Si desea contactar con la Revista de Foklore puede hacerlo desde la sección de contacto de la Fundación Joaquín Díaz >

Búsqueda por: autor, título, año o número de revista *
* Es válido cualquier término del nombre/apellido del autor, del título del artículo y del número de revista o año.

CUENTOS FOLKLÓRICOS RECOGIDOS EN LOS MUNICIPIOS DE LAS TORRES DE COTILLAS Y MURCIA (2)

HERNANDEZ FERNANDEZ, Ángel

Publicado en el año 2005 en la Revista de Folklore número 298.

Esta visualización es solo del texto del artículo.
Puede descargarse el artículo completo en formato PDF desde la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes.

Revista de Folklore número 298 en formato PDF >

Los últimos números de la revista están disponibles en el servidor de la Fundación Joaquín Díaz >


< < < Viene de la primera parte



24. LA COMUNIÓN DEL GITANO

Esto eran dos gitanos que estaban en la puerta de la iglesia. Y le dice uno al otro:

– Oye, vamos, que el cura está repartiendo.

Y se va. Y claro, llega a tomar la comunión y, ¿por qué no?, al cura le dio gana cagar. Y se fue tan deprisa a limpiarse el culo que se dejó una miajica en el dedo. Y claro, llega, le da la comunión; y le dice al compañero:

– Oye, eso de la comunión, ¿qué es? Y dice:

– Pues eso es el cuerpo de Cristo.

– Pues a mí se ve que me ha tocao la parte del culo, ¡porque echa un gusto a mierda! (24).

[Recogido el 7-1-99 a Francisca Almela Bermúdez (Las Torres de Cotillas)].

25. LA CABRA MONTÉS

Una señora tenía tres hijas y mandó una a por una lechuga a la huerta, y allí había una cabrica.

Y dice la hija:

– Vezte de mi huerto, que voy a coger una lechuguica pa hacer de almorzar.

Y dice la cabrica:

– Yo soy una cabra montés, que de una topazo mato a tres y de una corná a cien.

La muchacha se fue llorando a su casa y cuando llega le dice la hermana:

– ¿Qué te ha pasao?

Y dice la otra:

– Que una cabra no me deja coger la lechuga.

Y dice la hermana:

– Verás cómo voy yo y verás cómo sí la echo.

Y llega la hermana y dice:

– Cabrica montés, vezte de mi huerto que voy a coger una lechuguica pa hacer de almorzar.

Y dice la cabrica:

– Yo soy una cabra montés, que de una topazo mato a tres y de una corná a cien.

Claro, la muchacha se fue llorando a su casa.

Y le dice la otra hermana:

– Pues verás cómo yo voy y sí cojo la lechuguica.

Al ir se encontró una hormiga. Y le dice:

– ¿Adónde vas, muchacha?

Y dice:

– A coger una lechuguica pa hacer de almorzar.

Pero hay una cabra montés y seguramente no me va a dejar cogerla, porque a mis otras hermanas no les ha dejado y puede que a mí tampoco.

Y dice la hormiga:

– ¿Qué me das si la echo yo?

Y dice la muchacha:

– Una fanega de trigo.

Y dice la hormiga:

– Eso no coge en mi costalico ni lo muele mi molinico.

– Pues entonces te doy cinco granos.

Y dice:

– Eso tampoco coge en mi costalico ni lo muele mi molinico.

La hermana dice:

– Pues te doy un grano.

Y dice:

– Eso sí coge en mi costalico y lo muele mi molinico.

Y entonces dicen:

– Venga, vamos.

Y cuando llegan al huerto le dice la hormiga a la cabra:

– Vezte del huertecico que voy a coger una lechuguica pa hacer de almorzar.

Y dice la cabra:

– Yo soy una cabra montés, que de una topazo mato a tres y de una corná a cien.

Y dice la hormiga:

– Y yo soy una hormiga del hormigal, que me subo a la pata arriba, a la pata arriba, y te doy un picotazo en el culo y te hago saltar.

Y eso hizo. De pronto, la cabra venga dar grazníos y grazníos y grazníos, que no podía estar allí, y tuvo que saltar. Y entonces la muchacha cogió su lechuguica y se fue a su casa cantando y riendo (25).

[Recogido el 7-1-99 a Antonia M.ª López García, natural de La Solana (Almería)].

26. EL GARBANZO PERDIDO

Un pajarito fue a un garbanzal, cogió un garbancico y subió a un peral. Se comió la mitad, la otra mitad se le cayó, y se bajó. Buscar, buscar y no la encontró. Y fue:

– Amo del peral, arranque usted su peral para yo mi medio garbancico hallar.

Dice:

– Yo no arranco mi peral.

