Si desea contactar con la Revista de Foklore puede hacerlo desde la sección de contacto de la Fundación Joaquín Díaz >

Búsqueda por: autor, título, año o número de revista *
* Es válido cualquier término del nombre/apellido del autor, del título del artículo y del número de revista o año.

REFRANES ALUSIVOS A LA CAZA

BURON FERNANDEZ, Pascual y VILLAR HERRERO, Sarvelio

Publicado en el año 1989 en la Revista de Folklore número 106.

Esta visualización es solo del texto del artículo.
Puede descargarse el artículo completo en formato PDF desde la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes.

Revista de Folklore número 106 en formato PDF >

Los últimos números de la revista están disponibles en el servidor de la Fundación Joaquín Díaz >


Hemos recogido entre las gentes de Castroverde, pueblo zamorano de la Tierra de Campos, a caballo entre las provincias de León, Zamora y Valladolid, una serie de refranes fundamentados en la caza.

Si el hombre del campo es tan dado a utilizar paremias, que tienen su fundamento en sus tareas agrícolas, en el Santoral, en los meses del año, en su ciclo vital..., no podían faltar estos asertos en una actividad más antigua que la agricultura, como es la caza, primera actividad que se conoce de la Humanidad.

No se puede separar al perro de un buen cazador; por eso no es de extrañar que durante esta recopilación de refranes nos encontrásemos a un cazador que nos susurró al oído: «Perro refranero, mamón... o puñetero». Refrán que, por cierto, nos tiene preocupadísimos.

Vamos a comentar brevemente, casi siempre desde un punto de vista cinegético, algunos de los refranes recogidos.

-A CARRERA LARGA, LA LIEBRE DEL GALGO:

Alude a la mayor resistencia que tiene el galgo respecto de la liebre, que queda patente cuando la carrera es larga, circunstancia que hace que, casi siempre, la liebre sea abatida.

-AL BUEN CAZADOR (DE GALGOS), BURRO COJO Y BUEN OJO:

Cuando se va a cazar liebres con galgos se utilizan cabalgaduras. Este adagio se refiere a que para descubrir una liebre encamada es necesario ir despacio y mirando detenidamente, si no la liebre quedará atrás.


-AL CURA Y AL PERDIGON NO LES BUSQUES POR LA TARDE..., PORQUE NO SALEN:

Este refrán se asemeja a otro que dice: «Si quieres matar a un fraile, quítale la siesta y dale de comer tarde».

Refiriéndonos a la caza, todo el mundo sabe que después de una mañana movida, corriendo tras las perdices, apetece una suculenta comida. Y después de llenar el estómago; ya no agrada pisar barbechos

-AL OJEO, EL CURA, EL MEDICO Y EL TABERNERO:

La caza siempre estuvo considerada privilegio de pudientes y prebostes; ante todo, en esta modalidad que consiste en hacer pasar a las perdices por un lugar determinado, donde anteriormente se habían escondido los tiradores. Por consiguiente, eran los señoritos quienes podían pagar a los ojeadores (quienes la mayoría de las veces eran sus criados), que realizaban la tarea del «recanteo».

-ANDATE A PALOMAS, AUNQUE NO COMAS:

Su sentido viene de que en épocas pasadas los jornaleros, que en tiempo de invierno no tenían trabajo, se dedicaban (muchas de las veces para poder comer) a cazar mediante «pajareras» y otros artilugios, la paloma zurita de la torre de las iglesias y de los palomares.

-AVE DE PLUMA, EL QUE LA COGE ES SUYA:

Reivindica el carácter social que debería tener una actividad como la caza. Puede dar a entender, además, que siempre es el cazador más listo el que más piezas cuelga.

COME CON EL GUARDA, BEBE CON EL GUARDA, NO TE FIES DEL GUARDA:

No necesita comentario. Está clarísimo.

-DE CASTA LE VIENE AL GALGO:

Se aplica a muchas circunstancias de la vida. Referido a la caza, suele suceder que los hijos de un buen cazador suelen ser buenos cazadores.

-DESPUES DE LA LIEBRE IDA, PALOS EN LA CAMA:

Una vez sucedido un revés en la vida, que pudo haberse evitado, de nada sirven las lamentaciones.

-DONDE MENOS SE PIENSA, SALTA LA LIEBRE:

Se fundamenta en el mimetismo de este veloz animal, que tiene su mejor defensa en confundirse con el barbecho y el rastrojo, donde pasa las horas de luz del día.

EN ENERO BUSCA LA LIEBRE EN EL REGUERO:

Por enero, en Tierra de Campos, es cuando aprieta de verdad el invierno. Las heladas se suceden una tras otra. En las regueras existían las «junqueras», que aminoraban, con su tupida capa de juncos, estos hielos, y, por consiguiente, la liebre se protegía allí del frío.

-EN NOCHE PASADA NO HAY TIERRA CAZADA:

Lo saben muy bien los cazadores de galgos. La liebre, durante la noche, recorre mucho terreno.

