Si desea contactar con la Revista de Foklore puede hacerlo desde la sección de contacto de la Fundación Joaquín Díaz >

Búsqueda por: autor, título, año o número de revista *
* Es válido cualquier término del nombre/apellido del autor, del título del artículo y del número de revista o año.

UNA COLECCIÓN DE ROMANCES

HERNANDEZ GONZALEZ, Carmen

Publicado en el año 1989 en la Revista de Folklore número 106.

Esta visualización es solo del texto del artículo.
Puede descargarse el artículo completo en formato PDF desde la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes.

Revista de Folklore número 106 en formato PDF >

Los últimos números de la revista están disponibles en el servidor de la Fundación Joaquín Díaz >


Con ocasión de la publicación en esta misma revista de un manuscrito titulado Faetontiada (1), hablamos ya del fondo documental denominado Corona de Aragón existente en el Archivo Histórico Provincial de Valladolid. En la misma línea de recuperación de textos literarios insertos en este fondo, editamos estos romances catalogados como Crespi de Valdaura número 37 (2).

Publicamos un total de siete romances, anónimos, de carácter popular, incluso alguno folklórico. La fecha de su composición no es segura, tampoco tiene que ser idéntica en todos los casos, pero tuvieron que ser escritos alrededor de la segunda mitad del siglo XVII, más concretamente cerca del año 50, como se puede colegir por el léxico y los recursos retóricos que adornan estos romances -conceptismo y cultismo están representados en ellos, aunque con preferencia para el primero dado el carácter satírico de las composiciones-. Posiblemente no son obra de un mismo autor, pero sí fueron copiados por la misma mano. Un dato externo que sirve para fechar un romance y que, por extensión, nos puede filiar la colección en la que aparece es la referencia a Don Luis de Haro en el romance que comienza «Soy vn seruidor cartuxo / y criado capuchino». Se trata de una sátira contra este personaje que fue valido de Felipe IV, cargo en el que sustituyó al Conde-Duque de Olivares. Dado que la caída de éste se produce en 1542, y las sátiras menudean poco después, hay que pensar que el texto (y la colección) estarían escritos alrededor del medio siglo, como antes apuntábamos (3). Por otro lado, toda la documentación existente en el legajo en donde se encuentra la colección es de fechas similares.

El primer romance tiene por título Vna dama que gusta de que le den y tomar, de 88 versos de extensión y que se basa en sucesivos juegos de palabras sobre dar y tomar.

El Romaçe a las damas de la Corte, de 36 versos, es una censura tópica sobre estas mujeres a las que tacha de viejas y cubiertas de afeites.

El romance a Nuestra Señora del Val de Alcalá -que no es otra que la Virgen de Alcalá de Henares-, de 48 versos, no aporta nada nuevo a la glorificación de la misma.

Por lo que respecta al cuarto romance que editamos, de 56 versos, Romance a un tuerto, es otro típico ejemplo del estilo y cosmovisión barroca, hiperbólico y lúdico.

Poco es, también, lo que podemos decir de los tres últimos romances, de 60, 60 y 52 versos, respectivamente. Del referido a Don Luis de Haro -«Soy vn seruidor cartuxo»- ya hablamos antes, y en las anotaciones damos algún dato más; el Romançe a vna viuda..., desarrolla el lugar común de la viuda triste, del que la literatura folklórica y el refranero se hacen tan amplio eco (4); y nada original hay en el último: En respuesta al nouio que estimó por finezas los despreçios.

El interés de estas composiciones estriba no en su calidad literaria, aunque algún chispazo se puede encontrar de vez en vez, sino en que son un tesoro de expresiones, refranes, alusiones e incluso de palabras, en algún caso, inhabituales. Esta es la razón por la que hemos anotado el texto, para que sirva de guía al curioso lector.

Por lo que respecta a la edición, hemos seguido los criterios habituales de normalizar la puntuación y acentuación, pero manteniendo las grafías que presenta el original y desarrollando las abreviaturas para facilitar la lectura.

