Si desea contactar con la Revista de Foklore puede hacerlo desde la sección de contacto de la Fundación Joaquín Díaz >

Búsqueda por: autor, título, año o número de revista *
* Es válido cualquier término del nombre/apellido del autor, del título del artículo y del número de revista o año.

CANCIONES Y CUENTOS

DIAZ GONZALEZ, Joaquín

Publicado en el año 1981 en la Revista de Folklore número 9.

Esta visualización es solo del texto del artículo.
Puede descargarse el artículo completo en formato PDF desde la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes.

Revista de Folklore número 9 en formato PDF >

Los últimos números de la revista están disponibles en el servidor de la Fundación Joaquín Díaz >


EL CURA Y EL ALCALDE

En un pueblo por ahí, cerca de Alar, dicen que el alcalde, y el secretario y el cura, como son los que no trabajan, siempre andaban juntos, y el alcalde era tan curioso que le dice al cura:

-Digo que...usted sabrá todos los líos de las mujeres, y eso, y se lo confesarán.
Dice:
-Pues sí, sí.
-Dígamelo usted.
-Huy, no, no.
-Bueno, pues nada más nos ponemos en la puerta el domingo y según vayan pasando, si es que sí, me dice, "Indica".
Así que según pasaban, el cura decía "Indica", o "No indica".
Conque ya, llega la mujer del alcalde y dice:
-Indica.
Y dice el alcalde,:
-¡Señor cura, que es mi Anica!
Y dice el cura:
-Pues Indica, Indica e Indica.

Recogido por Joaquín Díaz, de Amalia Gómez.


ROMANCE DEL CONDE OLINOS

Conde Olinos por amores
fue niño y pasó la mar.

Madrugaba el Conde Olinos,
mañanita de San Juan,
a dar agua a su caballo
por las orillas del mar.

Mientras el caballo bebe
él canta dulce cantar,
todas las aves del cielo
se paraban a escuchar:
"Bebe mi caballo, bebe,
Dios te me libre de mal
de los vientos de la tierra
y de las furias del mar".

De altas torres de Palacio,
la Reina le oyó cantar:
"Oyes hija, cómo canta
la sirena de la mar".

"No es la sirenita, madre,
que esa tiene otro cantar,
es la voz del Conde Olinos
que por mis amores va".

"Si por tus amores pena,
yo le mandaré matar".

"Si lo manda matar, madre,
juntos nos han de enterrar".

El murió a la media noche
y ella a los gallos cantar.

A ella como hija de Reyes
la entierran en el altar,
y a él como hijo de Condes
unos pasos más atrás.

De ella nace un rosal blanco
de él nació un espino albar,
crece el uno, crece el otro
los dos se van a juntar,
las ramitas que se alcanzan
fuertes abrazos se dan
y las que no se alcanzaban
no dejan de suspirar.

La reina llena de envidia
ambos los mandó cortar.

De ella naciera una garza,
de él un fuerte gavilán
juntos vuelan por el cielo,
juntos vuelan par a par.

Cantó: Valentín del Valle, 61 años, natural de Valdemanco (Madrid). Recogió: J. M. Fraile. Mayo,1981.