– Justicia, aprehende al hombre, para que el hombre arranque su peral para yo mi medio garbancico hallar.

– Yo no aprehendo al hombre.

– Rey, aprehende a la justicia, para que la justicia aprehenda al hombre, para que el hombre arranque su peral, para yo mi medio garbancico hallar.

– Yo no aprehendo a la justicia.

– Reina, aprehende a tu rey, para que tu rey aprenda a la justicia, para que la justicia aprenda al hombre, para que el hombre arranque su peral, para yo mi medio garbancico hallar.

– Yo no aprendo al rey.

– Rata, róele a la reina el manto, para que la reina aprehenda al rey, para que el rey aprehenda a la justicia, para que la justicia aprehenda al hombre, para que el hombre arranque su peral, para yo mi medio garbancico hallar.

– Yo, no.

– Gato, mata a la rata, para que la rata le roa a la reina el manto, para que la reina aprehenda al rey, para que el rey aprehenda a la justicia, para que la justicia aprehenda al hombre, para que el hombre arranque su peral, para yo mi medio garbancico hallar.

– Yo no mato a la rata.

– Perro, mata al gato, para que el gato mate a la rata, para que la rata le roa a la reina el manto, para que la reina aprehenda al rey, para que el rey aprehenda a la justicia, para que la justicia aprehenda al hombre, para que el hombre arranque su peral, para yo mi medio garbancico hallar.

– Yo no mato al gato.

– Lobo, mata al perro, para que el perro mate al gato, para que el gato mate a la rata, para que la rata le roa a la reina el manto, para que la reina aprehenda al rey, para que el rey aprehenda a la justicia, para que la justicia aprehenda al hombre, para que el hombre arranque su peral, para yo mi medio garbancico hallar.

– Yo, no.

– Leño, mata al lobo, para que el lobo mate al perro, para que el perro mate al gato, para que el gato mate a la rata, para que la rata le roa a la reina el manto, para que la reina aprehenda al rey, para que el rey aprehenda a la justicia, para que la justicia aprehenda al hombre, para que el hombre arranque su peral, para yo mi medio garbancico hallar.

– Yo, no.

– Agua, apaga el leño, para que el leño mate al lobo, para que el lobo mate al perro, para que el perro mate al gato, para que el gato mate a la rata, para que la rata le roa a la reina el manto, para que la reina aprehenda al rey, para que el rey aprehenda a la justicia, para que la justicia aprehenda al hombre, para que el hombre arranque su peral, para yo mi medio garbancico hallar.

– Yo no hago eso.

– Vaca, bébete el agua, para que el agua apague el leño, para que el leño mate al lobo, para que el lobo mate al perro, para que el perro mate al gato, para que el gato mate a la rata, para que la rata le roa a la reina el manto, para que la reina aprehenda al rey, para que el rey aprehenda a la justicia, para que la justicia aprehenda al hombre, para que el hombre arranque su peral, para yo mi medio garbancico hallar.

– Pues yo me beberé el agua. Dice el agua: – Pues yo apagaré la lumbre. Dice la lumbre:

– Pues yo encenderé el leño. Dice el leño: – Pues yo mataré al lobo. Dice el lobo:

– Pues yo mataré al perro. Dice el perro: – Pues yo mataré al gato. Dice el gato:

– Pues yo mataré al ratón. Dice el ratón: – Pues yo roeré a la reina el manto. Dice la reina: – Pues yo aprehenderé al rey. Dice el rey: – Pues yo aprehenderé a la justicia. Dice la justicia: – Pues yo aprehendo al hombre.

Dice el hombre:

– Pues yo arranco mi peral para tu medio garbancico hallar (26).

[Recogido el 20-1-99 a Adoración Cano Ginés, natural de Serón (Almería)].



DATOS ACERCA DE LOS NARRADORES

Almela Bermúdez, Francisca: Nació el 26-5-34. Reside en Las Torres de Cotillas y ha vivido también en San Pedro (Albacete). No tiene estudios.

Cano Ginés, Adoración: Nació el 2-4-25 en Serón (Almería), donde sigue viviendo. No tiene estudios. De profesión, S. L.

Carrasco Sarabia, José: Nació el 21-1-49 en Alhama de Murcia. Ha vivido también en Barcelona y actualmente reside en Las Torres de Cotillas. Tiene estudios de Formación Profesional y su oficio es el de planchista industrial.

Fernández González, M.a Nieves: Nació en Murcia, en 1965. Profesión: S. L. Oyó el cuento a su padre.

González Pérez, Josefa: Nació, en 1930, en Murcia. Profesión: S. L.

Hernández Navajas, Andrés: Nació el 5-3-24 en Condado de Castilnovo (Segovia) y vivió su infancia y juventud en pueblos de la provincia de Badajoz y Córdoba. Es maestro jubilado. En la actualidad reside en Murcia.