ROMANCE

Vna dama q[ue] gusta de q[ue] la den y tomar


Es la mar fuente de enfermo
que reçiue y da las aguas
por sus benas y conductos
con que todo el mundo vaña.

Es el dar de cauallero, 5
cortesía el tomar de dama,
porque es malizia el pensar
que hay siempre causa villana.

Os di; Dios viene a tener
si le quereys cambiar 10
las sílabas como os muestro
en n[uest]ro común hablar.

Es el dar tan excelente
q[ue] pareze q[ue] se calza
la deydad q[uie]n da primero, 15
pues nunca el retorno pagas.

El dar por essas paredes
es dar con toda pujanza,
porque el dar es tan valiente
q[ue] romperá las murallas. 20

Dando el pie, tomar la mano,
es sauer del dar la traza,
porq[ue] quien a dar empieza
en dar todo ha de acauar.

Dar papilla, y dar culebra 25
si es injuria, es muy galana,
q[ue] tiene el dar tal saynete
q[ue] con qualquier cossa agradas,

Es tropezar dar en todo,
mas a dar acostumbrada 30
la persona a la virtud
se acerca quando se aparta,

que quien sabe dar de ojos,
çerca está de dar la cara,
ésta dará con la mano 35
hasta el fin de la jornada.

Tiene el dar correspondencia
con el reçibir tan rara,
que andan juntas las acçiones
como dos buenas hermanas. 40

El refrán lo dize todo
con elegantes palabras:
adonde las dan las toman,
punto en boca regalada.

El dar quiero pues, porque 45
de acción tanta soy la cau[s]a,
que reziuo a todas oras
las obras buenas y malas,

que el dar cozes, dar de palos,
dar al diablo y bofetadas, 50
lo reziuo por favor
aunq[ue] tan caro me salga.

Todos me den, pues reciuo,
y nadie repare en nada
que en esta vida el copete 55
suele haçerse por la barba.

Por professar de buen gusto
nuestra trauesura alaua
el tomar a trochimoche
no peligra en n[uest]ra fama. 60

Quando el dar es grosseria
el tomar no es cossa honrada,
tengan ojos n[uest]ras manos
para ber del dar la trampa.

No porque comprando alguno 65
diese mucho el darse ynfama,
que aquí es dar y tomar prezio,
todo en el festexo es gala. (1 r)

Si con trage de señor
como mercader contrata,.............70
sepa que ha de estar sujeto
a pérdidas y ganançias.

Las causas ni los efectos
no conoçen la ignorançia,
pienssa como quien no saue 75
q[ue] en quanto piensa se engaña

que en este mar de la corte
campean unas y otras campan,
no es venal toda hermosura
ni toda se va por guapas 80

Ninguna, por no zejar,
tomará media avellana,
y podrá tomar el mundo
que se ajusta en una palma.

De esta forma me den todos,.........85
q[ue] me preçio de muy llana,
q[ue], si zesan los tropiezos,
ninguna debe ser braua.

9 y ss. juego de palabras relacionado con el alto concepto de dar («entregar»). El Diccionario de Autoridades diferencia entre dar y darse, p. 8 (vol. II, Madrid, Gredos, 1963).

15 y ss. Dar tomado como sacrificar. Ibidem.

21 «Dar el pie, y tomarse la mano. Phrase proverbial,
que reprehende al inferior, que por havérsele permitido alguna llaneza, toma osadía para executar otras de mayor conseqüencia» ( Diccionario de Autoridades)».

25 Dar papilla «engañar a alguno con falsa apariencia» (Diccionario de Autoridades). Vid. también J. E. Gíllet, HA, XXVI, 1958, p. 274. «Dar papitas a uno es engañarle y tratarle como a un niño; también se dize dar papilla» (S. de Cobarruvias, Tesoro de la Lengua Castellana o Española, Madrid, Turner, 1977, p. 852.)

33 Dar de ojos «Phrase que significa tropezar en algún inconveniente o precipicio, al tiempo que se ponían con ansia los medios para conseguir algún fin.» (Diccionario de Autoridades.)

