. Verde botella y oro. Gris perla y oro. (289).

99. Grana y oro. Azul marino y oro. Grana y oro. (292).

100. Caña y oro. Grana y oro. Azul celeste y oro. (295).

101. Verde y oro. Grana y oro. Rosa y oro. (298).

102. Malva y plata. Rosa y oro. Rosa y oro. (301).

103. Malva y oro. Verde esperanza y oro. Blanco y oro. (304).

104. Nazareno y oro. Verde botella y oro. Rioja y oro. (307).

105. Azul marino y oro. Azul marino y oro. Rioja y oro. (310).

106. Rioja y oro. Malva y oro. Turquesa y oro. (313).

107. Mandarina y plata. Azul pavo y oro. Malva y oro. (316).

108. Rioja y oro. Grana y oro. Azul celeste y oro. (319).

109. Azul añil y oro. Grana y oro. Rioja y oro. (322).

110. Azul pavo y oro. Grosella y oro. Azul marino y oro. (325).

111. Verde botella y oro. Aguamarina y oro. Grosella y oro. (328).

112. Gris perla y oro. Nazareno y oro. Malva y oro. (331).

113. Azul celeste y oro. Azul pavo y oro. Grana y oro. (334).

114. Azul marino y oro. Azul marino y oro. Blanco y oro. (337).

115. Grana y oro. Rioja y oro. MM. (339).

116. Berenjena y oro. Blanco y oro. Azul marino y oro. (342).

117. Gris plomo y oro. Rioja y oro. Blanco y oro. (345).

118. Azul celeste y oro. Turquesa y oro. 2 R. (347).

119. Coral y oro. Coral y oro. MM. (349).

120. Verde botella y oro. Azul celeste y oro. Azul marino y oro. (352).

121. Azul celeste y oro. Azul pavo y oro. Azul marino y oro. (355).

122. Blanco y oro. Verde oliva y oro. Rosa y oro. (358).

123. Tabaco y oro. Rioja y oro. Blanco y plata. (361).

124. Gris plomo y oro. Malva y oro. Coral y oro. (364).

125. Blanco y oro. Grosella y oro. Azul noche y oro. (367).

126. Mostaza y oro. Marfil y oro. Grana y oro. (370).

127. Grosella y oro. Tabaco y oro. Lila y oro. (373).

128. Verde y oro. Rosa y oro. Azul marino y oro. (376).

129. Azul marino y oro. Lila y oro. Malva y oro. (379).

130. Azul y oro. Turquesa y oro. Azul marino y oro. (382).

131. Naranja y plata. Nazareno y oro. Malva y oro. (385).

132. Grana y oro. Grosella y oro. MM. (387).

133. Habana y oro. Aguamarina y oro. Tabaco y oro. (390).

134. Rioja y oro. Nazareno y oro. 2 R. (392).

135. Azul marino y oro. Turquesa y oro. Carmelita y oro. (395).

136. Blanco y oro. Nazareno y oro. Grana y oro. (398).

137. Berenjena y oro. Verde esperanza y oro. Tabaco y oro. (401).

138. Grosella y oro. Grana y oro. 2 R. (403).

139. Grana y oro. Marfil y oro con cabos negros. Purísima y oro. (406).

140. Azul marino y oro. Coral y oro. Malva y oro. (409).

141. Nazareno y oro. Malva y oro. Corinto y oro. (412).

142. Rosa y oro. Barquillo y oro. Crema y oro. (415).

143. Tabaco y oro. Turquesa y oro. Verde y oro. (418).

144. Canela y oro. Grana y oro. Verde oliva y oro. (421).

145. Coral y oro. Fucsia y oro. Rosa pálido y oro. (424).

146. Purísima y oro. Tabaco y oro. Verde oliva y oro. (427).

147. Coral y oro. Gris perla y oro. Coral y oro. (430).

148. Azul marino y oro. Rosa y oro. Grana y oro. (433).

149. Grana y oro. Nazareno y oro. Gris perla y oro. (436).

150. Habana y oro. Turquesa y oro. Azul eléctrico y oro. (439).

151. Azul eléctrico y oro. U. (440).

152. Malva y oro, Azul marino y oro. Rioja y oro. (443).

153. Corinto y oro. Purísima y oro. Negro y oro. (446).

154. Grana y oro. Coral y oro. Rosa y oro. (449).

155. Nazareno y oro. Azul pavo y oro. Rosa y oro. (452).

156. Rioja y oro. Malva y oro. Tabaco y oro. (455).

157. Verde botella y oro. Azul marino y oro. Fucsia y oro. (458).

158. Coral y oro. Negro y oro. Verde pistacho y oro. (461).

159. Marfil y oro. Azul y oro. Corinto y oro. (464).

160. Tabaco y oro. Azul pavo y oro. Rosa y oro. (467).

