Si desea contactar con la Revista de Foklore puede hacerlo desde la sección de contacto de la Fundación Joaquín Díaz >

Búsqueda por: autor, título, año o número de revista *
* Es válido cualquier término del nombre/apellido del autor, del título del artículo y del número de revista o año.

Editorial

DIAZ GONZALEZ, Joaquín

Publicado en el año 1981 en la Revista de Folklore número 12.

Esta visualización es solo del texto del artículo.
Puede descargarse el artículo completo en formato PDF desde la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes.

Revista de Folklore número 12 en formato PDF >

Los últimos números de la revista están disponibles en el servidor de la Fundación Joaquín Díaz >


Se han cumplido, en este año que acaba, cuatro efemérides importantes que no debemos pasar por alto: El ciento veinticinco aniversario del nacimiento de Marcelino Menéndez y Pelayo, a cuya erudita pluma debemos estudios profundos y esclarecedores sobre los romances españoles en su "Antología de Poetas líricos Castellanos". El centenario de la publicación por Antonio Machado y Alvarez, verdadero "padre" del Folklore español, de su obra "Colección de Cantes flamencos". El centenario de la muerte de José María de Iparraguirre , bardo vasco creador de un tipo de canto popular que atravesó las barreras del tiempo para hacerse tradicional. Y finalmente, el centenario de la muerte de Marcial del Adalid, músico romántico coruñés que incorporó a su producción con notable acierto temas del folklore gallego.

Cuatro destacadas personalidades que, aun desarrollando su actividad en diferentes planos, supieron descubrir en la tradición valores intrínsecos con los que enriquecer su obra. Por último, y a título de simple recordatorio, mencionaremos que el pasado año se cumplió el veinticinco aniversario de la muerte, en un Hospital de la Beneficencia de Inglaterra, de uno de los más importantes folkloristas españoles: Eduardo Martínez Torner, quien además de soportar la terrible carga del exilio interno, el aislamiento, el desamparo de todos los investigadores, debió cumplir un penoso exilio externo al acabar la guerra civil, que terminaría con su entusiasmo y su salud. Las obras teóricas, artículos y conferencias realizados por él, sirven y servirán de eficacísima ayuda a quienes se quieran dedicar seriamente al estudio del folklore español.