43 Para este refrán vid. J. G. Campos y A. Barella, Diccionario de refranes, Madrid, RAE, Anejo XXX, 1975, p. 158.

46 En el ms. se lee caua, errata obvia que nos obliga a restituir la s.

49 Dar coz ((Mataphoricamente se dice para explicar que uno, siendo bueno, degenera en malas costumbres, como que este vuelve atrás del camino que llevaba: y más comúnmente se usa para dar a entender el que es desagradecido y traidor». Dar del pan, y del palo: «Phrase con que se explica el acierto en los que gobiernan, mezclando la suavidad con que sustentan a los súbditos y el rigor con que se zelan las faltas.» (Diccionario de Autoridades.)

55-56 copete: «En los cavallos es el mechón de clin que les cae sobre la frente de entre las orejas; diminutivo de copo. (...) Para significar el trabajo en un negocio y la dificultad dél, solemos dezir: Antes que salga con su intento, le sudará el copete. (...) A la ocasión pintavan calva, excepto un copete que le caya sobre la frente, dando a entender que quando se nos ofrece delante, la devemos asir dél, porque si se passa no ay de que travaria. (...) El cabello que las damas traen levantado sobre la frente llamamos copete. (...) Por nuestros pecados oy usan los hombres copete... » (Cobarruvias, pp. 354-5.)

59 trochemoche: «Este término se usa para reñir a uno, quando sin orden y sin concierto dize o haze alguna cosa desbaratada; y está tomada la metáfora del que yendo a cortar leña al monte, no atendiendo a las leyes de la corta, desmocha las encinas sin dexar guía y pendón, y lo demás que se manda, y aun no contento con esto corta la encina por el pie, que aquello llama tronchar, id est tronchar, y el mochar, desmochar, de donde vino el modo de hablar a trochemoche.» (Cobarruvias.) Similar referencia en Diccionario de Autoridades.

61-62 y 67 Vid. Campos y Barella, p. 158: "El dar va con el tomar" (Criticón, III, 206). Asimismo en p. 420: "Quien toma, dar debe" (BAmor, 173).

75 "Pensar no es saber, i más en tienpo de bendimias" (G, Correas, Vocabulario de refranes y frases proverbiales, 1627, Lyon, Institut d'Etudes Ibériques et Iberoaméricaines de l'Université de Bordeaux, 1967). Vid. también F. Espinosa, Refranero (1527-1547), Madrid, RAE, Anejo XVIII, 1968 (Ed. E. S. O'Kane), p. 186.

ROMANCE

Romançe a las damas de la Corte

Las damas en esta Corte
tienen toda su hermosura
en poder de Solimán
q[ue] las acredita turcas.

Martiriçado le muestran 5
a todos por su disculpa,
yo lo tengo por disfraz
y asi no tienen ninguna.

Beuan las yeguas los ayres,
andaluças sin coyunda, 10
que en tener hilos del biento
toda su gloria se funda.

Todo mançebo se guarde,
todo galán de éstas huyga,
que sus engaños publican 15
por las calles dos mill mudas.

El imán atrahe a quantos
diuidido el sol columbran
enemigo de la fee
q[ue] viue de lo que hurta. 20

Que esto pase en esta tierra,
que esto en el mundo se sufra,
que falte el remedio al mal
y el castigo a tanta culpa;

que se niegue la justiçia, 25
que se pierda la cordura,
q[ue] maten a letra vista
y el más valiente se aturda.

Los cristales y la nieue
de zelebrada blancura 30
entre los montes y zerros
están q[ue] nadie los busca.

Los armiños ya volaron,
que toda mano caduca
es ministra de este lustre 35
que nos hechiza y deslumbra

____________
3-4 Se trata del equívoco ya usado por Lope en La Dorotea: «¿Qué veneno tomaré para matarme? ¿Qué veneno será más breue? Solimán es de esclavos»; también lo leemos en El cordobés valeroso: «Las damas andar también... / xaluegándose las caras / con el senior de Turquía» (Vid. la ed. de E. S. Morby de La Dorotea, Valencia, Castalia, 1958, pp. 96 y 389). Vid. también C. Fernández Gómez, Vocabulario completo de Lope de Vega, Madrid, RAE, 1971, 3 vols. El sentido es evidente, solimán es un cosmético.