161. Berenjena y oro. Coral y oro. Gris perla y oro. (470).

162. Nazareno y oro. Calabaza y azabache. Verde y oro. (473).

163. Grosella y azabache. Grana y azabache. Azul noche y blanco. CG. (476).

164. Nazareno y oro. Malva y oro. MM. (478).

165. Canela y oro. Marfil y oro. Blanco y oro. (481).

166. Verde manzana y oro. Verde oliva y oro. Azul pavo y oro. (484).

167. Negro y oro. Malva y oro. Rioja y oro. (487).

168. Grana y oro. Rosa palo y plata. Purísima y oro. (490).

169. Grana y oro. Grana y oro. Nazareno y oro. (493).

170. Coral y oro. Nazareno y oro. Turquesa y oro. (496).

171. Tabaco y oro. Rioja y oro. Verde oliva y oro. (499).

172. Rioja y oro. Nazareno y oro. Blanco y oro. (502).

173. Rosa y oro. Gris perla y oro. Verde y oro. (505).

174. Habana y oro. Grana y oro. Azul marino y oro. (508).

175. Grana y oro. Rioja y oro. Azul celeste y oro. (511).

176. Verde y oro. Corinto y oro. Blanco y oro. (514).

177. Turquesa y oro. Verde esperanza y oro. Malva y oro. (517).

178. Azul celeste y oro. Barquillo y oro. Blanco y plata. (520).

179. Rioja y oro. Turquesa y oro. Verde botella y oro. (523).

180. Rosa y oro. Rioja y oro. Rioja y oro. (526).

181. Corinto y azabache. Verde oliva y oro. Blanco y plata. (529).

182. Rosa y oro. Verde botella y oro. Rioja y oro. (532).

183. Malva y plata. Negro y oro. Verde botella y oro. (535).

184. Fucsia y oro. Verde y oro. Barquillo y oro. (538).

185. Rosa y oro. Fucsia y oro. Rosa palo y plata. (541).

186. Malva y oro. Azul marino y oro. Tabaco y oro. (544).

187. Tabaco y oro. Verde manzana y oro. Rioja y oro. (547).

188. Azul marino y oro. Azul marino y oro. Rosa y oro. (550).

189. Azul marino y oro. Cariñena y oro. Espuma de mar y oro. (553).

190. Blanco y oro. Azul y oro. Grana y oro. (556).

191. Purísima y oro. U. (557).

192. Azul y oro. Verde botella y oro. Blanco y oro. (560).

193. Berenjena y oro. Blanco y plata. Rosa y oro. (563).

194. Grana y oro. Cariñena y oro. Barquillo y oro. (566).

195. Crema y oro. Espuma de mar y oro. Verde y oro. (569).

196. Berenjena y oro. Blanco y oro. Blanco y plata. (572).

En estas 196 corridas se exhibieron y están perfectamente definidos 572 trajes de luces, un conjunto que nos parece enormemente representativo. Y con cuyos datos podemos establecer a continuación distintas clasificaciones.

7. COLORES UTILIZADOS. NÚMERO DE VECES

7.1. Consideraciones generales

Ha existido un predominio casi absoluto en los trajes con el bordado en oro: 533 trajes sobre un total de 572; es decir, el 93,3 por 100 del total. Los bordados en plata solamente fueron 24, que suponen el 4,2 por 100. Los bordados en azabache fueron 11, que representan el 1,8 por 100. Además, las dos corridas goyescas aportaron 6 trajes “especiales”, que suponen el 0,9, aproximadamente, por 100. Los cuatro porcentajes anteriores, algo más afinados si los diéramos con centésimas, dan el 100 por 100.

El número de colores ha sido bastante numeroso. Para ser rigurosamente exactos debemos admitir que hemos soslayado algunas pequeñas divergencias entre los cronistas taurinos, en nuestro afán de homogeneizar la tabla de resultados. De esta forma, mientras algún periodista reseñaba, simplemente: “Oliva y oro”, hemos consignado, para normalizar la expresión: “Verde oliva y oro”, como han hecho otros colegas. Lo mismo hemos hecho cuando un cronista describió: “Plomo y oro”, frente a otros colegas que matizaron “Gris plomo y oro”, que hemos adoptado para todos los casos. Mientras que dos críticos escribieron “Rosa palo y oro”, uno puso: “Palo de rosa y oro”; los tres los hemos puesto como “Rosa palo y oro”.

