Si desea contactar con la Revista de Foklore puede hacerlo desde la sección de contacto de la Fundación Joaquín Díaz >

Búsqueda por: autor, título, año o número de revista *
* Es válido cualquier término del nombre/apellido del autor, del título del artículo y del número de revista o año.

Editorial

DIAZ GONZALEZ, Joaquín

Publicado en el año 1981 en la Revista de Folklore número 7.

Esta visualización es solo del texto del artículo.
Puede descargarse el artículo completo en formato PDF desde la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes.

Revista de Folklore número 7 en formato PDF >

Los últimos números de la revista están disponibles en el servidor de la Fundación Joaquín Díaz >


Si el ambiente rural es tan beneficioso para la poesía y la música, ¿por qué actualmente se cantan tan pocas canciones folklóricas en los pueblos? La explicación es sencilla: Porque la ciudad influye más poderosamente en el campo que el campo en la ciudad, y el campesino, haciendo uso de una de las facultades humanas más poderosas, imita. Sí; imita modas, costumbres, gestos, canciones, y todo lo que en la ciudad se lleve. Afortunadamente, este solapado avergonzarse de la propia cultura, de la cultura rural, no es general, y hay personas a las que no sonroja poner de
manifiesto su origen. Prefieren la tradición al adelanto.

Mas para aquellos que eligen el camino de la ciudad, sobreviene el problema de la adaptación casi nunca superado. Esta limitación, que a veces se extiende a dos o tres generaciones, proviene del hecho que obliga al hombre a prescindir de su base cultural, espiritual y material, para pintarse con la nueva que se le ofrece, en el menor tiempo posible. Y de este modo, forzado a despojarse de la cultura rústica, y obligado a aprehender la urbana, acaba por carecer de ambas.