17 y ss. Según Cobarruvias, los turcos eran «gente baxa y de malas costumbres que vivían de robar y maltratar a los demás».

27 a letra vista: «es dar luego el dinero sin ninguna tradança» (Cobarruvias). «Además del sentido recto que explica el modo de librar los comerciantes sin plazo; translaticiamente vale puntual o inmediatamente».

33 y ss. armiños y ministra están por su uso próximos al estilo gongorino.


ROMANCE a

N[uest]ra S[eño]ra del Val de Alcalá en su fiesta

Venid pastores de Henares
a ver que en vuestra riuera
el campo sale de gala
que está de ponpa la selua.

Todo rissa en sus matizes 5
de varias flores y yeruas,
todo lo frondoso graue
las berdes copas ostenta;

que la zagala del zielo
solo a n[uest]ro vien atenta 10
escondida o fugitiua
al pueblo se manifiesta. (1 v).

Arbol dichoso q[ue] fuiste
trono de diuina prenda;
eres mayor del q[ue] finge 15
el q[ue] más trauiesso sueñas

La que en ti descansa sola
el çielo todo trasiega,
porque todos la enamoran
si en tres vno la festexa. 20

Vn brazo y vna mano sobra
a quien lo ynfinito çerca;
pues q[ue] tiene tanta mano
q[ue] toda graçia dispenssa.

Manuel, el zagal valiente, 25
q[ue] vn fiero dragón sujeta,
va por fuerza de vn cabello
hecho cordero tras ella.

El sol con más resplandores,
con mayor luz las estrellas, 30
ayrossamente se rinden
a la tierra q[ue] respetan.

Vayan pastores al çielo,
al valle zagales vengan,
porque del zielo y del valle 35
es la señora que encuentran.

Nunca podrán atreuerse
a buestro rebaño fieras,
porque con sola su planta
rompe al dragón la caueza. 40

Más honrras dan a la patria
v[uest]ras hidalgas finezas,
que quantas vecas y mantos
desvanezen las escuelas.

Prosigan pues con aliento 45
el zelebrar tanta fiesta
q[ue] el hijo por los devotos
de su madre se desvela.


Romance a vn tuerto


Fabio no te desconsueles
de que el hado por enfermo,
eclipsando de las dos
vna luz te dexe tuerto;

porque, si bien lo reparas, 5
este mal padeze el zielo,
q[ue] sólo vn sol nos alumbra,
ojo del orbe perfecto;

que la luz que manifiesta 10
de noche en tanto reflexo
menor luminan la luna
es prestada y no concierto;

prestada sirue mexor
para tirar con azierto 15
quando se ynsidia seguro
al bruto alaue del riesgo.

No pareze que fue viçio
y reforma en n[uest]ro cuerpo,
verse en medio de la frente 20
del çiclope vn ojo puesto.

Hazer fue vna prespectiua
muy galante a lo moderno
que ajustase en la nariz
y en la boca el paralelo; 25

que los demás parezian
señalados por traviesos
a rayos con vna cruz
de fauor y de despecho.

Los brutos, q[ue] tienen puntas 30
a pares, están contentos,
q[ue] es galán el vnicornio
con vna de más prouecho.

Vnos son principio y fin
de tal manera dispuestos 35
q[ue] perfiçionan el ser
mejor q[ue] dos mill suzessos. (2 r.)

Rige toda nuestra vida
del corazón el gouierno,
el biuir vien lo dispone 40
solo del hombre el zelebro.

Vno el Mundo, el Purgatorio,
vna la Gloria, el Infierno,
porque en lo vnico se zifra
del mal y del bien el zentro. 45

El aue que naçe y muere
para marauilla en fuego,
en cuna, en pira de aromas,
tiene el aplausso del pueblo.

Quanto el çielo y quanto el orbe, 50
por eminente y selecto,
estima, ostenta y venera,
quiere de lo solo el prezio.

