Si desea contactar con la Revista de Foklore puede hacerlo desde la sección de contacto de la Fundación Joaquín Díaz >

Búsqueda por: autor, título, año o número de revista *
* Es válido cualquier término del nombre/apellido del autor, del título del artículo y del número de revista o año.

Editorial

DIAZ GONZALEZ, Joaquín

Publicado en el año 1985 en la Revista de Folklore número 49.

Esta visualización es solo del texto del artículo.
Puede descargarse el artículo completo en formato PDF desde la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes.

Revista de Folklore número 49 en formato PDF >

Los últimos números de la revista están disponibles en el servidor de la Fundación Joaquín Díaz >


Entre las fiestas que más han modificado su celebración en los últimos años se encuentra la de San Antón, patrono de los animales. El hecho de que éstos hayan pasado en las faenas agrícolas a un discreto plano, sustituidos por los vehículos de motor, ha contribuido bastante a acabar en muchos pueblos con la tradicional bendición que tenía lugar al terminar la misa frente al templo; en algunas localidades, hasta hace poco, se organizaban incluso carreras, muchas de ellas no competitivas sino de exhibición, en las que los animales lucían vistosas galas y atalajes lujosos. Era costumbre también, y esta parte de la fiesta ha tenido más fortuna en su conservación, que los versificadores locales hicieran, satirizando, un recuento de sucesos divertidos, conocidos por toda la comunidad, cuya recitación causaba no pocos sofocos a algún vecino o vecina y la hilaridad general en el resto. Estas relaciones o "refranes", especie de historia anual, abrían, por decirlo así, la fiesta popular en la que no faltaban baile y diversión para chicos y grandes.

Ha quedado también en el olvido aquel "marrano Antón", criado a expensas de toda la comunidad, que el día del santo pasaba a pertenecer al vecino en cuya casa entrara libremente; en otros lugares se rifaba o se entregaba al miembro de la comunidad más necesitado.

Con todo, y pese al progresivo debilitamiento que ha sufrido la fiesta, continúa siendo el 17 de enero, San Antonero, la fecha más importante, junto con los Reyes, del primer mes del año.