López García, Antonia M.a: Nació el 3-5-27 en La Solana (Almería) y reside en Vélez Blanco (Almería). Está jubilada y no tiene estudios.

Martínez Lisón, Carmen: Nació el 31-8-46 en Alcantarilla y reside en Las Torres de Cotillas. No tiene estudios. Profesión: S. L. Afirma que el cuento se lo contó su padre en la cocina de su casa. Su título es “El campusino”.

Mateos Rubio, Josefa: Nació el 25-10-34 en Los Pulpites, pedanía de Las Torres de Cotillas, donde ha vivido siempre. No tiene estudios. Profesión: S. L.

Romero Martínez, Antonia: Nació el 20-1-30 en Las Torres de Cotillas, donde reside en la actualidad. Profesión: S. L. Escuchó el cuento a su familia. Según la narradora, “la moraleja del cuento es que hay que compartir todo y no ser avaricioso y despreciar a la gente”.

Ruiz Torres, Encarna: Nació en 1929 en Barqueros (Murcia). Vive en Javalí Nuevo (pedanía de Murcia). Profesión: S. L. Villalobos Núñez, Carmen: Nació el 16-6-54 en Talavera La Real (Badajoz). Ha vivido también en Barcelona y actualmente reside en Las Torres de Cotillas. Tiene estudios primarios. Profesión: S. L. Afirma que el relato se lo contó su padre cuando era niña y que los hechos que narra son reales.

-.-

NOTAS

(1) Tipo 4: “Llevando al embustero que se finge enfermo”, seguido del 30: “El zorro engaña al lobo y cae al foso”, Aarne (1995).

(2) Tipo 123: “El lobo y los cabritillos”, Aarne (1995).

(3) Tipo 211: “Los dos asnos”, Aarne (1995).

(4) Tipo 311B*: “La bolsa cantante”, Aarne (1995).

(5]) Tipo 313C: “La muchacha de ayudante en la huida del héroe” (con el episodio de La novia olvidada), Aarne (1995).

(6) Tipo [480A]: [Las dos hermanastras], Camarena (1995-2003). (7) Tipo 751A: “La campesina es transformada en pájaro”,

Aarne (1995). Se trata de un cuento inédito en España.

(8) Tipo 756E*: “La caridad recompensada”, Aarne (1995).

(9) Tipo [760E]: “Ánima en pena hasta la restitución de lo robado (o cumplimiento de lo encargado)”, Camarena (1995-2003).

(10) Tipo *831B: Boggs (1930).

(11) Este relato es, en realidad, una leyenda.

(12) Cf. tipo [900D]: “El pícaro chasquea a la burlona del balcón”, Camarena (1995-2003).

(13) Tipo 1000: “El trato de no enojarse”, Aarne (1995). (14) Tipo 1215: “El molinero, su hijo y el asno”, Aarne (1995).

(15) Sin referencias bibliográficas.

(16) Tipo 1376C*: “Los nombres combinados”, Aarne (1995).

(17) Tipo *1424: Boggs (1930).

(18) Tipo [1503A]: “Escaleras arriba, escaleras abajo”, González Sanz (1996).

(19) Cf. tipo 1526A: “La cena ganada por un truco: otra persona debe pagar”, Aarne (1995).

(20) Cf. tipo 1575*: “El pastor listo”, Aarne (1995). (21) Tipo 1009: “La vigilancia de la puerta”, seguido de 1653:

“Los ladrones debajo del árbol”, Aarne (1995).

(22) Tipo 1687: “La palabra olvidada”, Aarne (1995).

(23) Sin referencias bibliográficas.

(24) Tipo *1690: Boggs (1930).

(25) Tipo 2015: “La cabra que no quiso ir a casa”, Aarne (1995).

(26) Tipo 2030A: “La hormiga siembra garbanzos”, Aarne (1995).



BIBLIOGRAFÍA CITADA

AARNE, Antti y THOMPSON, Stith (1995): “Los tipos del cuento. Una clasificación”, Traducción de F. Peñalosa, FF Communications, 258, Helsinki: Academia Scientiarum Fennica.

BOGGS, Ralph S. (1930): “Index of Spanish Folktales”, FF Communications, 90, Helsinki: Academia Scientiarum Fennica.

CAMARENA, Julio y CHEVALIER, Maxime (1995-2003): Catálogo tipológico del cuento folklórico español (4 vols.), Madrid y Alcalá de Henares, Gredos y Centro de Estudios Cervantinos.

GONZÁLEZ SANZ, Carlos. (1996): Catálogo tipológico de cuentos folklóricos aragoneses, Zaragoza, Instituto Aragonés de Antropología.