Blassona pues, no te ynquietes,
de vn achaque, que es remedo 55
de toda la perfección
de los zielos y del suelo.

____________
11 luminar: verbo culto que se utiliza referido al sol y la luna.

40 zelebro: es un habitual cambio de líquidas.


ROMANZE


Soy vn seruidor cartujo
y criado capuchino
q[ue] toda mi vida gasto
en retirados cariños.

Hazienda de labrador 5
pareze con poco auisso
hauerse puesto en el campo
redondo como vn obillo.

No es bouo nuestro Luis
si os pareze desperdiçio 10
q[ue] término por redondo
tiene mucho de ynfinito.

Abreuiado caue más
q[ue] voló el aue esparçido,
que es follaje toda pompa 15
que engaña a los motolitos.

No por estar muy despierto
se açiertan todos los tiros,
que asegura la esperiençia
más aziertos en vn dormido. 20

El carniçero desuella,
que es el pellejo su esquilmo,
cubriendo con el vanquete
de su codiçia el abismo.

Mas el pastor, q[ue] conserua 25
del dueño todo el aprisco,
coje de la lana el fruto
que quiere el ganado viuo.

Mill parauienes os doy
y me los doy a mí mismo, 30
porque la gloria del dueño
es del sierbo benefizio.

La ymbidia os pierda de vista
goçando la plaça vn siglo.
porue se preçie el Dorado 35
ser al v[uest]ro parezido.

Los asientos castellanos
son por su fee los más fixos,
que en abuelos de leales
mal se muestra el nieto fino 40

El caudal en estas manos
necesita de registro.
q[ue] se yrá de vnas a otras
a Portugal como vn tinzo.

A pie quedó el thesorero, 45
tenga el dinero con grillos.
q[ue] serán los libram[en]tos
en él siempre executiuos.

El seguro de las rentas
en juros corre peligro, 50
que están zerca de cobrarse
en votos por mil caminos.

¿Quién os pide, mentecato,
políticos aforismos? (2 v)
El vachiller del Amor 55
con dos dedos de Atreuido.

Vaya todo de alegría
y mueran (sic), pues me he perdido,
todo viejo de contento
como de rissa los niños. 60

____________
9 y ss. Este romance tiene como centro de su sátira a D. Luis de Haro, sucesor de su tío, el Conde-Duque de Olivares, en el cargo de valido real. Compartió Haro su cargo de consejero con la famosa Sor María de Agreda, siempre cercana a Felipe IV. Las sátiras, como en el caso de su tío, se cebaron en él, en particular a causa del su fracaso en los Pirineos y Portugal; buen ejemplo de lo que decimos se puede comprobar en T. Egido; Sátiras políticas de la España Moderna, Madrid, Alianza, 1973 (especialmente, pp. 177-9). Más datos sobre el personaje en F. Tomás y Valiente, Los validos en la monarquía española del siglo XVII, Madrid, Siglo XXI, 1982.

16 motolitos: “Fácil de ser engañado ú vencido, por ser poco avisado, o falto de experiencia y manejo en lo que se trata”. (Diccionario de Autoridades.)

58 mueran es un anacoluto, dado que el sujeto es singular.


Romance a vna viuda q[ue] entraua en nuebo matrimonio contristosa


Dízenme que estáis llorossa
en bez de librar al gusto
sus gajes y que se admira
de pensar el Dios Vertumno.

Nada tiene de divino 5
y no preside al discurso
pues se le esconde la caussa
q[ue] puede sauer vn zurdo.

Paga al estado q[ue] deja
en perlas rico tributo, 10
q[ue] se despide cortés
por vn viuo difunto.

El passar sin sentimiento
de vna viudez a vn coturno
es despego de lo humano 15
y tiene mucho de bruto.

Si acasso los perezosos
passos del viexo caduco
no lo causan, porq[ue] el tiempo
reparte en tantos minutos 20

que os pareze que le siruen
de muletas al astuto,
por encubrir que por viejo
está de plumas desnudo.