Más peliagudo se nos ha presentado el dilema entre “Azul cielo y oro”, que se utilizó en nueve ocasiones, mientras otros críticos usaron la expresión “Celeste y oro”, en siete ocasiones. Esperemos no habernos equivocado al asimilar las dos expresiones al mismo color y hacerlo figurar, en una simbiosis, que creemos es más “académica”, como “Azul celeste y oro”, como parece que pide que se diga la Academia de la Lengua.

Finalmente, algunos comentaristas escribieron “Turquesa y oro”, mientras otros pusieron “Azul turquesa y oro”. Nos hemos inclinado por la primera expresión, pues siendo el turquesa un azul verdoso no forma parte ni de la familia del “azul” ni de la familia del “verde”, habiéndolo dejado, pues, en: “Turquesa y oro” [“turquesa. || 2. Adjetivo, dicho de un color: azul verdoso, como el de la turquesa”. (Diccionario de la Real Academia)].

Veamos lo que llamamos familia del “azul”. Dice el Diccionario de la Real Academia: “azul. 4. || celeste. Locución adjetiva, azul más claro. || de mar. Locución adjetiva, azul más oscuro parecido al que suelen tener las aguas del mar. || marino. Locución adjetiva, azul oscuro”. Pues bien, en el vocabulario taurino del año 2007 hemos encontrado las siguientes clases de azul en los trajes de luces: “azul” simplemente, “azul añil”, “azul celeste”, “azul cobalto”, “azul de mar”, “azul eléctrico”, “azul marino”, “azul noche”, “azul rey”, “purísima”; en total, diez variantes en la familia “azul”. De paso, apostillamos sobre el uso de “azul celeste”, que es la primera expresión académica. El “añil” también lo define la Real Academia de la Lengua como un color propio (y tanto, como que es uno de los siete colores del arco iris) pero no queremos hacer más innovaciones y lo vamos a dejar tal como se expresó. Quisiéramos proponer a los críticos taurinos, dentro de nuestros escasos conocimientos, que no escribieran que un torero llevaba un traje “azul añil y oro” sino “añil y oro” solamente.

Veamos ahora lo que llamamos familia del “verde”. Dice el Diccionario de la Real Academia Española; “verde. || 6. Usado, junto con algunos sustantivos, para referirse a un color parecido al de las cosas que estos designan. Verde mar, verde botella, verde oliva, verde esmeralda”. Y los trajes de luces exhibidos en 2007 nos dan las siguientes formas: “aguamarina”, “verde” simplemente, “verde botella”, “verde esmeralda”, “verde esperanza”, “verde manzana”, “verde oliva”, “verde pistacho”; son siete variantes (aparte del “verde” sin ningún apelativo) de la familia del “verde”, de los que la Real Academia ejemplifica solamente tres: “verde oliva”, “verde botella” y “verde esmeralda”.

Una clase de “familia” que no parte de un color primario, sino de un elemento natural, como es “el vino”, aparece, curiosamente, con estas variantes: “burdeos”, “carinena”, “rioja”. Descartamos el “sangre de toro” que más nos parece un apelativo vinícola que una clase cromática del vino, aunque podemos habernos equivocado.

A la vista de que ni siquiera todos los pocos ejemplos que consigna la Real Academia Española se han empleado y, por el contrario, se han añadido, en las crónicas taurinas, nuevos tipos de color, no consignamos estas supuestas “familias” por agrupaciones, sino que a cada color lo hemos puesto en el orden que le corresponde por su número total de exhibiciones.

Repetimos: según nuestros cálculos, de 572 trajes de luces identificados en la temporada del año 2007, 533 estaban bordados en oro, 24 en plata, 11 en azabache y 6 correspondieron a las excepcionales corridas goyescas.

Como curiosidad consignemos que en una sola corrida (la n.º 181) cada diestro apareció con un tipo de bordado: “y azabache” el primero, “y oro” el segundo, “y plata” el tercero.

Y este es el resultado numérico del color de los trajes, clasificados en bordados en oro, bordados en plata, bordados en azabache y en corridas goyescas.


7.2. …Y oro

Grana y oro, 46 (el 8,7 por 100 de los 531 trajes bordados en oro).

Rioja y oro, 42 (el 7,9 por 100).

Rosa y oro, 37 (el 7,0 por 100).

Azul marino y oro, 36 (el 6,8 por 100).

Azul pavo y oro, 29 (el 5,5 por 100).

Blanco y oro, 28; uno de ellos: “y oro con cabos negros” (el 5,3 por 100).

Tabaco y oro, 25 (el 4,7 por 100).

