Si desea contactar con la Revista de Foklore puede hacerlo desde la sección de contacto de la Fundación Joaquín Díaz >

Búsqueda por: autor, título, año o número de revista *
* Es válido cualquier término del nombre/apellido del autor, del título del artículo y del número de revista o año.

REFRANES ALUSIVOS A LA AMISTAD

PANIZO RODRIGUEZ, Juliana

Publicado en el año 1988 en la Revista de Folklore número 86.

Esta visualización es solo del texto del artículo.
Puede descargarse el artículo completo en formato PDF desde la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes.

Revista de Folklore número 86 en formato PDF >

Los últimos números de la revista están disponibles en el servidor de la Fundación Joaquín Díaz >


Para Martínez Kleiser, los refranes Son esencias de pensamiento, formas de experiencia, extractos condensados de sabiduría práctica. Entre estas expresiones de sabiduría popular, ocupan un lugar destacado los refranes alusivos a las relaciones humanas y, en concreto, a la amistad.

Las paremias que insertamos seguidamente, relativas a la amistad, las he recopilado en Barcial de la Loma (Valladolid) y pueblos limítrofes, Destacan, entre otros, los siguientes aspectos: características de la verdadera amistad: "El amigo leal, más que en el bien te acompaña en el mal", "En prisión y enfermedad se conoce la amistad", La conducta con los amigos: "A amistades que son ciertas, siempre las puertas abiertas",. Escasez de los buenos amigos: "Amigos, uno entre ciento, y si mejor lo he de decir, uno entre mil". El número de los amigos: "Amigos, pocos y buenos". La reconciliación de los amigos: "Amigo reconciliado, vaso quebrado y mal lañado". La amistad falsa: "Quien se fía de amigo no fiel, buen testigo tiene contra él". La amistad interesada: "Amistad por interés, hoy es y mañana no es". La amistad peligrosa: "El amigo imprudente, con una piedra te mata el mosquito de la frente".

Amigo de muchos, amigo de ninguno.
Amigo enojado, enemigo doblado.
Amigo que es amigo de mi enemigo, no es amigo.
Amigos verdaderos, un palo y un perro.
Amigos hay buenos para en plaza y malos para en casa.
Amigo leal, castillo real.
Amigo leal y franco, mirlo blanco.
Amigo traidorcillo, más hiere que cuchillo.
Amigo viejo, tocino y vino añejos.
Amigo del buen tiempo, múdase con el viento.
Amigos buenos y mirlos blancos, son harto raros.
Amigo en duda, quien te aconseja y pudiendo no te ayuda.
Amigo tarambana, quien lo pierde eso gana.
A mi amigo quiero, por lo que de él espero.
Amigos, pocos y buenos.
Amigos buenos, uno entre ciento; y si mejor he de decir, uno entre mil.
Amigo cabal, tesoro ideal.
Amistad quebrada y soldada, vale poco o nada.
Amigo reconciliado, vaso quebrado y mal lañado.
Amigo reconciliado, enemigo doblado.
Al amigo que en apuros está, no mañana, sino ya.
Al amigo cuando lo pruebas, ¡qué chasco te llevas! Amistad rehecha, siempre vive en sospecha.
Amistad que no fue duradera, no fue verdadera.
A amistades que son ciertas, siempre las puertas abiertas.
Amistad vieja y casa nueva.
Amistad con todos, confianza con pocos.
Amistades lisonjeras, no las quieras.
Amistades y tejas, las mejores las más viejas.
Algo bueno trae la adversidad consigo: que ahuyenta a los malos amigos.
Amistad que siempre dice "dame", más que amistad parece hambre.
Al que tiene buen vino en su bodega, enjambres de amigos se le llegan.
Amistad no probada, ni es amistad ni es nada.
Amistad verdadera o fingida, el tiempo la examina. Amistad por interés, hoy es y mañana no es.
Bueno es tener amigos, aunque sea en el infierno.
Barca, juego y camino, del extraño hacen amigo.
Bocado comido, no gana amigo.
Conocidos, muchos, amigos, casi ninguno.
Con el buen amigo venderás tu vino y cogerás tu trigo.
Cuando menester lo has, el amigo se te va.
Cuentas claras, amistades largas.
De tu amigo nunca esperes lo que tú por él no hicieres.
El amigo leal más que en el bien te acompaña en el mal.
El buen amigo, en bien y en mal está contigo.
El buen amigo, espejo es en el que me miro.
El buen amigo hasta que se pierde no es bien conocido.
El amigo que no presta y el cuchillo que no corta, que se pierda poco importa.
El amigo y el diente, aunque te duelan, súfrelos hasta la muerte.
En la pobreza y en el peligro se conoce el buen amigo.
En la necesidad se ve la amistad.
En el grande aprieto se conoce al amigo neto.
El amigo imprudente, con una piedra te mata el mosquito de la frente.
Entre amigos, quien más pone más pierde.
Entre amigos no hay cosa secreta.
Entre amigos de buen cuño no hay mío ni tuyo; mas amigos de esta clase, ya no los hay ni los hubo.
En prisión y enfermedad se conoce la amistad.
En los males se conoce a los amigos leales; que en los bienes, muchos amigos tienes.
Ese es tu amigo, que te da de su pan y de su vino.
Entre amigos verdaderos no se miran los dineros.
En la amistad no hay medio: o conservar al amigo o perderlo.
La amistad entre iguales es la que vale.
La adversidad es la piedra de toque de la amistad.
La bolsa y la puerta, para los amigos, abierta.
La amistad o encuentra iguales o los hace.
La amistad no tiene edad.
Las firmes amistades se hacen en las mocedades.
Los amigos y el vino, a veces derechos y a veces torcidos.
Los buenos amigos han de ser reñidos.
Llegada la ocasión, el más amigo, el más ladrón.
Mal amigo y mal amor, olvidarlos es mejor.
Más pronto se conoce al enemigo que al amigo.
Más vale un amigo que cien enemigos.
Más vale un buen amigo que diez cuñados o primos.
Más vale buen amigo que pariente ni primo.
Más vale un buen amigo que un hermano legítimo.
Más vale tener amigos que señoríos.
Melones y amigos, muchos salen pepinos.
Mi amigo puede engañarme una vez; mi falso amigo, diez.
Mientras más amistad, más claridad.
Ni amigo reconciliado ni manjar dos veces guisado.
Ni yerba en el trigo ni sospecha en el amigo.
No es amistad la que siempre pide y nunca da.
No es buen amigo quien te oculta el peligro.
No hay mejor espejo que el amigo verdadero.
No busques por amigo al rico ni noble, sino al bueno aunque sea pobre.
Quien tiene amigo no cierto, tenga un ojo cerrado y el otro abierto.
Quien tiene un buen amigo, téngase por rico.
Quien buen amigo halló, con un mirlo blanco topó.
Quien confía en amigos, el desengaño lleva consigo.
Quien se fía de amigo no fiel, buen testigo tiene contra él.
Si a tu amigo dieres una cosa, no le demandes otra.
Si tus dineros se van, tus amigos también se irán.
Si quieres de tu amigo saber la voluntad, finge necesidad.
Ten muchos conocidos, pero un solo amigo.

___________

BIBLIOGRAFIA :

MARTINEZ KLEISER, Luis: Refranero general ideológico español, Madrid, 1953.

OLIVER, Juan Manuel: Refranero español, Madrid, 1983.

BERGUA, José: Refranero español. Colección de ocho mil refranes populares, ordenados, concordados y explicados. Madrid, 1977.