Sois las damas tan extrañas 25
que por atinar trassudo
y que digáis la verdad
por no cansarme os conjuro;

porque de vuestros intentos
no es posible hallar el rumbo. 30
q[ue] es tan grande vuestro mapa
q[ue] no caue en todo el mundo.

Si por amante, por fina,
por entendida, discurro,
en lo sublime me pierdo 35
y en lo tierno me consumo.

En fin, creo que queréis
q[ue] os estudie el más agudo
el sentir y q[ue] se quede
el murmurador confusso, 40

sin reparar que galán
y amante un nouio, no es justo
q[ue] en recompensa de agrados
halle el amor tan çeñudo;

que a las cariçias convida 45
Amor al mismo Saturno,
y despide el himeneo
sacrosanto a todo susto.

Le engendra qualquier melindre,
y el átomo de vn disgusto 50
le da el ser que no le quitan
las aguas del mar profundo.

Castellano desenfado
es del cassarse vn triunfo
porq[ue] ha de ser en el juego 55
del hombre todo robusto.

Venga pues la risa a chorros,
esté siempre el gusto en punto,
q[ue] de vuestros ojos son
de Amor niños los Mercurios. (3 r.) 60

____________
4 Vertumno: divinidad que presidfa los cambios de estación.

En respuesta al nouio q[ue] estimó por finezas los desprecios

Con las plumas del amor
que se bolaua, creí
y me muestra d[on] Fran[cís]co
quán bien se puede escriuir.

Por trauíeso ymaginaua 5
q[ue] sauía sólo herir
y conozco q[ue] si niño
es agudo en el arguir.

En las fuentes de Helicona
que beuiese no entendí, 10
ni que parto de Minerua
fuese pude presumir;

pero ya q[ue] en el Parnasso
con las nueue fue a biuir
en lugar de Febo puede 15
entre todas presídir.

De él a la diestra, sin duda,
sacó pluma con ardid
quien tan tierno q[uie]n tan docto
descubre estado feliz. 20

Está mi musa corrida
y no sabe si rubi
saca al rostro o como a todas
se le llena de carmin

Haze de silençio voto 25
y de nunca discurrir,
q[ue] enmudeze y se embelessa
con estilo tan sutil;

que es muy çierto la tentó
algún espíritu vil 30
a matar con su rabel
para morir de clarín.

Es tan grande el desaliento
q[ue] perdió la o un suspir
al dezir q[ue] estaua en él 35
el alma para salir.

Sólo pide la lizençia
por dos coplas al partir,
q[ue] se condena a cartuja
allá en el mundo en el fin. 40

Es la gloría del vençido
imposible resistir,
q[ue] si apadrina Gabriela
es quien vençe vn serafín.

Nunca llegue a vuestra cassa 45
del Amor el frenesí
q[ue] los zelos son realze
del Cupido valadí,

y tengáis la suzesión
del vuestro de mill en mill, 50
y q[ue] tema la Fortuna
con vosotros el reñir.

39 cartuxo: «el religioso de la cartuxa. Y por semejanza el hombre quieto, silencioso y retirado, que trata poco con las gentes». (Diccionario de Autoridades.)

(1) Vid. R. de la Fuente Ballesteros y C. Hernández González, «Una versión anónima del Faetón», Revista de Folklore, 80, 1987.

(2) Antes Papeles curiosos, leg. 19. El número de documento es 16. Ya se comentó el origen de Crespí de Valdaura en el artículo anteriormente citado.

(3) Vid. T. Egido, Sátiras Políticas de la España Moderna, Madrid, Alianza, 1973.

(4) Vid. M. Chevalier, Tipos cómicos y folklore, Madrid, Ed.-6, 1982; IDEM, Folklore y literatura: el cuento oral en el Siglo de Oro, Barcelona, Crítica, 1978; A.C. Soons, Haz y envés del cuento risible en el Siglo de Oro, Londres, Tamesis Books, 1976; J. DIAZ y M. Chevalier, Cuentos castellanos de traducción oral, Valladolid, Ambito, 1983.