Malva y oro, 24 (el 4,5 por 100).

Nazareno y oro, 20 (el 3,8 por 100).

Verde botella y oro, 19; dejamos ya de considerar el porcentaje que le corresponde sobre el total.

Azul celeste y oro, 16.

Turquesa y oro, 16.

Verde oliva y oro, 14.

Coral y oro, 11.

Negro y oro, 11.

Verde y oro, 11.

Verde manzana y oro, 11.

Berenjena y oro, 10.

Gris perla y oro, 10.

Grosella y oro, 10; aunque tenemos duda, aquí figura un traje definido como de “Grosella y pasamanería rosa” (corrida n.º 98).

Azul y oro, 8.

Barquillo y oro, 7.

Purísima y oro, 7.

Fucsia y oro, 6.

Corinto y oro, 5.

Marfil y oro, 5 (uno de ellos: “y oro con cabos negros”).

Azul añil y oro, 4.

Azul rey y oro, 4.

Cariñena y oro, 4.

Carmesí y oro, 4.

Crema y oro, 4.

Gris plomo y oro, 4.

Verde esperanza y oro, 4.

Aguamarina y oro, 3.

Habana y oro, 3.

Rosa palo y oro, 3.

Teja y oro, 3.

Azul eléctrico y oro, 2.

Azul cobalto y oro, 2 (casualmente, los dos trajes en toda la temporada se exhibieron en la misma corrida: la n.º 96).

Canela y oro, 2.

Lila y oro, 2.

Obispo y oro, 2.

Catafalco y oro, 2.

Espuma de mar y oro, 2.

Rosa pálido y oro, 2.

Azul de mar y oro, 1.

Azul noche y oro, 1.

Burdeos y oro, 1.

Caña y oro, 1.

Carmelita y oro, 1.

Carmín y oro, 1.

Mostaza y oro, 1.

Rojo y oro, 1.

Sangre de toro y oro, 1.

Verde esmeralda y oro, 1.

Verde pistacho y oro, 1.

Todos ellos suman un total de 56 colores diferentes. Y si tiene el lector la curiosidad o la paciencia de hacer la suma obtendrá el total de 531 trajes bordados en oro que habíamos mencionado al principio.


7.3… Y plata

Solamente se exhibieron, en un conjunto de 572 trajes, 24 bordados en plata (el 4,2 por 100). Los colores fueron los siguientes: Blanco y plata, 9 (el 37,5 por 100 de todos los bordados en plata).

Azul celeste y plata, 2.

Malva y plata, 2.

Naranja y plata, 2.

Negro y plata, 2.

Rosa palo y plata, 2.

Canela y plata, 1.

Gris perla y plata, 1.

Mandarina y plata, 1.

Rosa pálido y plata, 1.

Tabaco y plata, 1.

El número de colores de seda bordada en plata fueron 10. Curiosamente, entran 2 nuevos colores, bastante parecidos, que no aparecieron bordados en oro, a saber: “naranja” y “mandarina”.


7.4… Y azabache

Descontados los cinco trajes bordados en azabache de las dos corridas goyescas, que vienen a continuación, solamente, se exhibieron 11 trajes en corridas normales bordados en azabache. Los colores de la seda fueron:

Sangre de toro, 3 (en un caso: “y azabache con golpes de oro”).

Blanco, 2.

Calabaza, 1.

Caña, 1.

Corinto, 1.

Fucsia, 1.

Nazareno, 1.

Salmón, 1.

Los colores “calabaza” y “salmón” solamente se han dado en esta especialidad, con lo que tenemos otros dos nuevos colores que añadir a la lista global.


7.5. Corridas goyescas

Por lo visto deben de estar en una situación de franca caída, pues solamente se han reseñado 2 (las corridas números 46 y 163) que, muy posiblemente, sean las únicas celebradas en la realidad durante el año 2007, ya que a este tipo de corridas se les da máximo rango y consiguiente difusión, por la asistencia de famosos, autoridades, etc. Los 6 trajes exhibidos fueron en distintos colores ya vistos en otras corridas: “azul noche”, “blanco”, “caña”, “grana”, “gris perla” y “grosella”, 5 de ellos, siguiendo la tradición, bordados en azabache y uno en blanco (“azul noche y blanco”).

Ahora volvemos a repetir los colores exhibidos en los dos corridas goyescas, por orden alfabético: Azul noche y blanco. Blanco y azabache. Caña y azabache. Grana y azabache. Gris perla y azabache.

Grosella y azabache.

Ningún color es nuevo en la anterior lista.

Con tan escasos especímenes, poca o ninguna conclusión particular se puede obtener.

