Si desea contactar con la Revista de Foklore puede hacerlo desde la sección de contacto de la Fundación Joaquín Díaz >

Búsqueda por: autor, título, año o número de revista *
* Es válido cualquier término del nombre/apellido del autor, del título del artículo y del número de revista o año.

Editorial

DIAZ GONZALEZ, Joaquín

Publicado en el año 1990 en la Revista de Folklore número 113.

Esta visualización es solo del texto del artículo.
Puede descargarse el artículo completo en formato PDF desde la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes.

Revista de Folklore número 113 en formato PDF >

Los últimos números de la revista están disponibles en el servidor de la Fundación Joaquín Díaz >


Las narraciones míticas ayudan a entender el pensamiento de los pueblos desde sus orígenes y, con bastante frecuencia, su evolución histórica. Los relatos de animales, en concreto, se forman y crean en un estadio del razonamiento en el que resulta totalmente creible que el espíritu del hombre pueda morar en el cuerpo de otros seres vivos; así, no sólo se dota a los animales de voz y capacidad de raciocinio, sino que, a veces, se les convierte en protagonistas de hechos cuya moral encierra un fondo de ejemplaridad para los propios humanos o refleja inequívocamente sus virtudes y defectos. Uno de los animales que más aparecen en los cuentos tradicionales es el zorro: su astucia, su prudencia, su timidez, son características que acercan su comportamiento al de algunos individuos del género humano; el raposo engaña y es engañado, tiene hambre, trabaja poco, corretea por aquí y por allá en busca de presas y se relaciona con otros animales de cuyo trato surgen la aventura y la correspondiente moraleja. Aseguran incluso algunos pastores que el día de San Juan emite un canto mágico... No se puede dar de lado una expresión tradicional por el hecho de que se haya debilitado su uso: muy poca gente utiliza a diario las bibliotecas y sin embargo nadie pondría en entredicho su necesidad o su importancia para llegar al conocimiento cabal de las cosas. Los relatos tradicionales, y sobre todo aquellos en que los animales toman nuestro lugar, vienen a ser como esos libros maravillosos cuya lectura y contenido se transforman por arte de encantamiento según los ojos que los contemplen. La palabra mágica es «imaginación».