Si desea contactar con la Revista de Foklore puede hacerlo desde la sección de contacto de la Fundación Joaquín Díaz >

Búsqueda por: autor, título, año o número de revista *
* Es válido cualquier término del nombre/apellido del autor, del título del artículo y del número de revista o año.

Editorial

DIAZ GONZALEZ, Joaquín

Publicado en el año 1988 en la Revista de Folklore número 95.

Esta visualización es solo del texto del artículo.
Puede descargarse el artículo completo en formato PDF desde la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes.

Revista de Folklore número 95 en formato PDF >

Los últimos números de la revista están disponibles en el servidor de la Fundación Joaquín Díaz >


Pueden contarse por millares los ejemplos de refranes que se refieren a la meteorología o al clima; los más de entre ellos auguran un cambio o una situación determinada basándose en signos concretos que preceden al hecho («cielo empedrado, suelo mojado», por ejemplo), Pues bien, estos aforismos, que durante siglos sirvieron a los labradores o a los marinos para prevenir desagradables sorpresas; que llegaron a tener la categoría de axiomas, incorporándose a libros científicos o seudocientíficos, son puestos en cuestión hoy día al haber perdido una de sus características más importantes: la veracidad.

En efecto, tales proverbios tenían su base en una observación minuciosa de la Naturaleza (sol, luna, estrellas, meteoros -nubes, niebla, lluvia, etc,-) y en su verificación reiterada, La experiencia demostraba que -salvo excepciones que confirmaban la regla- año tras año venía a suceder lo mismo con rigurosa puntualidad.

Los cambios climáticos de nuestro planeta, producidos por las múltiples y gratuitas agresiones del ser humano hacia el medio en el que vive, están trastocando de tal forma las condiciones atmosféricas que desautorizan, cada vez con más frecuencia, no sólo a estos dichos venerables y antañones, sino -lo que es más sorprendente- a los meteorólogos modernos con sus sofisticados aparatos de previsión.