8. ALGUNAS CONSIDERACIONES FINALES

El total de colores exhibidos asciende a 60, de los que 56 aparecieron bordados en oro y, a veces, en plata y azabache. Bordados en plata aparecieron 2 nuevos colores: “mandarina” y “naranja”. Y bordados en azabache aparecieron otros 2 nuevos colores: “calabaza” y “salmón”. El total suma, pues, 60.

El predominio del bordado en oro es abrumador. Nos parece que se debiera prodigar un poco más el bordado en plata que, cromáticamente, sintoniza muy bien con tonos suaves, como el blanco, el rosa, el malva, el lila, el gris perla y algún otro. Ya hemos dicho que los colores “mandarina” y “naranja” solamente se han usado bordados en plata, nunca bordados en oro. Y que los colores “calabaza” y “salmón” aparecieron únicamente una vez en bordados con azabache.

Acerca de los colores más exhibidos no creemos que debamos hacer más repeticiones, pues ya se han dando incluso sus porcentajes de participación. En bordados de oro los colores grana, rioja, rosa, azul marino, blanco y azul pavo han superado, cada uno de ellos, el 5 por 100 de toda la gama exhibida en bordados en oro. Estos seis colores participaron con el 41,2 por 100 de todos esos trajes de luces. Un gran predominio, quizás excesivo, el de esta media docena de colores.

Y acerca de los colores menos exhibidos tampoco vamos a hacer más repeticiones, pues están consignados en las listas. Por ejemplo: azul de mar, azul noche, burdeos, caña, carmelita, carmín, mostaza, salmón, sangre de toro y verde pistacho solamente aparecieron una vez a los ojos de los espectadores, entre un total de 531 trajes exhibidos bordados en oro. Son bellos colores ¿no podrían prodigarse algo más?

Por último, incidiremos en una cuestión que nos parece de mal efecto (de mal efecto óptico o cromático, a nuestro juicio; quizás de mal gusto): la repetición del mismo color en la misma corrida. Se ha dado bastantes veces la repetición por dos toreros del mismo color en una corrida. En la corrida n.º 96, los dos toreros aparecieron vestidos de “azul cobalto y oro”, ¡y fueron las dos únicas veces que se exhibió este color en las 196 corridas estudiadas! También en una corrida de dos toreros (la n.º 119) ambos lucieron un traje de “coral y oro”. Además, en corridas con tres trajes, se han exhibido duplicados cuatro veces los trajes “azul marino y oro” (corridas n.os 105, 114, 118, 188) y se han duplicado una vez los siguientes colores: “grana y oro” (n.º 17), “azul y oro” (n.º 23), “tabaco y oro” (n.º 54), “rosa y oro” (n.º 102), “coral y oro” (n.º 147), “rioja y oro” (n.º 180).

Si roza el ridículo el que un mismo color se repita cuando actúan dos toreros solamente (“mano a mano”), como en los casos reseñados de las corridas n.os 96 y 119 ¿qué decir cuando se presentan en la plaza tres toreros vestidos los tres con el mismo color y bordado, como ocurrió el día 24 de mayo de 2007, en Madrid, en que los tres toreros aparecieron vestidos de “tabaco y oro”? El “color” de la fiesta debió ser algo más apagado que en otras ocasiones (y algún turista extranjero novato creería que ése, y no otro, era el color oficial, obligatorio de la tauromaquia). Sugerimos: ¿no podrían ponerse de acuerdo los diestros en evitar esta redundancia cromática?

9. LISTA FINAL DE COLORES EXHIBIDOS

En los 572 trajes de luces identificados en la temporada 2007 se han exhibido los siguientes colores, que traemos por orden alfabético: Aguamarina. Azul. Azul añil. Azul celeste.

Azul cobalto. Azul de mar. Azul eléctrico. Azul marino. Azul noche. Azul pavo. Azul rey. Barquillo. Berenjena. Blanco. Burdeos. Calabaza. Calafate. Canela. Caña. Cariñena. Carmelita. Carmésí. Carmin. Coral. Corinto. Crema. Espuma de mar. Fucsia. Grana. Gris perla. Gris plomo. Grosella. Habana. Lila. Malva. Mandarina. Marfil. Mostaza. Naranja. Nazareno. Negro. Obispo. Purísima. Rioja. Rojo. Rosa. Rosa pálido. Rosa palo. Salmón. Sangre de toro. Tabaco. Teja. Turquesa. Verde. Verde botella. Verde esmeralda. Verde esperanza. Verde manzana. Verde oliva. Verde pistacho.

Total de colores: 60.