-LA LIEBRE, DEL QUE LA ESPANTA, Y LA PERDIZ, DEL QUE LA MATA:

Rige entre los cazadores un código de honor que no está escrito. Se acepta como natural el no atravesar las manos de las cuadrillas, el ofrecer la bota al que llega cansado, etc., y es frecuente que un cazador o persona que está trabajando en el campo, al descubrir una liebre encamada, lo comunique a los cazadores próximos. Si la liebre es abatida, no importa quién lo haga; siempre se le dará a la persona que la descubrió.

-LA CAZA, EN LA CAZUELA:

Resume la filosofía de la comodidad, y pone de manifiesto el aprovechamiento gastronómico de las piezas conseguidas.

-LA LIEBRE, PARA EL LEBREL:

Viene este refrán a inclinar la balanza en la sempiterna polémica planteada entre cazadores de galgos y los cazadores de escopeta, en favor de los primeros.

-LA MUJER, A LA ESPERA, Y LA LIEBRE, A LA CARRERA:

Dos técnicas de caza, «a la carrera» y «a la espera», muy distintas.

La primera se utiliza para cazar liebres con galgos, y es de una belleza increíble. La segunda se pone en práctica los días fríos de invierno, intentando pillar alguna paloma, escondido el cazador en la «covacha» por él construida para protegerse de la intemperie y para no ser visto por las palomas.

Se deduce de todo ello que para cazar a una mujer se utilizará la técnica de la espera; es decir, por sorpresa.

-LA PESCA Y LA CAZA, EN LA PLAZA:

Más bien parece un dicho de los cazadores.
Es cierto, siempre es más barato comprar caza que cazar.

-MAS VALE PAJARO EN MANO QUE CIENTO VOLANDO.

Para un buen cazador este refrán puede carecer de sentido. La abundancia de caza representada por los cien pájaros que pueden ser abatidos, es más atrayente que una pieza fácil de conseguir.

El sentido que se le da a este refrán es de todos conocido.

-PARA PERRO, EL PERDIGUERO:

Se refiere al perro originario de nuestra región (perdiguero de Burgos), que con la llegada de los perros del extranjero fue desplazado, y en la actualidad es muy difícil encontrar ejemplares auténticos. Habla el refrán de la calidad y categoría de esta especie para la caza.

-PARA RAPOSO, LOS DE DOS PATAS:

El raposo es considerado una alimaña que entra en competencia con el cazador. Se alimenta de conejos, crías de liebre y de perdiz. Cuando el cazador pasa por alto las más elementales normas de veda de animales protegidos, etc., y no tiene conciencia de respeto hacia las piezas que la ley le permite cazar, se asemeja también a este animal.

Por otro lado, resume la mala prensa que, hasta ahora, se ha dado a los cazadores.

-POR AGOSTO, LA CODORNIZ EN EL RASTROJO:

Pierde su significado en nuestros días. Debido al ciclo corto de los cereales que se siembran en la zona, a la aceleración con que se lleva a cabo la recolección de los mismos, por las máquinas cosechadoras, esta pequeña gallinácea, mediado el mes de julio, ya ha emigrado a zonas de regadío. ¡Cuántos cazadores recordarán con nostalgia aquellos años en que por Nuestra Señora de Agosto, aún se podían contemplar «morenas» en el campo!

-RECLAMAR EN VERANO NO ES BUENO NI SANO:

Alude a la época para poner en práctica la modalidad de caza con reclamo. Suele ser en primavera, aprovechando el celo de los animales.

-SI EL CAZADOR NO CORRE LA MANO IZQUIERDA, LA PERDIZ SE VA A LA MIERDA:

Uno de los secretos de los buenos tiradores (suponiendo que sean diestros) es manejar la mano izquierda con celeridad para sacar la escopeta al mismo ritmo que vuela la perdiz.

-SIEMPRE ATRAS, COMO LOS CO... DE LOS GALGOS:

Muy elocuente. Sin comentario.

-SIEMPRE HA HABIDO LIEBRES PARA LOS GALGOS y GALGOS PARA LIEBRES:

Es frecuente escuchar discusiones, entre los cazadores, de quién es el que mejor galgo tiene o qué perro de muestra es el campeón. Esta polémica existirá mientras haya cazadores. No se convencerá jamás el cazador que su perro es un «telar», ni tampoco un mocito aceptará que su novia es feucha.

-ZARZA EN FLOR, MACHO EN SAZON:

Alude a la época del año más propia para poner en práctica la modalidad de caza del reclamo. (Hoy en día y en nuestra provincia, prohibida por la ley.)

Espigando en un poema de Antonio Machado, que escribió en 1913, se pueden entresacar, quizá fuera de contexto, estos versos:

¿Hay zarzas florecidas
entre las grises peñas,
y blancas margaritas
entre la fina hierba?
Furtivos cazadores,
los reclamos de la perdiz
bajo las capas luengas
no faltarán.